Ca­so Na­bi­la Ri­fo

La Tercera - - Correo -

Se­ñor di­rec­tor:

La so­cie­dad en su to­ta­li­dad fue tes­ti­go del ca­so Na­bi­la Ri­fo, mu­jer bru­tal­men­te agre­di­da por quien fue su pa­re­ja. No pre­ten­de­mos re­la­tar una vez más los he­chos, más sí es nues­tra in­ten­ción ex­pre­sar la de­sigual­dad a la que las mu­je­res so­mos so­me­ti­das en to­do or­den, in­clu­so den­tro de las ins­ti­tu­cio­nes de jus­ti­cia, he­cho ab­so­lu­ta­men­te con­tra­pro­du­cen­te pa­ra el desa­rro­llo cul­tu­ral.

El pa­triar­ca­do no se ex­pre­sa en he­chos ais­la­dos sino que es una cons­tan­te en la que se sos­tie­ne el do­mi­nio y so­me­ti­mien­to de las mu­je­res, en es­ta opor­tu­ni­dad re­fle­ja­do cru­da­men­te en el ca­so Na­bi­la y, de ma­ne­ra más de­lez­na­ble, en las es­pe­cu­la­cio­nes so­bre las re­so­lu­cio­nes de la Cor­te Su­pre­ma que de­ci­dió des­es­ti­mar la pe­na de “fe­mi­ci­dio frus­tra­do” con­tra Or­te­ga. Es­to im­pli­có pa­sar de 26 a so­lo 18 años de pre­si­dio con po­si­bi­li­dad de ac­ce­der a be­ne­fi­cios, por to­dos los ac­tos co­me­ti­dos con­tra Na­bi­la.

Las mu­je­res no po­de­mos sino sen­tir­nos trai­cio­na­das y vio­len­ta­das por la jus­ti­cia, quien nos des­am­pa­ra, des­es­ti­ma y vul­ne­ra. Es­ta­mos can­sa­das de exi­gir los de­re­chos que nos co­rres­pon­den por el sim­ple he­cho de ser se­res hu­ma­nos. Nues­tro lla­ma­do es a to­mar en nues­tras ma­nos es­tos de­re­chos, con fuer­za y re­bel­día. Nues­tra res­pon­sa­bi­li­dad es es­tar en los lu­ga­res que nos nie­gan jus­ti­cia pa­ra cam­biar las co­sas de ma­ne­ra de­fi­ni­ti­va, no es­pe­ra­re­mos más. $168.458 por mu­jer pa­ra el acom­pa­ña­mien­to por cau­sal de vio­la­ción; sin em­bar­go, de acuer­do a una es­ti­ma­ción de la Fun­da­ción Chi­le Uni­do, al Es­ta­do le cos­ta­ría so­lo en es­ta cau­sal e im­ple­men­tan­do el pro­gra­ma que rea­li­zan en la mis­ma fun­da­ción– $1.177.993 por mu­jer (va­lor Fo­na­sa 2016 en mo­da­li­dad de li­bre elec­ción). ¿A qué mu­je­res que re­quie­ren ayu­da de­ja­rá sin acom­pa­ña­mien­to el go­bierno? Es­tá cla­ro que pa­ra to­das no al­can­za.

La de­fi­cien­te pro­pues­ta de acom­pa­ña­mien­to no so­lo de­ja sin ga­ran­tía el de­re­cho a la vi­da del ni­ño, sino que tam­bién po­ne en du­da que su in­ten­ción y fo­co sean el cui­da­do y res­guar­do de los de­re­chos de la mu­jer que, co­mo ha de­mos­tra­do la evi­den­cia (Koch 2014), cuan­do se en­cuen­tra en un en­torno se­gu­ro no tie­ne in­ten­ción de abor­tar.

Mag­da­le­na Ver­ga­ra

Di­rec­to­ra de Es­tu­dios IdeaPaís

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.