“No quie­ro que a mi hi­jo le di­gan que no es ni ni­ño ni ni­ña”

La Tercera - - Temas De Hoy - D. Agua­yo crowd­fun­ding.

La di­rec­to­ra del Ob­ser­va­to­rio Le­gis­la­ti­vo Cris­tiano y vo­ce­ra del au­to­de­no­mi­na­do “Bus de la Li­ber­tad”, Mar­ce­la Aran­da, afir­mó re­pre­sen­tar a un gru­po de pa­dres que se nie­gan a las po­lí­ti­cas de in­clu­sión se­xual es­co­lar que plan­tea el go­bierno.

Aran­da acu­só que la pre­sun­ta “ideo­lo­gía de gé­ne­ro” del Eje­cu­ti­vo aten­ta con­tra el derecho pre­fe­ren­te de los pa­dres de edu­car a sus hi­jos. Pe­se a lo con­fron­ta­cio­nal de su pos­tu­ra, un nú­me­ro im­por­tan­te de adep­tos res­pal­dó sus di­chos. In­clu­so, en la úl­ti­ma en­cues­ta de later­ce­ra.com, el 50% dijo apo­yar el men­sa­je del bus que re­co­rrió San­tia­go.

¿Cuál es el ob­je­ti­vo del trán­si­to de es­te vehícu­lo?

Cuan­do ha­bla­mos del derecho pre­fe­ren­te de los pa­dres, no es so­lo de­ci­dir el co­le­gio de los ni­ños, sino la edu­ca­ción fí­si­ca, psi­co­ló­gi­ca, es­pi­ri­tual, so­cial de nues­tros hi­jos, don­de el rol del Es­ta­do es sub­si­dia­rio, es de­cir, tie­ne que ga­ran­ti­zar es­te derecho. Pe­ro aho­ra, ¿el Es­ta­do se ha­rá car­go de mis hi­jos? ¿No ha si­do ca­paz de cui­dar a los ni­ños del Se­na­me y quie­re to­mar a nues­tros hi­jos? Por ley, no se nos pue­de im­po­ner una ideo­lo­gía.

¿En qué con­sis­te la ideo­lo­gía de gé­ne­ro que acu­sa?

El pro­yec­to de Iden­ti­dad de Gé­ne­ro di­ce que una per­so­na tie­ne una iden­ti­dad res­pec­to de có­mo se sien­te, y que no tie­ne que coin­ci­dir con el se­xo asig­na­do al na­cer. Lo que ha­ce es de­cons­truir la bio­lo­gía. Di­ce que un ni­ño na­ce neu­tro, por­que el se­xo es su­pues­ta­men­te un cons­truc­to so­cial, por lo que de­be es­co­ger si quie­re ser ni­ño o ni­ña. En­ton­ces, pa­ra no­so­tros es­tá in­va­dien­do el ám­bi­to del derecho pre­fe­ren­te, por­que los ma­nua­les de edu­ca­ción se­xual que se im­par­ten pa­ra ge­ne­rar am­bien­tes es­co­la­res más in­clu­si­vos no ha­blan de la tran­se­xua­li­dad, sino que de la ideo­lo­gía de gé­ne­ro, que no tie­ne ba­ses cien­tí­fi­cas. No quie­ro que a mi hi­jo le di­gan que no es ni ni­ño ni ni­ña.

¿Có­mo se fi­nan­ció la lle­ga­da del bus?

Es un crowd­fun­ding. To­das las per­so­nas que apo­yan es­ta ini­cia­ti­va ha­cen do­na­cio­nes di­rec­tas. No hay nin­gu­na or­ga­ni­za­ción en es­pe­cial, nin­gún par­ti­do ni ten­den­cia es­pe­cí­fi­ca, sino la de aque­llos que ads­cri­ben con es­ta vi­sión.

¿Cuál es su ba­lan­ce de la ma­ni­fes­ta­ción?

El bus vi­si­bi­li­zó una reali­dad que no se co­no­cía. (El go­bierno) nos ti­ró to­da la ca­ba­lle­ría en­ci­ma y nos pu­so el pie en­ci­ma. Pa­sa­mos al fren­te de La Mo­ne­da des­pués de que lo hi­cie­ron los otros. Tam­bién que­da­mos pa­ra­dos un buen ra­to en la es­ta­ción Sal­va­dor y pu­si­mos en ries­go nues­tra in­te­gri­dad fí­si­ca. Pa­sa­mos por en­tre­me­dio de un gru­po de la di­ver­si­dad se­xual que nos ti­ró pie­dras y es­cu­pos. Lle­ga­mos a la Pla­za de la Cons­ti­tu­ción por una ca­lle la­te­ral, pa­ra apo­yar a la gen­te, que al­gu­nos que lle­ga­ron de Pun­ta Are­nas. Es­ta es una ac­ción pú­bli­ca que es aplau­di­ble.b

FI­NAN­CIA­MIEN­TO

“Es un

To­dos los que apo­yan es­ta ini­cia­ti­va ha­cen do­na­cio­nes di­rec­tas”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.