Mé­di­cos ad­vier­ten al­za de cua­dros res­pi­ra­to­rios en ni­ños por ma­la ven­ti­la­ción

► Ex­pli­can que los me­no­res son más vul­ne­ra­bles al ma­te­rial par­ti­cu­la­do fino.

La Tercera - - Nacional - D. Agua­yo

Mar­ce­la Cas­ti­llo (36) lle­gó con su hi­ja de un año y sie­te me­ses al Con­sul­to­rio La Es­tre­lla, de Pu­dahuel. La ni­ña su­fre una en­fer­me­dad res­pi­ra­to­ria cró­ni­ca y en los úl­ti­mos días pre­sen­tó vó­mi­tos y di­fi­cul­tad pa­ra res­pi­rar. “La con­ta­mi­na­ción afec­ta mu­cho a los ni­ños. Mis ve­ci­nos usan le­ña pa­ra co­ci­nar y, aun­que cie­rre to­do, el hu­mo en­tra igual a la ca­sa. Le ha­ce más da­ño”, re­la­ta la ma­dre.

De­bi­do a las ma­las con­di­cio­nes de ven­ti­la­ción re­gis­tra­das en la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na en los úl­ti­mos días, la So­cie­dad Chi­le­na de Pe­dia­tría (So­chi­pe) ad­vir­tió que se agra­va­rán los cua­dros por vi­rus res­pi­ra­to­rios. Se­gún la pre­si­den­ta del Co­mi­té de Salud Am­bien­tal de la So­chi­pe, Lid­ya Te­lle­rías, el ma­te­rial par­ti­cu­la­do fino es “60 ve­ces más pe­que­ño que el diá­me­tro de un ca­be­llo hu­mano”. Agre­gó que los ni­ños que­dan más ex­pues­tos a la con­ta­mi­na­ción: “Son más vul­ne­ra­bles, por­que el pul­món es in­ma­du­ro. Ade­más, el diá­me­tro de su vía aé­rea es mu­cho me­nor que un adul­to”, ex­pli­có Te­lle­rías.

Jor­ge Fa­rías, ki­ne­sió­lo­go del Con­sul­to­rio La Es­tre­lla, agre­gó que “los ni­ños tie­nen los bron­quios más pe­que­ños, así que los olo­res fuer­tes ge­ne­ran in­fla­ma­ción y cua­dros de tos aso­cia­dos a sil­bi­dos de pecho”.

Te­lle­rías se­ña­ló que los me­no­res alér­gi­cos y cró­ni­cos son más sus­cep­ti­bles a com­ple­ji­zar su con­di­ción. Tam­bién se es­pe­ra que se pre­sen­ten más cua­dros agu­dos, co­mo si­nu­si­tis, oti­tis y bron­qui­tis obs­truc­ti­va. “Los ni­ños pue­den desa­rro­llar en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, que se ini­cian en la in­fan­cia y se de­cla­ran cuan­do adul­tos”, apun­tó.

Mar­ce­lo Za­mu­dio, ki­ne­sió­lo­go del Con­sul­to­rio Adal­ber­to Stee­ger, de Ce­rro Na­via, ex­pli­có que “los efec­tos de la preemer­gen­cia se dan en la po­bla­ción tres o cua­tro días des­pués. La­men­ta­ble­men­te, los cri­te­rios pa­ra de­cre­tar­la han si­do de­fi­cien­tes, pe­ro nos ha sal­va­do que los ni­ños es­tén de va­ca­cio­nes de in­vierno”.b

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.