Ma­ni­fes­ta­ción de vo­lun­tad en los tres ca­sos

La Tercera - - Temas De Hoy -

Pa­ra las tres cau­sa­les, la ley es­ta­ble­ce que me­dian­te la vo­lun­tad de la mujer se au­to­ri­za­rá la in­te­rrup­ción de su em­ba­ra­zo por un mé­di­co ci­ru­jano, en los tér­mi­nos que des­cri­be la nor­ma­ti­va. En el ca­so en que la mujer sea me­nor de 14 años, de­be­rá con­tar con au­to­ri­za­ción de un re­pre­sen­tan­te le­gal. De no te­ner­lo o es­te ha­ber­se ne­ga­do a dar el per­mi­so, jun­to al equi­po mé­di­co se de­be­rá bus­car in­ter­ven­ción de un juez de fa­mi­lia pa­ra que cons­ta­te la ocu­rren­cia del he­cho. En ca­so de ser ma­yor de 14 años y me­nor de 18, su vo­lun­tad de­be­rá ser in­for­ma­da a su re­pre­sen­tan­te le­gal. Si exis­tie­ra ra­zón fun­da­da de que co­mu­ni­car­se con esa per­so­na pue­da sig­ni­fi­car al­gún ries­go pa­ra la me­nor, como mal­tra­to fí­si­co o psí­qui­co, coac­ción, aban­dono u otras ac­cio­nes u omi­sio­nes que vul­ne­ren su in­te­gri­dad, se pres­cin­di­rá de la in­for­ma­ción al re­pre­sen­tan­te y, en su lu­gar, se da­rá a co­no­cer el he­cho al adul­to fa­mi­liar que la ni­ña in­di­que. En ca­so de no ha­ber­lo, se le in­for­ma­rá al adul­to res­pon­sa­ble que ella se­ña­le. Si la ni­ña es­tá en ries­go, los mé­di­cos de­be­rán in­for­mar a un tri­bu­nal de esa con­di­ción de vul­ne­ra­bi­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.