Hong Sang-Soo, el ci­neas­ta de los amo­res ro­tos lle­ga a Val­di­via

► El fes­ti­val es­tre­na en oc­tu­bre tres fil­mes que el co­reano hi­zo es­te año. ► Ro­mán­ti­co y co­ti­diano al mis­mo tiem­po, Hong fue pre­mia­do en Berlín 2017.

La Tercera - - Sociedad Cultura - Ro­dri­go González M.

Los hom­bres llo­ran po­co en las pe­lí­cu­las de amor. Las le­yes con­sue­tu­di­na­rias del ci­ne di­cen que las lá­gri­mas co­rren me­jor por las me­ji­llas fe­me­ni­nas y só­lo un ro­mán­ti­co in­cu­ra­ble po­dría ar­gu­men­tar lo con­tra­rio. En Co­rea del Sur, aquel ejem­plar ra­ro es el ci­neas­ta Hong Sang-Soo, un au­tor al que no le im­por­ta que sus pro­ta­go­nis­tas pa­rez­can ni­ños des­orien­ta­dos y al que tam­po­co le qui­ta el sueño que su úl­ti­ma cin­ta trans­cu­rra en­tre un bar y una ofi­ci­na don­de un editor ca­sa­do llo­ri­quea to­dos los días un ro­man­ce frus­tra­do con su se­cre­ta­ria.

El pro­pio Hong (1960) fue no­ti­cia de la pren­sa ro­sa sur­co­rea­na en mar­zo pa­sa­do cuan­do anun­ció, en la con­fe­ren­cia de pren­sa de la pe­lí­cu­la On the beach at night alo­ne, que ha­bía ter­mi­na­do con su es­po­sa y que la pro­ta­go­nis­ta de la cin­ta, la jo­ven Kim Min-Hee, era su nue­va pa­re­ja. En ri­gor, el ro­man­ce ha­bía em­pe­za­do en 2015, cuan­do Hong Sang-Soo la re­clu­tó pa­ra su ce­le­bra­da Right now, wrong then (2015), pe­lí­cu­la que gano ese año el Fes­ti­val de Lo­carno.

Aquel lar­go­me­tra­je, pa­ra mu­chos su me­jor pe­lí­cu­la, se mos­tró en el Fes­ti­val de Val­di­via ape­nas dos me­ses des­pués de su estreno en Lo­carno, y aho­ra lle­ga el turno pa­ra una nue­va do­sis de amor co­ti­diano en el es­ti­lo de Hong: el en­cuen­tro aus­tral, que va del 9 al 15 de oc­tu­bre, traerá sus tres úl­ti­mas pro­pues­tas. Se trata de una tría­da de tra­ba­jos es­tre­na­dos con po­cos me­ses de di­fe­ren­cia en los fes­ti­va­les de Berlín y Can­nes 2017, una prue­ba de que el co­reano es un fa­vo­ri­to de los en­cuen­tros fíl­mi­cos y, so­bre to­do, de que es un au­tor pro­lí­fi­co co­mo po­cos.

Los fil­mes son On the beach at night alo­ne, por el que Kim Min-Hee se lle­vó el Oso de Pla­ta a Me­jor ac­triz en Berlín; La ca­mé­ra de Clai­re, don­de por se­gun­da vez di­ri­ge a la fran­ce­sa Isa­be­lle Hup­pert tras In anot­her country (2012), y The day af­ter, una me­lan­có­li­ca vi­ñe­ta en blan­co y ne­gro con aquel editor li­te­ra­rio que ape­nas pue­de li­diar con los con­flic­tos de la ines­ta­bi­li­dad amo­ro­sa.

