En Chi­le so­lo se han rea­li­za­do im­plan­tes de ex­tre­mi­da­des

► Se­gún mé­di­co del Hos­pi­tal del Tra­ba­ja­dor, el im­plan­te es más com­ple­jo que el tras­plan­te.

La Tercera - - Sociedad - Ce­ci­lia Yá­ñez

La tec­no­lo­gía y los es­pe­cia­lis­tas ca­li­fi­ca­dos pa­ra un tras­plan­te de ex­tre­mi­da­des exis­ten en Chi­le, pe­ro la in­mu­no­su­pre­sión di­fi­cul­ta que es­tas in­ter­ven­cio­nes se ma­si­fi­quen.

Juan Ma­nuel Bre­yer, ci­ru­jano de mano del Hos­pi­tal del Tra­ba­ja­dor se ca­pa­ci­tó en mi­cro­ci­ru­gía en­tre 2007 y 2008 en el Ch­ris­ti­ne Klei­nert Ins­ti­tu­te de la U. de Louis­vi­lle EE.UU.), un cen­tro pio­ne­ro y con vas­ta ex­pe­rien­cia en es­tas ci­ru­gías.

En­tu­sias­ma­do con la idea de tras­plan­tar, tra­ba­jó en un pro­to­co­lo, e in­clu­so, se hi­zo un con­gre­so con un es­pe­cia­lis­ta de es­te ins­ti­tu­to, pe­ro se dio cuen­ta que no era via­ble.

En el cen­tro don­de tra­ba­ja tie­nen ex­pe­rien­cias en la im­plan­ta­ción de ma­nos, bra­zos y de­dos. El im­plan­te del mis­mo miem­bro es más di­fí­cil des­de el pun­to de vis­ta téc­ni­co por­que es un te­ji­do que es­tá trau­ma­ti­za­do, in­fla­ma­do y en ma­las con­di­cio­nes, lo que di­fi­cul­ta la es­ta­bi­li­za­ción de hue­sos y la unión de ve­nas, ar­te­rias, ten­do­nes, múscu­los y piel, ex­pli­ca.

Es­te ti­po de pro­ce­di­mien­tos no siem­pre tie­nen éxi­to, como ocu­rrió en el ca­so de la jo­ven que per­dió su mano tras el ata­que con sa­ble de su ve­cino. La mano fue re­im­plan­ta­da pe­ro a las tres se­ma­nas, la ex­tre­mi­dad de­bió ser de­fi­ni­ti­va­men­te ampu­tada por­que sus de­dos no re­ci­bían la irri­ga­ción su­fi­cien­te y se co­men­za­ron a ne­cro­sar.b

FO­TO: AFP

►► El ni­ño, un año y me­dio después de la ope­ra­ción, ya con las ma­nos tras­plan­ta­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.