Ni­ña sud­afri­ca­na pa­re­ce ha­ber­se cu­ra­do del VIH

Tras un agre­si­vo tra­ta­mien­to al na­cer, nue­ve años des­pués no tie­ne ras­tros del vi­rus.

La Tercera - - SOCIEDAD - Agencias

Una ni­ña sud­afri­ca­na que na­ció con el vi­rus que cau­sa el si­da ha man­te­ni­do la in­fec­ción su­pri­mi­da más de ocho años tras de­jar de to­mar me­di­ca­men­tos an­ti­rre­tro­vi­ra­les, in­for­ma­ron in­ves­ti­ga­do­res. Se tra­ta de una evi­den­cia más de que el tra­ta­mien­to tem­prano pue­de en oca­sio­nes per­mi­tir una re­mi­sión pro­lon­ga­da que, si du­ra, po­dría ser una for­ma de sa­nar.

Su ca­so fue da­do a co­no­cer ayer en una con­fe­ren­cia so­bre si­da en París don­de los in­ves­ti­ga­do­res tam­bién es­tán dan­do re­sul­ta­dos alen­ta­do­res de prue­bas de va­cu­nas men­sua­les o bi­mes­tra­les en lu­gar de la in­ges­ta dia­ria de píl­do­ras pa­ra tra­tar el vi­rus de in­mu­no­de­fi­cien­cia hu­ma­na (VIH) que cau­sa el si­da. “Eso es muy pro­me­te­dor” pa­ra ayu­dar a las per­so­nas a se­guir con el tra­ta­mien­to, di­jo el doc­tor Ant­hony Fau­ci, el prin­ci­pal es­pe­cia­lis­ta en si­da en EE.UU., so­bre el pa­no­ra­ma de los me­di­ca­men­tos que ac­túan a lar­go pla­zo.

Los ac­tua­les tra­ta­mien­tos que man­tie­nen al VIH ba­jo con­trol de­ben to­mar­se de por vi­da. Se cree que so­lo una per­so­na se ha cu­ra­do, el lla­ma­do pa­cien­te de Ber­lín, un hom­bre que tu­vo un tras­plan­te de mé­du­la en 2007 de un do­na­dor con re­sis­ten­cia na­tu­ral al vi­rus.

Pe­ro los tras­plan­tes son arries­ga­dos e im­prác­ti­cos. Por eso al­gu­nos in­ves­ti­ga­do­res bus­can la si­guien­te me­jor al­ter­na­ti­va: re­mi­sión de lar­go pla­zo, cuan­do el sis­te­ma in­mu­ne pue­de con­tro­lar el VIH sin fár­ma­cos.

Un tra­ta­mien­to agre­si­vo po­co des­pués de in­fec­tar­se pue­de ser po­si­ble en al­gu­nos ca­sos y la ni­ña sud­afri­ca­na es el ter­ce­ro don­de me­no­res lo­gran la re­mi­sión de lar­go pla­zo con di­cho mé­to­do.

Ella for­mó par­te de un es­tu­dio de la agen­cia que en­ca­be­za Fau­ci, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de En­fer­me­da­des Alér­gi­cas e In­fec­cio­sas de EE.UU..

La ni­ña, cu­yo nom­bre no se dio co­no­cer, co­men­zó con los me­di­ca­men­tos pa­ra el VIH a los dos me­ses de edad y los de­jó 40 se­ma­nas des­pués. Cuan­do te­nía nue­ve años y me­dio, las prue­bas de­tec­ta­ron el vi­rus en un nú­me­ro pe­que­ño de cé­lu­las del sis­te­ma in­mu­ne pe­ro in­ca­pa­ces de re­pro­du­cir­se. La ni­ña no tie­ne una mu­ta­ción ge­né­ti­ca que le dé re­sis­ten­cia na­tu­ral a la in­fec­ción, ex­pli­có Fau­ci, por lo que su re­mi­sión pa­re­ce atri­buir­se al tra­ta­mien­to tem­prano.b

► Mi­che­lle Ba­che­let, en el ini­cio del se­gun­do se­mes­tre es­co­lar.

► Ima­gen mi­cros­có­pi­ca del VIH, cau­san­te del si­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.