Los erro­res que con­de­na­ron a Me­ne­ses

► El ex di­rec­tor de­por­ti­vo de Co­lo Co­lo ter­mi­nó fue­ra del club des­pués de un año en el car­go. ► La ven­ta de Ro­drí­guez a Mé­xi­co lo dis­tan­ció con Gue­de, quien pi­dió re­te­ner al de­lan­te­ro.

La Tercera - - Deportes - J. B. Mar­chant/G. Con­tre­ras Ro­dri­go Gold­berg

No da­ba pa­ra más. La des­ti­tu­ción de Ós­car Me­ne­ses de su car­go co­mo di­rec­tor de­por­ti­vo, anun­cia­da por Blan­co y Ne­gro el vier­nes, era el fi­nal pa­ra una his­to­ria que pe­día a gri­tos una so­lu­ción. Un guión es­cri­to con de­cep­cio­nes, des­en­cuen­tros e in­clu­so men­ti­ras, y que co­men­zó a to­mar for­ma des­de el arri­bo a Ma­cul del ex di­rec­tor téc­ni­co de Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca.

El clí­max lo mar­có el atra­so de la lle­ga­da del Cer­ti­fi­ca­do de Trans­fe­ren­cia In­ter­na­cio­nal (CTI) de Jor­ge Val­di­via al Mo­nu­men­tal, res­pon­sa­bi­li­dad ab­so­lu­ta de Me­ne­ses de­bi­do a su car­go. Un trá­mi­te que se da­ba por he­cho el miér­co­les en la No­che Al­ba, pe­ro que re­sul­tó ser la go­ta que re­bal­sa­ría el va­so en­tre Me­ne­ses, Gue­de y la so­cie­dad anó­ni­ma.

El otro­ra DT de Au­dax Ita­liano se ha­cía el de­sen­ten­di­do an­te las acu­sa­cio­nes, se­ña­lan­do que na­die le ha­bía co­mu­ni­ca­do na­da. No obs­tan­te, du­ran­te la tar­de del vier­nes, Aní­bal Mo­sa de­ja­ba cla­ra su pos­tu­ra al re­unir a la

Lre­fuer­zos arri­ba­ron a Co­lo Co­lo ba­jo la ges­tión de l ex di­rec­tor de­por­ti­vo.

co­mi­sión pa­ra ana­li­zar su des­ti­tu­ción, de­bi­do a que el he­cho era “muy gra­ve”.

Ya por la no­che, la con­ce­sio­na­ria in­for­ma­ba de su des­pi­do, ase­gu­ran­do que se rea­li­za­ba en bue­nos tér­mi­nos: “La fi­na­li­za­ción de es­ta re­la­ción con­trac­tual ha si­do en tér­mi­nos amis­to­sos en­tre am­bas par­tes quie­nes han lle­ga­do a un acuer­do pa­ra po­ner fin a es­te pro­ce­so”.

Así, la co­mi­sión que com­po­nía Mo­sa jun­to a Pa­blo Ac­chiar­di y Pa­blo Mo­ra­les fi­na­li­za­ba la eta­pa de Me­ne­ses no sin an­tes acor­dar una in­dem­ni­za­ción eco­nó­mi­ca, que si bien no con­tem­pla­rá la to­ta­li­dad, sí se­rá cuan­tio­sa, de­bi­do a los $12 mi­llo­nes men­sua­les que ga­na­ba el di­ri­gen­te. Un he­cho que ya se ha­bía re­pe­ti­do con Pau­lo Gar­cés y Mark Gon­zá­lez, a quie­nes

sen­sa­ción de de­sigual­dad an­te la ley y el apro­ve­cha­mien­to de al­gu­nas ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas ha pro­vo­ca­do en la gen­te un exa­cer­ba­do de­seo de san­gre. De­sea­mos (me in­clu­yo) ver ro­dar ca­be­zas y en­jui­cia­mien­tos pú­bli­cos, rá­pi­dos y se­ve­ros. Tan­to me­jor si al per­so­na­je en cues­tión le te­ne­mos al­gu­nas “ya­yi­tas” guar­da­das. Lo con­cre­to es que de eso he­mos vis­to po­co y na­da por­que “hay que de­jar que las ins­ti­tu­cio­nes fun­cio­nen” y bien sa­be­mos có­mo fun­cio­nan. En el de­por­te, y en el fút­bol es­pe­cí­fi­ca­men­te, es­ta reali­dad no es tan aje­na. Cuan­do un equi­po no fun­cio­na los hin­chas tam­bién de­bie­ron fi­ni­qui­tar­les en es­tas úl­ti­mas se­ma­nas.

Una al­ta fuen­te de la so­cie­dad anó­ni­ma ex­pli­ca el gran error que le cos­tó el tra­ba­jo al ex téc­ni­co de la UC. “Es­ta­mos to­dos muy enoja­dos con lo su­ce­di­do. Me­ne­ses nos min­tió a to­dos y na­die sa­be por qué. Di­jo que es­ta­ba to­do lis­to y nun­ca fue así. El lu­nes, el pre­si­den­te le en­vió una gran can­ti­dad de men­sa­jes pa­ra que apu­ra­ra el tráns­fer. Por lo vis­to, no hi­zo na­da. Es un error gra­ve den­tro de una lar­ga lis­ta. Es­to no da­ba pa­ra más”, re­cla­man en ByN.

