“Es fe­mi­ci­dio frus­tra­do aquí y en la que­bra­da del ají”

La Tercera - - Temas De Hoy -

¿Qué le pa­re­ce que la Cor­te Su­pre­ma ha­ya aco­gi­do par­cial­men­te el re­cur­so de nu­li­dad?

Es un re­sul­ta­do pro­ce­sal que na­tu­ral­men­te la­men­ta­mos, que aun­que se tra­du­ce en cár­cel efec­ti­va pa­ra Mau­ri­cio Or­te­ga, com­par­ti­mos lo re­suel­to por el Tri­bu­nal de Jui­cio Oral en lo Pe­nal de Coy­hai­que y la di­si­den­cia del fa­llo de mi­no­ría de la Cor­te Su­pre­ma, por­que cree­mos que en es­te ca­so con­cu­rre el de­li­to de fe­mi­ci­dio.

Se des­car­tó el fe­mi­ci­dio frus­tra­do por­que, se­gún la Cor­te, no que­dó acre­di­ta­do que qui­sie­ra ma­tar­la. ¿Cree que el ar­gu­men­to es vá­li­do to­man­do en cuen­ta que el ata­can­te la agre­dió lan­zán­do­le una ro­ca en la ca­be­za y lue­go le arran­có los ojos?

Nos pa­re­ce que de los he­chos acre­di­ta­dos y es­ta­ble­ci­dos en la sen­ten­cia se lo­gró es­ta­ble­cer que Mau­ri­cio Or­te­ga es­pe­ró que los in­vi­ta­dos se fue­ran de su ca­sa, re­co­gió dos tro­zos de ce­men­to de su pa­tio y si­guió a Na­bi­la gol­peán­do­la en reite­ra­das opor­tu­ni­da­des y de for­ma bru­tal en su ca­be­za, oca­sio­nán­do­le múl­ti­ples frac­tu­ras cra­nea­les y man­di­bu­la­res que de no ha­ber me­dia­do in­ter­ven­ción mé­di­ca opor­tu­na le ha­brían pro­vo­ca­do cier­ta­men­te la muer­te.

Pe­ro los miem­bros de la Se­gun­da Sa­la in­sis­tie­ron en que no exis­te “uni­dad de acción” que per­mi­ta ca­li­fi­car la con­duc­ta des­ple­ga­da por Or­te­ga co­mo fe­mi­ci­dio frus­tra­do...

De los he­chos an­te­rior­men­te men­cio­na­dos se pue­de acre­di­tar el do­lo de ma­tar del con­de­na­do, que exi­ge la hi­pó­te­sis del in­ci­so se­gun­do del ar­tícu­lo 390 del Có­di­go Pe­nal.

En­ton­ces, ¿có­mo pue­de en­ten­der­se la di­fe­ren­cia de cri­te­rios en­tre el Tri­bu­nal de Coy­hai­que y la Cor­te Su­pre­ma?

En la exis­ten­cia de un Es­ta­do de­mo­crá­ti­co de de­re­cho que res­pe­ta la ga­ran­tía del de­bi­do pro­ce­so, se con­tem­pla el de­re­cho a re­cu­rrir a las sen­ten­cias ju­di­cia­les, con­for­me a lo es­ta­ble­ci­do en título IV del Li­bro III del Có­di­go Pro­ce­sal Pe­nal.

¿Cree que es­ta de­ci­sión pue­da sen­tar un pre­ce­den­te de ca­ra a otros jui­cios por ca­sos si­mi­la­res?

Es­pe­ra­mos que si una per­so­na gol­pea con una pie­dra a su cón­yu­ge o con­vi­vien­te en la ca­be­za sea con­si­de­ra­do fe­mi­ci­dio.

¿Qué ele­men­tos tie­ne es­te ca­so pa­ra afir­mar que es fe­mi­ci­dio frus­tra­do?

Se en­cuen­tra pro­ba­do el he­cho, el au­tor y el do­lo de ma­tar. Lo reite­ro, es fe­mi­ci­dio frus­tra­do aquí y en la que­bra­da del ají.

¿Le pa­re­cen jus­ti­fi­ca­das las pro­tes­tas de las mu­je­res afue­ra de la cor­te tras co­no­cer el fa­llo?

Co­mo go­bierno siem­pre he­mos plan­tea­do que to­das las per­so­nas tie­nen el le­gí­ti­mo de­re­cho de manifestarse pa­ra plan­tear sus pun­tos de vis­ta y que se ha­ga de ma­ne­ra pa­cí­fi­ca. El go­bierno ha tra­ba­ja­do de ma­ne­ra in­can­sa­ble por el res­pe­to, la dig­ni­dad y la pro­tec­ción de los de­re­chos de las mu­je­res.b

GO­BIERNO RE­SIG­NA­DO “Es un re­sul­ta­do pro­ce­sal que na­tu­ral­men­te la­men­ta­mos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.