“Oja­lá es­te tor­neo per­mi­ta que mu­chos lle­guen al pro­fe­sio­na­lis­mo”

► Cua­tro his­tó­ri­cos de la se­lec­ción chi­le­na des­ta­can a la Co­pa Enel por el va­lor que re­pre­sen­ta pa­ra los ni­ños. ► El cer­ta­men de baby fút­bol se ha dispu­tado du­ran­te 16 años y hoy en­tre­ga al cam­peón pa­sa­jes pa­ra ju­gar en Ita­lia.

La Tercera - - Deportes - Eduar­do Ortiz

El otrora la­te­ral de Co­lo Co­lo y la Se­lec­ción, Ga­briel Men­do­za, re­cuer­da muy bien las pi­chan­gas que dispu­taba en su Gra­ne­ros na­tal, cuan­do jun­to a sus ami­gos so­ña­ba con lle­gar al pro­fe­sio­na­lis­mo y ju­gar a es­ta­dio lleno.

Re­cuer­dos que pa­re­cie­ron re­fres­car­se el pa­sa­do sá­ba­do 8 ju­lio, cuan­do jun­to a Iván Za­mo­rano y otros ex fut­bo­lis­tas, en­ca­be­zó una in­ter­ven­ción ur­ba­na en el mar­co del lan­za­mien­to de la dé­ci­mo sex­ta ver­sión de la Co­pa Enel.

Y có­mo no, si los ex ju­ga­do­res lle­ga­ron a la Vi­lla Mé­xi­co, ho­gar de Bam Bam en su in­fan­cia, pa­ra en­fren­tar en el pa­vi­men­to del pa­sa­je al re­pre­sen­ta­ti­vo de In­de­pen­den­cia, mo­nar­cas 2016 del cer­ta­men de baby fút­bol más im­por­tan­te del país.

“Es­to era el Mo­nu­men­tal com­pa­ra­do don­de yo em­pe­cé a ju­gar. Las ca­lles don­de ju­ga­ba eran de tie­rra, ima­gí­na­te co­mo em­pe­zó (Mar­ce­lo) Ve­ga en Co­pia­pó”, re­cuer­da Men­do­za.

Y el vo­lan­te con­cuer­da. “En Co­pia­pó ha­bía, y to­da­vía, pu­ras can­chas de tie­rra. Ahí em­pe­za­mos, ju­gar en pas­to era ca­si un sue­ño”, co­men­ta el ex vo­lan­te de Unión Es­pa­ño­la, Co­lo Co­lo y Uni­ver­si­dad de Chi­le.

Es que si bien es­tos ex ju­ga­do­res lo­gra­ron cua­jar una ca­rre­ra exi­to­sa, con pa­sos por el ex­tran­je­ro y la Se­lec­ción, de to­das ma­ne­ras re­co­no­cen que ha­ber te­ni­do un cer­ta­men co­mo la Co­pa Enel en su in­fan­cia po­dría ha­ber mar­ca­do po­si­ti­va­men­te sus ca­rre­ras.

“Es­te ti­po de cam­peo­na­tos en­tre­ga opor­tu­ni­da­des pa­ra los ni­ños, pa­ra el fu­tu­ro de Chi­le. En la Co­pa Enel se dan to­do el ti­po de fa­ci­li­da­des pa­ra que el ni­ño pue­da desa­rro­llar­se co­mo per­so­na, pa­ra que pue­da com­par­tir, pa­ra que se pue­da ex­pre­sar en una can­cha. Hu­bie­se si­do es­pec­ta­cu­lar te­ner un cam­peo­na­to co­mo es­te cuan­do no­so­tros te­nía­mos 12 ó 13 años”, co­men­ta Men­do­za.

En esa lí­nea, el ex la­te­ral de Sao Pau­lo des­ta­ca los be­ne­fi­cios que entregan es­te ti­po de cam­peo­na­to, don­de los más de 100 mil ni­ños y ni­ñas que han da­do vi­da al cer­ta­men en ese tiem­po, han con­ta­do con la in­fra­es­truc­tu­ra ne­ce­sa­ria y una im­ple­men­ta­ción de pri­mer ni­vel a la que po­cas ve­ces pue­den te­ner ac­ce­so.

