PEN­SIO­NES DE LAS FUER­ZAS AR­MA­DAS

La Tercera - - TEMAS DE HOY -

SE­ÑOR DI­REC­TOR

Las pen­sio­nes de las Fuer­zas Ar­ma­das siem­pre se­rán una bue­na can­te­ra a la que re­cu­rrir en tiem­pos de cri­sis. Cla­ro que el de­ba­te se cen­tra so­lo en la de­sigual­dad de los mon­tos com­pa­ra­ti­va­men­te con los ci­vi­les. Nun­ca se men­cio­na que los mi­li­ta­res no re­ci­ben pa­go por mu­chí­si­mas ho­ras ex­tra­or­di­na­rias que rea­li­zan du­ran­te su ca­rre­ra; que no po­seen inamo­vi­li­dad fun­cio­na­ria; que no tie­nen de­re­cho a huel­ga; que de­ben es­tar dis­pues­tos a tras­la­dar­se a lo lar­go de Chi­le, con cam­bios de co­le­gios pa­ra sus hi­jos y usual­men­te con la pér­di­da de la fuente de tra­ba­jo de su es­po­sa, etc.

Aho­ra la ve­ta son las pen­sio­nes por inuti­li­dad de se­gun­da cla­se, te­ma que ha per­mi­ti­do de­nos­tar in­dis­cri­mi­na­da­men­te a to­dos quie­nes se han aco­gi­do a esa ga­ran­tía, ob­vian­do el fun­da­men­to mé­di­co que lle­vó a esa de­ci­sión. De pa­sa­da, se plan­tea de­gra­dar a los con­de­na­dos por vio­la­cio­nes a los DD. HH, ya que ta­les “ase­si­nos” no me­re­cen nin­gún beneficio. Se ol­vi­da que mu­chos ni si­quie­ra vie­ron a la su­pues­ta víc­ti­ma, pues el juez pue­de lle­gar a la “con­vic­ción” de cul­pa­bi­li­dad con sor­pren­den­te fa­ci­li­dad, da­do el ar­bi­tra­rio sis­te­ma pro­ce­sal al que so­lo los mi­li­ta­res es­tán so­me­ti­dos. Por úl­ti­mo, ha re­na­ci­do la vie­ja idea de ex­ten­der la ca­rre­ra mi­li­tar y así evi­tar re­con­tra­ta­cio­nes. Es­to se ha ve­ni­do es­tu­dian­do por dé­ca­das, pe­ro no ha pros­pe­ra­do por­que tie­ne al­gu­nos pro­ble­mas, en­tre ellos, la pre­sen­ta­ción fi­nan­cie­ra del gas­to en de­fen­sa.

Mi­guel A. Ver­ga­ra Vi­lla­lo­bos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.