His­to­rias mí­ni­mas

“En sus úl­ti­mas cua­tro pe­lí­cu­las hay más dra­ma que an­tes, pe­ro el ci­ne de Hong Sang-Soo nun­ca ha per­di­do la fres­cu­ra, la li­ge­re­za y el ca­ri­ño de siem­pre ha­cia sus per­so­na­jes”, afir­ma Raúl Ca­mar­go, di­rec­tor del Fes­ti­val de Val­di­via. “Creo que es un ci­ne a de­fen­der y va­lo­rar, so­bre to­do en el contexto de un pa­no­ra­ma mundial, so­bre to­do ava­la­do por el Fes­ti­val de Can­nes, don­de se pri­vi­le­gian pe­lí­cu­las que se li­gan a la ‘por­no­mi­se­ria’, las ba­je­zas hu­ma­nas y un go­ce por ob­ser­var la de­ca­den­cia hu­ma­na. Así son las úl­ti­mas pe­lí­cu­las de Mi­chael Ha­ne­ke o de Ru­ben Östtlund, que ga­nó Can­nes, con The squa­re”, ar­gu­men­ta Ca­mar­go.

“Por el con­tra­rio, Hong Sang-Soo no eva­de los pro­ble­mas que to­dos te­ne­mos, pe­ro siem­pre se abre a mos­trar tan­to las tor­pe­zas co­mo las pe­que­ñas gran­de­zas de los per­so­na­jes”, agre­ga el di­rec­tor del Fes­ti­val de Val­di­via, que es­pe­ci­fi­ca que las tres cin­tas del rea­li­za­dor se da­rán en la sec­ción Ga­la. “Hay un cuar­te­to de gran­des ci­neas­tas con­tem­po­rá­ne­ros co­rea­nos que son Park Chan-Wook (Ol­do­boy), Kim Ki-Duk (Pri­ma­ve­ra, ve­rano, oto­ño...), Bong Joon-Ho (Ok­ja) y Hong San­gSoo. Pro­ba­ble­men­te Hong es el más mar­gi­nal de los cua­tro y no ha­ce pe­lí­cu­las de al­ta ta­qui­lla, pe­ro es tan uni­ver­sal que in­clu­so Isa­be­lle Hup­pert le ha pe­di­do tra­ba­jar con él”, afir­ma Ca­mar­go.

Pro­cli­ve a con­tar his­to­rias mí­ni­mas en su na­rra­ti­va y aus­te­ras en su pues­ta en es­ce­na, Hong Sang-Soo co­men­zó re­la­ti­va­men­te tar­de en el ci­ne: a los 36 años di­ri­gió su pri­mer lar­go­me­tra­je, pe­ro des­de en­ton­ces no ha pa­ra­do, con 21 pe­lí­cu­las a la fe­cha. Las re­la­cio­nes afec­ti­vas y la in­ca­pa­ci­dad de sus pro­ta­go­nis­tas pa­ra li­diar con ellas acos­tum­bran a mo­ver sus his­to­rias, mien­tras que el al­cohol, las pla­yas va­cías y los ci­neas­tas pue­blan su pai­sa­je fí­si­co y hu­mano.

Só­lo bas­ta re­cor­dar de qué tra­tan sus úl­ti­mas pe­lí­cu­las pa­ra com­pro­bar que el mun­do in­te­rior del co­reano es in­fa­li­ble. En On the beach a the night alo­ne, una ac­triz deam­bu­la en un pueblo cos­te­ro y pon­de­ra las con­se­cuen­cias de amar a un hom­bre ca­sa­do; en La ca­mé­ra de Clai­re, se cru­zan las his­to­rias de una fo­tó­gra­fa (Isa­be­lle Hup­pert) y un ci­neas­ta bo­rra­cho en Can­nes, y en la men­cio­na­da The day af­ter, un editor li­te­ra­rio que ter­mi­nó la re­la­ción ex­tra­ma­ri­tal con su se­cre­ta­ria cae otra vez en el mis­mo ca­lle­jón sin sa­li­da.b

FO­TO: AR­CHI­VO.

►► Kim Meen-Hee pro­ta­go­ni­za On the beach at night alo­ne, pe­lí­cu­la de Hong Sang-Soo que es­te año ga­nó el Oso de Pla­ta a Me­jor ac­triz en el Fes­ti­val de Berlín.

FO­TO: IMDB

►► Hong Sang-Soo, Isa­be­lle Hup­pert y Yoo Joo-Sang en el Fes­ti­val de Can­nes 2012.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.