Ti­tu­la­ción de pos­gra­do cre­ce un 30% en los úl­ti­mos cin­co años

► La ma­trí­cu­la de cur­sos de per­fec­cio­na­mien­to lle­gó a más 47 mil alum­nos en 2016. ► Pro­gra­ma con ma­yor au­men­to es el ma­gís­ter, que pa­só de 10 mil en 2012 a 13.169 gra­dua­dos el año pa­sa­do.

La Tercera - - Nacional - M. Bus­tos

Des­de 2007, la ma­trí­cu­la de alum­nos en pos­gra­dos -ma­gís­ter y doc­to­ra­dos- ha ido en au­men­to. Al mis­mo tiem­po, ha subido el nú­me­ro de alum­nos que se ti­tu­lan de al­gu­nos de es­tos pro­gra­mas. Si en 2012 se re­gis­tra­ron 10.711 ti­tu­la­dos, pa­ra el 2016 es­ta ci­fra al­can­zó los 13.873, in­cre­men­tán­do­se en 30% en los úl­ti­mos cin­co años, es­to, se­gún las ci­fras del Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción (Mi­ne­duc).

El pro­gra­ma que más gra­dua­dos tie­ne es ma­gís­ter. El año pa­sa­do fue­ron 13.169, lo que sig­ni­fi­có un au­men­to de un 31,3% en com­pa­ra­ción al 2012 (10.107), mien­tras que 704 ob­tu­vie­ron un doc­to­ra­do, su­bien­do los gra­dua­dos un 16%. La ma­yo­ría de quie­nes cur­san pos­gra­dos, se­gún los da­tos del Mi­ne­duc, son hom­bres (51,1%).

Por otro la­do, los postítu­los -que in­clu­yen es­pe­cia­li­da­des mé­di­cas, postítu­los en ge­ne­ral y di­plo­ma­dos- cre­cie­ron en un 94,2% en­tre 2012 y 2016, pa­san­do de 9.757 cer­ti­fi­ca­cio­nes otor­ga­das a 18.950.

Pa­ra Ale­jan­dra Con­tre­ras, je­fa de la Di­vi­sión de Edu­ca­ción Su­pe­rior del Mi­ne­duc, el au­men­to de ti­tu­la­dos re­fle­ja que los egre­sa­dos de pre­gra­do “han mos­tra­do un ma­yor in­te­rés por con­ti­nuar y pro­fun­di­zar sus es­tu­dios a tra­vés de pro­gra­mas de pos­gra­dos, los que per­mi­ten a los pro­fe­sio­na­les ob­te­ner más he­rra­mien­tas y co­no­ci­mien­tos pa­ra desem­pe­ñar­se en el mun­do la­bo­ral”.

Jo­sé Joa­quín Brun­ner, aca­dé­mi­co de la U. Die­go Por­ta­les, se­ña­ló que la ci­fra es in­tere­san­te, “por­que sig­ni­fi­ca que la gen­te es­tá lle­van­do más allá sus es­tu­dios de pre­gra­do”. En esa lí­nea, el ex­per­to di­jo que ca­da vez más per­so­nas es­tán ha­cien­do ma­yo­res es­fuer­zos pa­ra au­men­tar sus ni­ve­les de for­ma­ción y que en com­pa­ra­ción a La­ti­noa­mé­ri­ca “la ci­fra de gra­dua­dos es im­por­tan­te y con­ti­nua­rá su­bien­do”.

Se­gún Brun­ner, el pre­gra­do -de­bi­do a fac­to­res de­mo­grá­fi­cos y a una ma­du­ra­ción del sis­te­ma su­pe­rior- tie­ne En los úl­ti­mos cin­co años, los gra­dua­dos en pos­gra­do han au­men­ta­do en un 30% y el área que ha vis­to el ma­yor cre­ci­mien­to son los ma­gís­te­res.