Una lis­ta que con­tem­pla va­ca­cio­nes, re­no­va­cio­nes y fal­ta de co­mu­ni­ca­ción en­tre Me­ne­ses y el plan­tel y, so­bre to­do, con Pa­blo Gue­de, con quien no se ha­bla­ba.

El pun­to de quie­bre ocu­rrió en di­ciem­bre de 2016. A fi­na­les del año pa­sa­do, cuan­do Mar­tín Ro­drí­guez ne­go­cia­ba su par­ti­da ha­cia el Cruz Azul, cuan­do la idea de Gue­de era re­te­ner­lo, Me­ne­ses op­tó por ir­se a Río de Ja­nei­ro a ce­le­brar el Año Nue­vo, aban­do­nan­do las ne­go­cia­cio­nes. El he­cho de­ri­va­ría en la sa­li­da del jo­ven ex­tre­mo. se agru­pan y vo­ci­fe­ran exi­gien­do la ca­be­za del DT, del pre­si­den­te y de uno que otro fut­bo­lis­ta. Es nor­mal. Lo gra­ve su­ce­de cuan­do los que to­man las de­ci­sio­nes lo ha­cen al rit­mo de la ga­le­ría y no de los pro­yec­tos.

La no­che del vier­nes se su­po de la amis­to­sa sa­li­da de Ós­car Me­ne­ses

►►

El DT ja­más le per­do­na­ría tan­ta in­do­len­cia.

Otro de los hi­tos que mar­ca­ron el pa­so de Me­ne­ses por Co­lo Co­lo fue la re­no­va­ción de Pau­lo Gar­cés, que sig­ni­fi­có el quie­bre to­tal en­tre Aní­bal Mo­sa y Leo­ni­das Vial. Un he­cho que ocu­rrió en los peo­res días del ar­que­ro en el club, con ac­tua­cio­nes que lo ter­mi­na­ron en­vian­do al ban­co de su­plen­tes.

In­clu­so, du­ran­te es­ta pre­tem­po­ra­da, el aho­ra ex di­rec­tor de­por­ti­vo op­tó por via­jar de va­ca­cio­nes a Puer­to Va­llar­ta y no que­dar­se jun­to al plan­tel en La Se­re­na. En el nor­te, Gue­de y los de la ge­ren­cia de­por­ti­va de Co­lo Co­lo ¿La ra­zón? La su­pues­ta de­sidia del hom­bre en cues­tión pa­ra ace­le­rar la lle­ga­da del CTI de Jor­ge Val­di­via. Eso en­tre otras co­sas. Los cons­tan­tes ro­ces con Pa­blo Gue­de y el in­con­tro­la­ble de­seo de Aní­bal Mo­sa de ha­blar más de la cuen­ta, su­ma­ron in­gre­dien­tes ju­ga­do­res se que­ja­ron por va­rios epi­so­dios de lo­gís­ti­ca y or­ga­ni­za­ción, sin que na­die les die­ra res­pues­ta.

Otro que se va

Aun­que pa­re­ce un cuen­to de nun­ca aca­bar, el vo­lan­te Esteban Pa­vez es­tá a una fir­ma de con­cre­tar su an­sia­da sa­li­da de Co­lo Co­lo.

La co­mi­sión de fút­bol de Blan­co y Ne­gro ana­li­za una ofer­ta de Atlé­ti­co Pa­ra­naen­se, que pro­po­ne la com­pra de un por­cen­ta­je del pa­se. No obs­tan­te, tam­bién en­tró a com­pe­tir una ofer­ta des­de Me­dio Orien­te. El ju­ga­dor quie­re par­tir sí o sí.b pa­ra de­to­nar la sa­li­da. La pre­gun­ta que ca­be ha­cer­se en­ton­ces es: ¿quién li­de­ra el pro­yec­to de­por­ti­vo de Co­lo Co­lo? Peor aún ¿Existe aca­so tal pro­yec­to?

En el tor­neo an­te­rior, su pre­si­den­te ase­gu­ró que que­ría que Gue­de fue­ra el en­car­ga­do de en­ca­be­zar di­cha ta­rea. Cra­so error. Los en­tre­na­do­res son eje­cu­tan­tes y quie­nes tras­pa­san a la can­cha la idea pri­ma­ria, mien­tras los ge­ren­tes de­por­ti­vos (Ós­car Me­ne­ses, Ta­ti Bul­ju­ba­sich, Ro­nald Fuen­tes) son quie­nes di­se­ñan el plan es­tra­té­gi­co del club. Si por cual­quier ra­zón Pa­blo Gue­de de­ja la ban­ca de Co­lo Co­lo (re­sul­ta­dos, con­flic­tos, et­cé­te­ra), ¿se aca­ba el

FOTO: PHOTOSPORT

Ós­car Me­ne­ses ca­mi­na so­bre el césped del Mo­nu­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.