Des­de ma­ña­na la dan­za con­tem­po­rá­nea in­va­de el Mu­ni­ci­pal

Bo­le­ro, co­reo­gra­fía de Mau­ri­ce Bé­jart, des­ta­ca en el IV Fes­ti­val de Co­reó­gra­fos. Ade­más, por pri­me­ra vez el Ba­llet de Santiago y el Banch uni­rán sus elen­cos.

La Tercera - - SOCIEDAD - Constanza Tron­co­so M.

Bo­le­ro, de Mau­ri­ce Ra­vel, es una de las cum­bres mu­si­ca­les del si­glo XX. Fue una de las úl­ti­mas obras que com­pu­so el fran­cés an­tes de que una des­co­no­ci­da en­fer­me­dad neu­ro­ló­gi­ca lo con­de­na­ra al si­len­cio los úl­ti­mos años de su vida, y le fue en­car­ga­da por la bai­la­ri­na rusa Ida Ru­bins­tein, quien fue la pri­me­ra en bai­lar­lo, con co­reo­gra­fía de Bro­nis­la­va Ni­jins­ka en Pa­rís. Si­mu­la una dan­za fla­men­ca, y la aten­ción se con­cen­tra en una so­la bai­la­ri­na que in­ter­pre­ta com­ple­jos mo­vi­mien­tos so­bre una me­sa, ro­dea­da por 36 hom­bres en la es­ce­na. Des­de en­ton­ces, la obra ha sido ins­pi­ra­ción pa­ra nu­me­ro­sos co­reó­gra­fos, y la ver­sión del bai­la­rín sui­zo Mau­ri­ce Bé­jart es la más cé­le­bre.

A tra­vés del tiem­po, los me­jo­res bai­la­ri­nes del mun­do han subido en so­li­ta­rio a la me­sa pa­ra lu­cir su vir­tuo­sis­mo. Lo hi­cie­ron, en­tre otros, Ma­ya Pli­séts­ka­ya, Jor­ge Donn, Mar­cia Hay­dée y Syl­vie Gui­llem, quien ade­más es­co­gió es­ta pie­za pa­ra des­pe­dir­se de los es­ce­na­rios, en 2015.

Bo­le­ro es una de las tres obras que se pre­sen­ta­rán en el 4to Fes­ti­val de Co­reó­gra­fos, en el Mu­ni­ci­pal de Santiago, que se ce­le­bra­rá en­tre ma­ña­na y el pró­xi­mo miér­co­les 2 de agos­to.

“No cual­quie­ra es ele­gi­do pa­ra bai­lar en­ci­ma de la me­sa, tie­ne que ser al­guien es­pe­cial”, di­ce Cy­ril de Mar­val (Fran­cia, 1968), quien es­tá en­car­ga­do de la re­po­si­ción jun­to a Hay­dée. Es­te año, por pri­me­ra vez un chi­leno abor­da­rá el rol en so­li­ta­rio, lo que se­rá un hi­to en el fes­ti­val. Se tra­ta de Ro­dri­go Guz­mán (Pun­ta Are­nas, 1979), bai­la­rín es­tre­lla del Ba­llet de Santiago.

El mis­mo desafío asu­mi­rá Frie­de­mann Vo­gel (Ale­ma­nia, 1979), primer fi­gu­ra del Ba­llet de St­tut­gart, quien lle­ga a Chi­le co­mo bai­la­rín in­vi­ta­do. Vo­gel ha in­ter­pre­ta­do la pie­za re­gu­lar­men­te des­de 2010, y en 2014 lo hi­zo so­bre el es­ce­na­rio del Mu­ni­ci­pal de Santiago. “Ca­da vez que bai­lo Bo­le­ro es co­mo un nue­vo via­je”, di­ce, “la prin­ci­pal di­fi­cul­tad es que la mú­si­ca es muy re­pe­ti­ti­va, por lo que se pue­den lle­gar a con­fun­dir las mu­chas se­cuen­cias de la co­reo­gra­fía”.

El fes­ti­val con­tem­pla el es­treno No­ces, de Mat­hieu Guil­hau­mon (Fran­cia, 1979), di­rec­tor ar­tís­ti­co del Banch. Se tra­ta de una ver­sión li­bre de Las bo­das de Stra­vinsky, y mar­ca­rá otra de las cum­bres del en­cuen­tro, cuan­do los elen­cos com­ple­tos del Banch y del Ba­llet de Santiago se unan por pri­me­ra vez so­bre el es­ce­na­rio del Tea­tro Mu­ni­ci­pal. Se­rán, en to­tal, 60 bai­la­ri­nes en es­ce­na.

Guil­hau­mon di­ce nun­ca ha­ber tra­ba­ja­do con un gru­po tan gran­de. La pie­za, acla­ra, con­ser­va­rá su es­truc­tu­ra ori­gi­nal en cua­tro ac­tos: la pre­pa­ra­ción de la no­via, la pre­pa­ra­ción del novio, la par­ti­da de la no­via y fi­nal­men­te la bo­da. “El nú­me­ro de bai­la­ri­nes en es­ce­na es pro­gre­si­vo. Em­pie­za un gru­po re­du­ci­do, lue­go se su­man más y ter­mi­nan to­dos jun­tos pa­ra la gran ce­le­bra­ción de la bo­da”, cuen­ta.

Com­ple­ta la pro­gra­ma­ción Can­ta­ta, del ita­liano Mau­ro Bi­gon­zet­ti, con re­po­si­ción del por­tu­gués Car­los Pra­do (1962), quien fue su asistente. Rit­mos co­mo la piz­zi­ca, se­re­na­ta y tam­mu­rria­ta acom­pa­ñan la dan­za, que se ca­rac­te­ri­za por sus mo­vi­mien­tos vio­len­tos, sal­va­jes y enér­gi­cos.

Las tres coreografías se re­pe­ti­rán ca­da día del fes­ti­val y los pre­cios de las en­tra­das van de $ 3.000 a $ 47.000. ●

► Frie­de­mann Vo­gel bai­lan­do Bo­le­ro en el Tea­tro Mu­ni­ci­pal, en 2014.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.