¿No iba a ha­ber una re­vo­lu­ción?

La Tercera - - SOCIEDAD - Por Ro­dri­go Mi­ran­da

Pe­rio­dis­ta

To­do pa­re­ce in­ne­ce­sa­rio en es­ta ver­sión de La ga­vio­ta, de Ché­jov, di­ri­gi­da por Fran­cis­co Al­bor­noz. El te­lón con la ima­gen de San Pe­ters­bur­go; los re­tra­tos de Le­nin, Sta­lin, Ga­ga­rin y Marx; las le­tras de neón en ru­so, el di­se­ño re­tro ti­po Ba­rrio Ita­lia, el uso de mi­cró­fo­nos inalám­bri­cos y los ac­to­res can­tan­do en vi­vo. Por su reite­ra­ción en otras obras del di­rec­tor, es­tos re­cur­sos co­mien­zan a ago­tar­se.

Ché­jov di­sec­cio­nó la vi­da so­cial y pri­va­da pre­via a la Re­vo­lu­ción Ru­sa y lo­gró que la in­mi­nen­cia de la muer­te, do­lo­res y pe­que­ñas ale­grías de los per­so­na­jes re­sul­ten ac­tua­les. No es fá­cil mon­tar un tex­to con tal car­ga his­tó­ri­ca y que los es­pec­ta­do­res de hoy sien­tan lo que la obra ge­ne­ró en su tiem­po. En esa épo­ca no ha­bía es­ca­pe po­si­ble a la Re­vo­lu­ción.

Al­bor­noz pa­re­ce ha­ber re­nun­cia­do a la pro­vo­ca­ción, a po­ner en cri­sis sus pro­pias con­ven­cio­nes. Su gran acier­to es el im­pos­ta­do mo­nó­lo­go ini­cial de Ni­na, don­de ci­ta a Ne­va, de Guillermo Cal­de­rón. Aden­tro, se re­pre­sen­ta al­go pa­re­ci­do a la vi­da pe­ro que no lo es; afue­ra, la re­pre­sión, la ma­tan­za.

Si ha­bla­mos de eco­no­mía de re­cur­sos, a es­ta ver­sión de La Ga­vio­ta le ven­dría bien la aus­te­ri­dad y po­bre­za de Ne­va, don­de la pues­ta en es­ce­na se apo­ya­ba en ex­clu­si­vo en so­ber­bias ac­tua­cio­nes y en una pro­pues­ta es­pa­cial mi­ni­ma­lis­ta so­lo ilu­mi­na­da por una es­tu­fa eléc­tri­ca.

La obra par­te con los so­ni­dos gra­ba­dos de un pe­rro, los mo­les­tos la­dri­dos que tan­to in­quie­tan a los per­so­na­jes. Lue­go, un gru­po de ac­to­res se pre­pa­ra pa­ra una fun­ción e in­ter­pre­ta una can­ción po­pu­lar que se pa­re­ce al Can­to Nue­vo. Los ac­to­res en­tran en los có­di­gos de la fic­ción y se plan­tean la pre­gun­ta fun­da­men­tal de Ché­jov: có­mo ha­cer tea­tro y, a la vez, vi­vir y amar. Es­te es un tex­to so­bre el tea­tro, sí, y tam­bién so­bre el de­seo, la pér­di­da, el pa­so del tiem­po, la so­le­dad, el fra­ca­so.

El jo­ven Kos­tia (Camilo Navarro), as­pi­ran­te a dra­ma­tur­go, es­tá enamo­ra­do de Ni­na (Mon­se­rrat Ba­lla­rín), quien, a su vez, se fle­cha de un exi­to­so es­cri­tor y aman­te de la ma­dre de Kos­tia, una di­va cre­pus­cu­lar y ac­triz cas­tra­do­ra.

Ché­jov mues­tra to­dos los ti­pos de ar­tis­ta que exis­ten. Qui­zá por ese mo­ti­vo Al­bor­noz in­clu­yó en el elen­co a ros­tros te­le­vi­si­vos co­mo Al­va­ro Mo­ra­les y Fran­cis­co Re­yes. La ma­yo­ría de los ac­to­res sa­len ai­ro­sos del re­to: Xi­me­na Ri­vas, quien cons­tru­ye una atem­po­ral Iri­na Ar­ka­di­na, los con­vin­cen­tes Camilo Navarro y Mon­se­rrat Ba­lla­rín y la for­mi­da­ble Mas­ha de Ma­ría Je­sús Mar­co­ne, la que an­da “de lu­to por la vi­da. En es­ta oca­sión, el elen­co más jo­ven eclip­sa al res­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.