Los con­flic­tos que tie­nen a Guede pen­san­do en el adiós

► El téc­ni­co, cu­ya re­nun­cia no fue acep­ta­da por Aní­bal Mo­sa, eva­lua­rá su per­ma­nen­cia. ► El com­pro­mi­so del plan­tel y la mala re­la­ción con Os­car Me­ne­ses lo tie­nen ago­ta­do.

La Tercera - - Deportes - Cristian Ba­rre­ra M.

Jo­sé Luis Sie­rra re­nun­ció a la ban­ca de Colo Colo en ju­lio del 2016. Un año des­pués, la his­to­ria es­tá a pun­to de re­pe­tir­se en el Mo­nu­men­tal. La con­ti­nui­dad de Pa­blo Guede co­mo téc­ni­co al­bo pen­de de un hi­lo. Y no por­que en Blan­co y Ne­gro ha­yan per­di­do la fe en su pro­yec­to y quie­ran des­pe­dir­lo, sino por­que el pro­pio en­tre­na­dor es el que ha pen­sa­do en re­nun­ciar a su car­go, de­bi­do a una se­rie de si­tua­cio­nes

Hque lo tie­ne can­sa­do.

Ac­ti­tud del plan­tel

La go­ta que re­bal­só el va­so fue la es­tre­pi­to­sa go­lea­da que el Ca­ci­que su­frió el do­min­go an­te La Se­re­na, en el due­lo de ida de la primera fa­se de la Co­pa Chi­le. Los al­bos ca­ye­ron 4-1 y el DT se fue muy mo­les­to y de­cep­cio­na­do con el ac­cio­nar de sus ju­ga­do­res. Tan­to así, que por primera vez cri­ti­có di­rec­ta­men­te al equi­po.

“La ver­dad es que fue una ver­güen­za. No es­pe­ra­ba un re­sul­ta­do así y me­nos un jue­go ay un co­lum­nis­ta muy res­pe­ta­do y en pro­nun­cia­do as­cen­so que fun­cio­na co­mo gran ga­ti­lla­dor de los te­mas con­tin­gen­tes. Des­de el pe­rro Cho­li­to a los ni­ños del Se­na­me, ahí es­tá pa­ra re­co­ger el guan­te de los ti­tu­la­res fres­cos y ma­cha­car las cons­cien­cias con su in­dig­na­da y fi­lo­sa plu­ma. Es­ta­ba pen­san­do, de pu­ro có­mo­do, uti­li­zar el mis­mo mé­to­do pa­ra es­tas co­lum­nas. Ver qué te­ma aca­pa­ró más ti­tu­la­res en las pá­gi­nas de­por­ti­vas y des­de ahí ar­mar un tin­gla­do. Cuál era la pau­ta de las re­des so­cia­les que en­cen­día los de­ba­tes y ti­rar­le pe­tró­leo a la ho­gue­ra.

Por des­car­te ten­dría que ser el ma­ma­rra­cho de Colo Colo el do- co­mo el que tu­vi­mos des­pués de vein­te días de ha­ber­lo en­tre­na­do. Te­ne­mos un par­ti­do el sá­ba­do y tra­ta­re­mos de dar vuel­ta la lla­ve pa­ra po­der pa­sar, pe­ro con lo de hoy hay que re­fle­xio­nar un mon­tón de co­sas (...) La reali­dad es que fui­mos un desas­tre”, dis­pa­ró.

En la an­te­sa­la a esa con­fe­ren­cia, a la que se de­mo­ró 40 mi­nu­tos en asis­tir des­de el pi­ta­zo fi­nal, se reunió en el ca­ma­rín con Aní­bal Mo­sa, pre­si­den­te de ByN. Allí, le pre­sen­tó la re­nun­cia, tal co­mo in­for­mó en su edi­ción de ayer

Des­pués de va­rios mi­nu­tos, el ti­mo­nel lo­gró re­ver­tir la de­ci­sión del adies­tra­dor, el que, de to­das for­mas, eva­lua­rá su per­ma­nen­cia día a día.

