Bus de la Li­ber­tad

La Tercera - - Correo -

Se­ñor di­rec­tor:

Po­lé­mi­co ha si­do el lla­ma­do Bus de la Li­ber­tad. La ini­cia­ti­va ori­gi­na­da en Es­pa­ña bus­ca reivin­di­car el derecho de los pa­dres a edu­car a sus hi­jos, fren­te al avan­ce de la ideo­lo­gía de gé­ne­ro. Aun­que el tono a mu­chos no les gus­te, no es lo esen­cial de la dis­cu­sión.

El Mo­vilh y la Fun­da­ción Igua­les lla­ma­ron a las au­to­ri­da­des a im­pe­dir la cir­cu­la­ción del bus. Lla­ma la aten­ción que bus­ca­ran aten­tar con­tra la li­ber­tad de ex­pre­sión de es­te gru­po, en cir­cuns­tan­cias que ha­ce una se­ma­na fue la Mar­cha por el Or­gu­llo Gay y na­die dijo na­da por­que es­tán en su derecho de ha­cer­la.

Un se­gun­do ele­men­to en jue­go es el res­pe­to por las fa­mi­lias que no tie­nen hi­jos den­tro de la co­mu­ni­dad LGTB, y que son la gran ma­yo­ría. Mu­chos pa­dres en­fren­tan con an­gus­tia te­ner que edu­car a sus hi­jos en un am­bien­te don­de la naturaleza hu­ma­na se ve per­ma­nen­te­men­te cues­tio­na­da por la ideo­lo­gía. La di­fe­ren­cia y com­ple­men­ta­rie­dad na­tu­ral en­tre hom­bre y mu­jer se ve su­plan­ta­da por la idea de una sociedad sin iden­ti­dad se­xual da­da, sino cons­trui­da por el pro­pio su­je­to y sus cir­cuns­tan­cias.

Los ni­ños son los sin voz; su há­bi­tat es la fa­mi­lia y sus pa­dres su prin­ci­pal re­fe­ren­te. Quié­nes te­ne­mos el pri­vi­le­gio de te­ner hi­jos, sa­be­mos que par­te del des­tino de la hu­ma­ni­dad es­tá en nues­tras ma­nos. Por lo mis­mo, aun­que no se pue­de co­rrer el ries­go de ofen­der a na­die, los pa­dres tie­nen el derecho de edu­car y cui­dar a sus hi­jos fren­te a lo que con­si­de­ran una ame­na­za. el po­der.

Más allá que en es­ta ma­te­ria el an­te­rior go­bierno se cen­tró en des­tra­bar la bu­ro­cra­cia y el ac­tual es­ca­sa­men­te se ufa­na de la mo­di­fi­ca­ción al DL 211 -y en lo de­más con­fía des­de le­jos en la crea­ti­vi­dad de los pri­va­dos-, se­ría con­ve­nien­te que, tan­to los can­di­da­tos que se han con­cen­tra­do en co­sas más importantes, co­mo pe­rio­dis­tas afa­na­dos en hur­gar en el pa­sa­do y erro­res de los an­te­rio­res, y tan­tos dies­tros eco­no­mis­tas y abo­ga­dos abo­ca­dos a re­sol­ver co­yun­tu­ras, des­ti­nen tiem­po a la cons­truc­ción de es­truc­tu­ras pro­gra­má­ti­cas só­li­das pa­ra un desa­rro­llo de mer­ca­dos, con las ar­mas que me­jor apli­can a nues­tra reali­dad.

Gas­tón Man­si­lla C.

Pro­fe­sor de Derecho Uni­ver­si­dad Adol­fo Ibá­ñez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.