In­ves­ti­ga­ción re­ve­la que ha­bi­tan­tes de Is­la de Pas­cua no des­tru­ye­ron su eco­sis­te­ma

► Es­tu­dio con­clu­ye que los ra­pa nui cul­ti­va­ban la tie­rra y sa­bían có­mo me­jo­rar los sue­los po­co fér­ti­les. ► Pe­ro no eran de­pen­dien­tes de la tie­rra y ca­si la mi­tad de sus pro­teí­nas pro­ve­nían del mar.

La Tercera - - So­cie­dad - Fran­cis­co Agui­rre

La his­to­ria más co­no­ci­da di­ce que la pro­pia po­bla­ción ra­pa nui pro­vo­có un desas­te eco­ló­gi­co en la is­la, a tra­vés de la de­fo­res­ta­ción rá­pi­da y la so­bre­ex­plo­ta­ción de los re­cur­sos na­tu­ra­les, que los lle­vó al co­lap­so, sin em­bar­go, un nue­vo es­tu­dio ase­gu­ra que an­tes de la lle­ga­da de los eu­ro­peos a Is­la de Pas­cua, en el si­glo XVIII, los is­le­ños cul­ti­va­ban y pes­ca­ban con más efi­ca­cia de lo que se creía.

Cuan­do los eu­ro­peos arri­ba­ron a Ra­pa Nui en el si­glo XVIII, en­con­tra­ron un pai­sa­je es­té­ril. La his­to­ria di­ce que pa­ra trans­por­tar y ele­var a los moais, los ha­bi­tan­tes de­rri­ba­ron la ma­yo­ría de los ár­bo­les del lu­gar pa­ra usar­los co­mo ro­di­llos y uti­li­za­ron el res­to co­mo com­bus­ti­ble, de­jan­do a las tri­bus en una lu­cha in­ter­na por los po­cos re­cur­sos dis­po­ni­bles.

Así, ade­más de los moais, la Is­la de Pas­cua se hi­zo co­no­ci­da por el mi­to de una ci­vi­li­za­ción ais­la­da que se des­tru­yó a sí mis­ma a tra­vés de la im­pru­den­cia y el mal uso de los re­cur­sos na­tu­ra­les. El nue­vo aná­li­sis ar­queo­ló­gi­co po­dría re­es­cri­bir la his­to­ria.

“Tra­di­cio­nal­men­te se cuen­ta que con el tiem­po, la gen­te de Ra­pa Nui con­su­mió sus re­cur­sos y em­pe­zó a que­dar­se sin co­mi­da”, afir­ma Carl P. Li­po, coau­tor del es­tu­dio y an­tro­pó­lo­go de la U. de Bing­ham­ton, en un co­mu­ni­ca­do.

“Uno de los re­cur­sos que su­pues­ta­men­te uti­li­za­ban eran los ár­bo­les que cre­cían en la Is­la. De és­tos se fa­bri­ca­ban ca­noas, y co­mo re­sul­ta­do de la fal­ta de ca­noas, co­men­zó a su­cum­bir la pes­ca. Por ello em­pe­za­ron a de­pen­der de la tie­rra, y la pro­duc­ti­vi­dad dis­mi­nu­yó por la ero­sión del sue­lo, de­ri­van­do en una ca­tás­tro­fe con las co­se­chas”, ase­gu­ra.

Nue­vos es­tu­dios

Pa­ra ob­te­ner una me­jor com­pren­sión del ali­men­to que con­su­mían los an­ti­guos is­le­ños, el equi­po de in­ves­ti­ga­do­res eu­ro­peos (en el

IN­VES­TI­GA­CIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.