Es que la de­rro­ta an­te los pa­pa­ye­ros de­jó muy to­ca­do a Guede, quien no que­dó pa­ra na­da con­for­me con la ac­ti­tud de al­gu­nos miem­bros del equi­po, se­gún re­ve­lan en el club. “En la can­cha vio al­go ne­ga­ti­vo que va más allá de un sim­ple ba­jo ren­di­mien­to. Sin­tió fal­ta de com­pro­mi­so y

El De­por­ti­vo.

eso le do­lió. Pue­de que sea una idea su­ya so­la­men­te, pe­ro el te­ma le que­dó dan­do vuel­tas. Te­me que ya no le crean”, afir­man en Pedreros.

Las de­cla­ra­cio­nes que dio el do­min­go, don­de ca­li­fi­có lo rea­li­za­do por sus pu­pi­los co­mo una “ver­güen­za” y un “desas­tre”, ha­cen pre­ver días con­vul­sio­na­dos en la in­ter­na del elen­co blan­co.

Quie­bre con Me­ne­ses

La pre­tem­po­ra­da en La Se­re­na no hi­zo más que des­truir de­fi­ni­ti­va­men­te lo po­co de re­la­ción que que­da­ba en­tre Guede y Os­car Me­ne­ses, di­rec­tor de­por­ti­vo de ByN.

El téc­ni­co se que­jó du­ran­te su es­ta­día en la Cuar­ta Re­gión del mal es­ta­do de las can­chas de en­tre­na­mien­to. Lo peor es que no te­nía a quién re­cla­mar­le, pues Mo­sa es­ta­ba en San­tia­go y el ex téc­ni­co se en­con­tra­ba de va­ca­cio­nes en Puer­to Va­llar­ta. Es­ta si­tua­ción le mo­les­tó mu­chí­si­mo, aña­den des­de la con­ce­sio­na­ria.

“En­tre los dos ya es­tá to­do tri­za­do. No hay vuel­ta atrás. No po­día en­ten­der que un di­rec­tor de­por­ti­vo es­tu­vie­se de va­ca­cio­nes en plena pre­tem­po­ra­da del equi­po y cuan­do hay ju­ga­do­res que aún no de­fi­nen su fu­tu­ro. Pa­ra col­mo, se en­te­ró de que Me­ne­ses se ad­ju­di­ca­ba los fi­cha­jes de Ni­co­lás Ma­tu­ra­na y Jor­ge Val­di­via, lo que tam­po­co le gus­tó”, con­fi­den­cian en su staff.

En el di­rec­to­rio es­tán con­cien­tes de la nu­la re­la­ción que exis­te en­tre am­bos, pe­ro ad­vier­ten que des­pe­dir al eje­cu­ti­vo es im­pro­ba­ble, de­bi­do al cos­to eco­nó­mi­co que sig­ni­fi­ca, pues gana $ 12 mi­llo­nes al mes, tie­ne con­tra­to a pla­zo fi­jo y to­da­vía le que­da un año de víncu­lo.

La hin­cha­da y las crí­ti­cas

El do­min­go, una vez más, el DT se fue pi­fia­do e in­sul­ta­do por lo hin­chas, que no le per­do­nan ha­ber­le “re­ga­la­do” el Clau­su­ra a la U. “Ha­ber per­di­do el tí­tu­lo lo tie­ne tre­men­da­men­te pre­sio­na­do y sien­te que los crí­ti­cos son des­pia­da­dos con él”, agre­gan en el Mo­nu­men­tal. Ne­ce­si­ta ga­nar es­te tor­neo con ur­gen­cia y si ve que el equi­po si­gue sin res­pon­der­le, ni Mo­sa lo­gra­rá re­te­ner­lo. “Siem­pre ha di­cho que si no le va bien, se irá so­lo”, ad­vier­ten en la con­ce­sio­na­ria, don­de no ten­drían co­mo pa­gar­le el año de con­tra­to que le que­da si qui­sie­ran des­pe­dir­lo. Guede gana anual­men­te cer­ca de US$ 900 mil.

Por aho­ra, el téc­ni­co tie­ne el apo­yo del blo­que de Mo­sa y la Cor­po­ra­ción, que con cin­co vo­tos son ma­yo­ría en el di­rec­to­rio del Ca­ci­que.b

FO­TO. PHOTOSPORT

►► El téc­ni­co de Colo Colo, Pa­blo Guede, ob­ser­va un ba­lón en el es­ta­dio La Por­ta­da, de La Se­re­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.