ANFP y Si­fup lo­gran acuer­do

Des­pués de ne­go­cia­cio­nes que du­ra­ron más de dos ho­ras, en Qui­lín fle­xi­bi­li­za­ron la pos­tu­ra pa­ra acep­tar a Cau­que­nes y Na­val y evi­tar el pa­ro. El ca­so Bar­ne­chea, eso sí, man­tie­ne en alerta a la en­ti­dad gre­mial.

La Tercera - - DEPORTES - Gonzalo Con­tre­ras

La jor­na­da de ayer en Qui­lín fue ten­sa. A me­dia tar­de, en un co­mu­ni­ca­do, el Si­fup lan­zó la ame­na­za con­cre­ta de im­pe­dir el ini­cio de la nue­va tem­po­ra­da del fútbol pro­fe­sio­nal. Las sus­pen­sio­nes de Na­val e In­de­pen­dien­te de Cau­que­nes, su­ma­das a la no acep­ta­ción de Bar­ne­chea en Primera B por la in­ca­pa­ci­dad pa­ra pa­gar la primera par­te de la cuo­ta de in­cor­po­ra­ción (25 mil UF), aler­ta­ron al or­ga­nis­mo. El acuer­do se lo­gró lue­go de más de dos ho­ras de de­ba­te.

La po­si­bi­li­dad de que au­men­ta­ra la ce­san­tía en el ba­lom­pié chi­leno era con­cre­ta. Se­gún la en­ti­dad, no­ven­ta ju­ga­do­res es­ta­ban en se­rio ries­go de per­der sus pues­tos de tra­ba­jo. En ese es­ce­na­rio, ya con la apro­ba­ción de la asam­blea de ca­pi­ta­nes, la me­sa en­ca­be­za­da por Ga­ma­diel Gar­cía avan­za­ba ha­cia una me­di­da ra­di­cal: la pa­ra­li­za­ción de ac­ti­vi­da­des.

Sin em­bar­go, por la tar­de, co­men­za­ron a acer­car­se las po­si­cio­nes. Cos­tó, cla­ra­men­te. En Pe­ña­lo­lén, a eso de las 17 ho­ras, el di­rec­to­rio de la ANFP, en­ca­be­za­do por Ar­tu­ro Sa­lah, y sus pa­res del Sin­di­ca­to, li­de­ra­dos por Ga­ma­diel Gar­cía, in­gre­sa­ron a la reunión clave pa­ra que se res­pe­ta­ra la pla­ni­fi­ca­ción ori­gi­nal.

“He­mos de­ci­di­do ex­ten­der has­ta las 12 ho­ras de ma­ña­na el pla­zo pa­ra que se cum­pla el pla­zo es­ta­ble­ci­do en nues­tra re­gla­men­ta­ción”, sos­tu­vo An­drés Fa­zio, vi­ce­pre­si­den­te de la ANFP, quien anun­ció el en­ten­di­mien­to que pu­so fin al ries­go de huel­ga.. Eso sí, lo con­di­cio­nó al pa­go efec­ti­vo de las ga­ran­tías, que los fi­ni­qui­tos y com­pro­mi­sos pre­vi­sio­na­les es­tén al día y que los clu­bes acep­ten la in­ter­ven­ción de la ANFP en la ad­mi­nis­tra­ción de los clu­bes”. Ade­más, el en­te rec­tor del fútbol chi­leno asu­mi­rá un rol fis­ca­li­za­dor de la ges­tión ad­mi­nis­tra­ti­va de las res­pec­ti­vas ins­ti­tu­cio­nes.

Am­bas par­tes mos­tra­ron sus car­tas. La ANFP in­sis­tió en la ne­ce­si­dad de exi­gir el cum­pli­mien­to de los com­pro­mi­sos por par­te de los clu­bes in­frac­to­res y el Si­fup en la in­con­ve­nien­cia de re­cor­tar más pla­zas de tra­ba­jo en un con­tex­to ya aco­ta­do. Con el trans­cur­so de las ho­ras, se fue­ron acer­can­do pos­tu­ras. Y tam­bién se pro­du­je­ron se­ña­les que con­du­cían a un en­ten­di­mien­to. Por ejem­plo, Cau­que­nes lle­gó con la to­ta­li­dad de los $ 30 mi­llo­nes de pe­sos que les exi­gían co­mo ga­ran­tía pa­ra com­pe­tir. Y Na­val acre­di­tó que con­ta­ba, has­ta aho­ra, con $ 25 mi­llo­nes. To­do eso fue cam­bian­do el cli­ma de la con­ver­sa­ción. Y se tra­du­jo en una me­di­da con­cre­ta: am­bos clu­bes de Se­gun­da Di­vi­sión re­ci­bie­ron pla­zo has­ta ma­ña­na al me­dio­día pa­ra abo­nar la men­cio­na­da ga­ran­tía. Y a Bar­ne­chea se le con­ce­dió has­ta ho­ras an­tes del ini­cio del tor­neo pa­ra asu­mir el mis­mo com­pro­mi­so. Ya es un he­cho que no ju­ga­rá en Primera B, co­mo ha­bía con­se­gui­do en el cam­po de jue­go.

Bar­ne­chea es, de he­cho, el ca­so que le im­pi­de al Si­fup des­car­tar to­tal­men­te una me­di­da de pre­sión. “Es­toy preo­cu­pa­do de que esos con­tra­tos se pue­dan cum­plir. La po­si­bi­li­dad del pa­ro exis­te (si a los jug­do­res de Bar­ne­chea no les cum­plen lo que de­ben pa­gar­les). Ma­ña­na va­mos a to­mar la de­ci­sión con los ju­ga­do­res de Bar­ne­chea”, en­fa­ti­zó Gar­cía al tér­mino de la ex­te­nuan­te ci­ta. ●

► Ni­co­lás Lar­ca­món.

► Bar­ne­chea la­men­ta una de­rro­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.