Gol­pe a las ba­ses

La Tercera - - PORTADA - Por Juan Carlos Vi­llal­ta

Qué es­ta pa­san­do en el fút­bol? ¿Qué es­tá pa­san­do con un pla­ne­ta que has­ta ha­ce po­co se veía sa­lu­da­ble, ro­bus­to, im­pe­ne­tra­ble e im­po­si­ble de ser cues­tio­na­do? La FIFA se per­mi­tía ha­cer y des­ha­cer e im­po­ner­se so­bre paí­ses y go­ber­nan­tes y de­ter­mi­nar cri­te­rios por so­bre le­gis­la­cio­nes na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les. Hoy se ha des­mo­ro­na­do ese áu­rea de ho­nes­ti­dad que ro­dea­ba a sus cú­pu­las di­rec­ti­vas y es así co­mo han ido des­fi­lan­do en tri­bu­na­les mu­chos de sus man­da­ma­ses. Ca­be pre­gun­tar­se en­ton­ces qué cam­bió en es­tos úl­ti­mos años y tam­bién por qué se pro­du­je­ron es­tos ac­tos de­lic­tua­les.

Tan­to la FIFA, co­mo las fe­de­ra­cio­nes, aso­cia­cio­nes y clu­bes en su ma­yo­ría, son en­tes ju­rí­di­cos en los cua­les to­dos son due­ños y, a su vez, nin­guno lo son. Una con­tra­dic­ción que per­mi­te el ac­ce­so rá­pi­do de di­ri­gen­tes ser­vi­les e ines­cru­pu­lo­sos que ejer­cen el po­der sin con­trol ni con­tra­pe­sos y sin su­je­ción a en­tes fis­ca­li­za­do­res. O eso pa­sa­ba has­ta aho­ra.

Des­de la caí­da de Ja­due, las es­truc­tu­ras cor­po­ra­ti­vas chi­le­nas han per­ma­ne­ci­dos in­tac­tas. La ANFP si­gue sien­do una cor­po­ra­ción pri­va­da sin fi­nes de lu­cro, pe­ro al­gu­nos clu­bes si­guen ha­cien­do sen­tir en el Con­se­jo de Pre­si­den­tes, al mar­gen de su ins­ti­tu­cio­na­li­dad ju­rí­di­ca, el pri­vi­li­giar sus pro­pios in­tere­ses eco­nó­mi­cos. Par­ti­cu­lar­men­te en lo que di­ce re­la­ción con los di­ne­ros de­ri­va­dos del CDF.

Aho­ra apa­re­ce en es­te es­ce­na­rio y con fuer­za un nue­vo ac­tor: el Tri­bu­nal de De­fen­sa de la Li­bre Com­pe­ten­cia, or­de­nan­do, co­mo me­di­da cau­te­lar y en ca­rác­ter de pre­ju­di­cial, de­jar sin efec­to la su­ma de 50 mil UF apro­ba­da co­mo re­qui­si­to de en­tra­da a la pri­me­ra B a Bar­ne­chea y, de pa­so, la Fis­ca­lía Eco­nó­mi­ca en­tra a ana­li­zar si es­ta ele­va­da exi­gen­cia eco­nó­mi­ca es una suer­te de co­lu­sión en­tre los clu­bes, con­si­de­ran­do la pro­ba­ble exis­ten­cia de un ver­da­de­ro car­tel que aten­ta­ría a los prin­ci­pios de una sa­na y li­bre com­pe­ten­cia.

Los al­can­ces de la re­so­lu­ción dic­ta­da es­tán por ver­se, co­mo tam­bién el lí­mi­te de la in­ves­ti­ga­ción de la Fis­ca­lía Eco­nó­mi­ca, pe­ro ya es­tas me­di­das gol­pean las ba­ses mis­mas de la ins­ti­tu­cio­na­li­dad cor­po­ra­ti­va.

“No es­ta­mos en con­tra de que en­tren clu­bes y a los que han in­gre­sa­do se les han da­do fa­ci­li­da­des”.

“Es una pe­na que se ha­ble de es­to. Nun­ca ha exis­ti­do co­lu­sión. Los de­re­chos de ju­gar se ga­nan en can­cha”.

“¿De qué car­tel me ha­bla? Es­to es ri­dícu­lo, el me­jor chis­te del úl­ti­mo tiem­po. Es algo fol­cló­ri­co”.

“Por nin­gún mo­ti­vo es un car­tel. Es sim­ple: el que sube pa­ga una cuo­ta que cuan­do ba­ja se le de­vuel­ve”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.