Evo­lu­ción de la ti­tu­la­ción en pos­gra­do Evo­lu­ción de ma­trí­cu­la to­tal de pos­gra­do po­co es­pa­cio pa­ra se­guir su­bien­do sus ni­ve­les de ti­tu­la­ción y que es­tos so­lo me­jo­ra­rán cuan­do ha­ya me­nos de­ser­ción. “El pre­gra­do va a au­men­tar, pe­ro se­rá más sig­ni­fi­ca­ti­vo el cre­ci­mien­to en el pos­gra­do, por­que son más las per­so­nas que bus­can per­fec­cio­nar­se”, agre­gó.

Así, una de las prin­ci­pa­les razones pa­ra con­ti­nuar con los es­tu­dios en la edu­ca­ción su­pe­rior es no es­tar ob­so­le­to. “El co­no­ci­mien­to cam­bia rá­pi­do en to­das las áreas, ya sea Me­di­ci­na, Le­yes o Pe­rio­dis­mo, por lo que las per­so­nas re­quie­ren apren­der más”, di­jo Brun­ner, quien pre­ci­só que otra de las razones es que mu­chos bus­can “apro­ve­char el má­xi­mo sus ta­len­tos pa­ra te­ner ma­yor mo­vi­li­dad en un mer­ca­do la­bo­ral que es ca­da vez más com­pe­ti­ti­vo”.

Mau­ri­cio Bra­vo, aca­dé­mi­co e in­ves­ti­ga­dor de la U. del Desa­rro­llo, aña­dió que las uni­ver­si­da­des, una vez que han lo­gra­do con­so­li­dar­se en pre­gra­do, co­mien­zan a for­ta­le­cer su área de es­tu­dios pos­te­rio­res, lo que va li­ga­do a in­ves­ti­ga­ción. “Por tan­to, da­da la ma­du­rez del sis­te­ma de edu­ca­ción su­pe­rior es es­pe­ra­ble que la ma­trí­cu­la de pos­gra­do au­men­te, so­bre to­do y gra­cias a las uni­ver­si­da­des pri­va­das nue­vas más pres­ti­gio­sas, las que han au­men­ta­do de for­ma im­por­tan­te su ofer­ta de pos­gra­dos de ca­li­dad”.

Pa­ra Bra­vo, es­ta al­za, ade­más, de­mues­tra el éxi­to del sis­te­ma de edu­ca­ción su­pe­rior, “que ha per­mi­ti­do la ofer­ta de más y me­jo­res al­ter­na­ti­vas pa­ra es­tu­diar”.

El in­cre­men­to en el nú­me­ro de per­so­nas con pos­gra­dos es, ade­más, una bue­na no­ti­cia pa­ra el país, se­gún Con­tre­ras. “Es­to no só­lo re­fle­ja el in­te­rés de nues­tros jó­ve­nes

% de au­men­to en­tre 2012-2016 en pro­fun­di­zar sus co­no­ci­mien­tos, sino que, ade­más, in­cre­men­ta nues­tro ca­pi­tal hu­mano avan­za­do, cla­ve pa­ra el desa­rro­llo en áreas es­tra­té­gi­cas del país”, di­jo la je­fa de la Di­ve­sup.

Res­pec­to del apo­yo fi­nan­cie­ro pa­ra quie­nes es­tu­dian es­tos pro­gra­mas, Con­tre­ras ex­pli­có que a tra­vés de Co­nicyt “se tra­ba­ja per­ma­nen­te­men­te en el apo­yo a los jó­ve­nes que quie­ren cur­sar es­tu­dios de pos­gra­dos a tra­vés de un pro­gra­ma de be­cas tan­to a ni­vel na­cio­nal co­mo in­ter­na­cio­nal”.

A pe­sar de es­to, Bra­vo di­jo que se po­drían me­jo­rar o au­men­tar las be­cas en el área de sa­lud o edu­ca­ción “don­de se ob­ser­van ma­yo­res re­tor­nos pú­bli­cos. Por otra par­te, se­ría bueno ana­li­zar la po­si­bi­li­dad de crear un sis­te­ma de cré­di­tos pa­ra es­tu­diar un pos­gra­do, tan­to en Chi­le co­mo en el ex­tran­je­ro”.b

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.