Ex­pro­pia­cio­nes pa­ra co­rre­do­res via­les

La Tercera - - Correo -

Se­ñor di­rec­tor:

Res­pec­to a la no­ta ti­tu­la­da “Pa­go por ex­pro­pia­cio­nes pa­ra co­rre­do­res via­les su­pera en cier­tos tra­mos el cos­to de las obras”, con­si­de­ro ne­ce­sa­rio ha­cer al­gu­nas pre­ci­sio­nes.

La ma­yor o me­nor in­ci­den­cia de las ex­pro­pia­cio­nes en los cos­tos to­ta­les de un pro­yec­to no es ne­ce­sa­ria­men­te ne­ga­ti­vo, lo im­por­tan­te es el ba­lan­ce en­tre los cos­tos y be­ne­fi­cios que en­tre­ga és­te. Es de­cir, uno po­dría te­ner un pro­yec­to con cos­to de ex­pro­pia­cio­nes ce­ro y be­ne­fi­cios ba­jos, y por tan­to, ren­ta­bi­li­dad ba­ja y en el otro ex­tre­mo un pro­yec­to con un al­to cos­to en ex­pro­pia­cio­nes y be­ne­fi­cios al­tos lo que sig­ni­fi­ca una al­ta ren­ta­bi­li­dad.

Los pro­yec­tos que ci­ta la no­ta -co­rre­do­res esen­cial­men­te- pre­sen­tan al­tas ren­ta­bi­li­da­des, por lo tan­to se jus­ti­fi­ca ple­na­men­te pagar el va­lor co­mer­cial del sue­lo so­bre el que se em­pla­zan es­tos co­rre­do­res.

Es­tos be­ne­fi­cios di­rec­tos se re­fie­ren a una dis­mi­nu­ción en los tiem­pos de via­jes, a la dis­mi­nu­ción de la con­ges­tión, me­no­res ín­di­ces de con­ta­mi­na­ción, me­nor des­gas­te de vehicu­los, en­tre otros, be­ne­fi­cian­do a mi­les de per­so­nas que cir­cu­lan por la ciu­dad.

Asi­mis­mo tam­bién son be­ne­fi­cios di­rec­tos pa­ra la co­mu­ni­dad la re­no­va­ción de in­fra­es­truc­tu­ra co­mo ve­re­das, pai­sa­jis­mo, ci­clo­vías, ilu­mi­na­ción led y la cons­truc­ción de nue­vas áreas ver­des.

En Chi­le la in­ver­sión pú­bli­ca se re­gu­la a tra­vés del Sis­te­ma Na­cio­nal de In­ver­sio­nes, en­ti­dad en­car­ga­da de ve­lar por­que los pro­yec­tos fi­nan­cia­dos con re­cur­sos de to­dos, ge­ne­ren más be­ne­fi­cios que cos­tos, re­qui­si­to con el que cum­plen los pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ra se­ña­la­dos. NNA trans y a sus fa­mi­lias. No­so­tros ce­le­bra­mos el de­re­cho pre­fe­ren­te de los pa­dres y ma­dres a la edu­ca­ción de sus hi­jos. Abo­ga­mos por li­mi­tar al Es­ta­do a la úl­ti­ma ins­tan­cia y en sub­si­dio de los es­fuer­zos de las fa­mi­lias pa­ra ase­gu­rar el bien su­pe­rior de NNA. De he­cho, hoy en Chi­le no exis­te nin­gún pro­yec­to de ley en el Con­gre­so, ni po­lí­ti­cas pú­bli­cas que bus­quen res­trin­gir la po­tes­tad de los pa­dres y ma­dres.

Ase­gu­rar la in­clu­sión ple­na de los ni­ños, ni­ñas y ado­les­cen­tes al sis­te­ma es­co­lar es tan una ame­na­za a la so­cie­dad, co­mo lo fue pa­ra la de­mo­cra­cia la ad­qui­si­ción del de­re­cho a vo­to pa­ra las mu­je­res. No so­mos una ame­na­za, bus­ca­mos dis­mi­nuir el sui­ci­dio ado­les­cen­te y la dis­cri­mi­na­ción a una po­bla­ción his­tó­ri­ca­men­te relegada.

Isa­bel Amor

Di­rec­to­ra de Edu­ca­ción Fun­da­ción Igua­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.