San­ción po­lí­ti­ca con­tra Ken­ji desata gue­rra fa­mi­liar en­tre los hi­jos de Fu­ji­mo­ri

► La mi­li­tan­cia de Ken­ji Fu­ji­mo­ri en Fuer­za Po­pu­lar, que li­de­ra su her­ma­na, Kei­ko, fue sus­pen­di­da. ► El ex Pre­si­den­te, que cum­ple una con­de­na de 25 años de cár­cel, sa­lió en de­fen­sa de su hi­jo me­nor.

La Tercera - - Mundo - Cris­ti­na Ci­fuen­tes Al­ber­to Fu­ji­mo­ri Kei­ko Fu­ji­mo­ri

Un ver­da­de­ro en­fren­ta­mien­to en el seno de la fa­mi­lia Fu­ji­mo­ri desató la san­ción po­lí­ti­ca apli­ca­da con­tra uno de sus miem­bros. El par­ti­do Fuer­za Po­pu­lar, el ma­yor par­ti­do de Pe­rú y que es li­de­ra­do por Kei­ko Fu­ji­mo­ri, con­ge­ló la mi­li­tan­cia de su her­mano, el con­gre­sis­ta Ken­ji Fu­ji­mo­ri, por sus “in­con­duc­tas reite­ra­das”.

Pe­ro el te­ma no que­dó ahí, ya que in­clu­so el ex Pre­si­den­te Al­ber­to Fu­ji­mo­ri, quien se en­cuen­tra cum­plien­do una con­de­na de 25 años de cár­cel por vio­la­cio­nes a los de­re­chos hu­ma­nos, sa­lió en de­fen­sa de su hi­jo Ken­ji.

Fue­ron las crí­ti­cas pú­bli­cas de Ken­ji Fu­ji­mo­ri a la for­ma en que su par­ti­do, el opo­si­tor Fuer­za Po­pu­lar, ha cues­tio­na­do al go­bierno de Pe­dro Pa­blo Kucyzns­ki y los re­pro­ches al liderazgo y a los ase­so­res con los que se ha ro­dea­do su her­ma­na, Kei­ko, las con­duc­tas por las que se sus­pen­dió por 60 días la mi­li­tan­cia del con­gre­sis­ta. De to­das for­mas, Ken­ji Fu­ji­mo­ri po­drá man­te­ner sus ac­ti­vi­da­des par­la­men­ta­rias.

El le­gis­la­dor de 37 años fue acu­sa­do de “in­con­duc­tas reite­ra­das, per­ma­nen­tes y pla­ni­fi­ca­das las que tu­vie­ron una re­per­cu­sión ne­ga­ti­va y ge­ne­ra­ron un gra­ve da­ño a la ima­gen del gru­po par­la­men­ta­rio” fu­ji­mo­ris­ta.

Se­gún la agen­cia Fran­ce Pres­se, la san­ción de­jó en evi­den­cia la exis­ten­cia de dos ten­den­cias den­tro del par­ti­do: la nue­va guar­dia, del la­do de Kei­ko, y la vie­ja, con pos­ter­ga­dos ex co­la­bo­ra­do­res y ex mi­nis­tros de Fu­ji­mo­ri pa­dre, que han ce­rra­do fi­las en torno a Ken­ji.

El dia­rio El Co­mer­cio se­ña­ló que el enojo de Al­ber­to Fu­ji­mo­ri es tal que or­de­nó que fue­ran publicados en Twitter men­sa­jes de su au­to­ria. In­clu­so qui­so gra­bar al­gu­nos au­dios pa­ra en­viar­los a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, pe­ro sus abo­ga­dos le ad­vir­tie­ron so­bre po­si­bles san­cio­nes del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal Pe­ni­ten­cia­rio, por lo que al fi­nal echó pie atrás.

“Has­ta aho­ra me si­go pre­gun­tan­do, ¿por qué han san­cio­na­do a Ken­ji, por­que ha es­ta­do cons­tru­yen­do puen­tes con el go­bierno, pen­san­do en Pe­rú?”, di­jo el ex­pre­si­den­te en la red so­cial.

El me­nor de los Fu­ji­mo­ri, Ken­ji, cri­ti­có la for­ma en

“¿Por qué san­cio­nan a Ken­ji, por­que cons­tru­ye puen­tes con el go­bierno?”

que sus co­le­gas de ban­ca­da arrin­co­na­ban al go­bierno, que ya per­dió tres mi­nis­tros a ma­nos del Par­la­men­to, con­tro­la­do por el fu­ji­mo­ris­mo. “¿Es­to cons­ti­tu­ye ser in­fra­terno y des­leal?. Ken­ji ha ac­tua­do ho­nes­ta­men­te con su con­cien­cia. ¡Creo que los in­fra­ter­nos y des­lea­les son otros!”, di­jo el ex go­ber­nan­te.

Kei­ko Fu­ji­mo­ri re­afir­mó el ca­ri­ño y res­pe­to que sien­te por su pa­dre, pe­ro ase­gu­ró que las nor­mas par­ti­da­rias es­tán pa­ra cum­plir­se. La ex can­di­da­ta pre­si­den­cial es­cri­bió a su pa­dre en su cuen­ta en Twitter: “Te quie­ro mu­cho, te res­pe­to y se­gui­ré lu­chan­do por tu li­ber­tad, por­que sé que eres inocen­te”. Y en un men­sa­je di­ri­gi­do a su ban­ca­da le di­jo: “Las nor­mas es­tán pa­ra cum­plir­se. Con uni­dad, dis­ci­pli­na y leal­tad se­gui­re­mos ha­cien­do pa­tria”.

En otro epi­so­dio con­si­de­ra­do co­mo con­tra­rio a la po­si­ción ex­pre­sa­da por su par­ti­do, Ken­ji Fu­ji­mo­ri vi­si­tó el fin de se­ma­na al ex Pre­si­den­te Ollan­ta Hu­ma­la, quien cum­ple pri­sión pre­ven­ti­va acu­sa­do de ele­var su pa­tri­mo­nio con di­ne­ro que fir­mas bra­si­le­ñas ha­brían en­tre­ga­do pa­ra fi­nan­ciar su cam­pa­ña elec­to­ral.

Al res­pec­to Al­ber­to Fu­ji­mo­ri se pre­gun­tó en otro Twitter a qué se de­be que se cas­ti­gue a Ken­ji: “¿Por­que le ten­dió la mano a un ex Pre­si­den­te en un mo­men­to di­fí­cil en sus ne­ce­si­da­des bá­si­cas?”.

Tras co­no­cer los men­sa­jes de Al­ber­to Fu­ji­mo­ri en Twitter, un miem­bro de la ban­ca­da de Fuer­za Po­pu­lar, el le­gis­la­dor Ro­lan­do Reá­te­gui, le pi­dió “que se tran­qui­li­ce, que to­me agüi­ta de azahar (un cal­man­te)”.b

Ex Pre­si­den­te de Pe­rú

“Las nor­mas es­tán pa­ra cum­plir­se. Con uni­dad, dis­ci­pli­na y leal­tad se­gui­re­mos ha­cien­do pa­tria”.

Lí­der de Fuer­za Po­pu­lar

►► Kei­ko Fu­ji­mo­ri con­ver­sa con la pren­sa, el mar­tes 11.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.