“Sin du­da es muy re­le­van­te que exis­ta es­te ti­po de tor­neo. Cla­ro que nos ha­bría ayu­da­do cuan­do no­so­tros éra­mos ni­ños. Si bien es cier­to, gra­cias a Dios, tu­vi­mos ca­rre­ras exi­to­sas, lo que más nos de­jó el de­por­te fue­ron va­lo­res amis­tad, que es la ba­se de es­te cam­peo­na­to”, co­men­ta Pa­blo Con­tre­ras.

Ade­más, los ex se­lec­cio­na­dos na­cio­na­les des­ta­can la po­si­bi­li­dad que tie­ne el equi­po cam­peón de via­jar a Ita­lia pa­ra en­fren­tar a la Sub 13 del In­ter de Mi­lán, ya sea por el ro­ce que ad­quie­ren o por la opor­tu­ni­dad que re­pre­sen­ta pa­ra ni­ños que mu­chas ve­ces no han te­ni­do la opor­tu­ni­dad de sa­lir.

“Pa­ra ellos la po­si­bi­li­dad de via­jar es un sue­ño. To­dos los que ju­ga­mos tu­vi­mos esa ilu­sión”, co­men­ta Con­tre­ras.

“To­dos los que par­ti­ci­pan en la Co­pa Enel de­ben so­ñar con via­jar, mu­chas ve­ces hay ni­ños que ni si­quie­ra sa­len de sus co­mu­nas, en­ton­ces te­ner las po­si­bi­li­dad de via­jar a Ita­lia, pa­ra ellos es un sue­ño que pue­den cum­plir”, com­ple­men­ta Men­do­za.

Op­ción de re­cam­bio

Es cier­to que el pos­tu­la­do tan­to de los or­ga­ni­za­do­res de la Co­pa Enel, co­mo de su em­ba­ja­dor Iván Za­mo­rano, no es otro que fo­men­tar la vi­da sa­na, el de­por­te y la en­tre­ga de va­lo­res que sir­van a los par­ti­ci­pan­tes más allá del cam­peo­na­to.

Sin em­bar­go, y a lo lar­go de los 16 años en que se ha dispu­tado es­te cer­ta­men, no son po­cos los ni­ños que han te­ni­do en es­te cam­peo­na­to el tram­po­lín per­fec­to pa­ra lle­gar al pro­fe­sio­na­lis­mo.

Re­na­to Gon­zá­lez, vo­lan­te de San Mar­cos de Ari­ca y ex Uni­ver­si­dad de Chi­le; Jai­me Carreño y Car­los Lobo, en Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca; y Pa­blo Arán­guiz, en Unión Es­pa­ño­la, son par­te de los va­lo­res que pa­sa­ron por la Co­pa Enel en su in­fan­cia y que hoy go­zan de un gran pa­sar en sus clu­bes.

“Hay que en­ten­der que pa­ra con­se­guir lo que uno quie­re se ne­ce­si­ta sa­cri­fi­cio, y per­se­ve­ran­cia. Oja­lá que es­ta co­pa le per­mi­ta a mu­chos ju­ga­do­res lle­gar al pro­fe­sio­na­lis­mo”, co­men­ta Pa­blo Con­tre­ras.

De he­cho, ex za­gue­ro del Mó­na­co asu­me que “si bien no es fá­cil lle­gar al pro­fe­sio­na­lis­mo, en es­te ti­po de cam­peo­na­tos hay mu­chos ta­len­tos, hay ma­te­rial de so­bra pa­ra los equi­pos. Oja­lá que mu­chos de es­tos ju­ga­do­res pue­dan re­pre­sen­tar a Chi­le en el fu­tu­ro.

En esa lí­nea, Men­do­za re­co­no­ce que a la ac­tual ge­ne­ra­ción do­ra­da, la de las dos Co­pa Amé­ri­ca y el se­gun­do lu­gar en Co­pa Con­fe­de­ra­cio­nes, “le queda muy po­co”, por lo que es­pe­ra que oja­lá po­da­mos desa­rro­llar a es­tos nue­vos ju­ga­do­res pa­ra que sean su re­em­pla­zo”.b

FO­TO: ENEL DIS­TRI­BU­CIÓN

►► Ga­briel Men­do­za, Iván Za­mo­rano, Nel­son Ta­pia y Pa­blo Con­tre­ras ro­dean a un ju­ga­dor de In­de­pen­den­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.