“La mú­si­ca no se con­tem­pla, sino que de­be vi­vir­se ac­ti­va­men­te”

A sus 34 años, en sep­tiem­bre asu­mi­rá co­mo di­rec­tor asis­ten­te de la Fi­lar­mó­ni­ca de Los An­ge­les, en­ca­be­za­da por Gustavo Du­da­mel.

La Tercera - - PORTADA -

Un re­ce­so en los en­sa­yos. Al te­lé­fono des­de Ar­gen­ti­na, don­de se pre­sen­ta­rá el pró­xi­mo jue­ves 3 de agos­to jun­to a la Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca Pro­vin­cial de Ro­sa­rio, en el Tea­tro El Círcu­lo de la mis­ma ciu­dad y con un pro­gra­ma que in­clui­rá el Con­cier­to pa­ra or­ques­ta de Bar­tók, el jo­ven di­rec­tor chi­leno Pao­lo Bor­to­la­meo­lli (1982) re­cuer­da el día en que le pro­pu­sie­ron dar, has­ta aho­ra, el ma­yor salto en su ca­rre­ra: “Ha­cía po­co ha­bía vuel­to de Es­ta­dos Uni­dos, en ma­yo pa­sa­do, cuan­do re­ci­bí un co­rreo des­de la Fi­lar­mó­ni­ca de Los An­ge­les”, con­si­de­ra­da la más im­por­tan­te del país se­gún The New York Ti­mes y la mis­ma con la que ha­bía tra­ba­ja­do du­ran­te dos me­ses, mien­tras for­mó par­te del pro­gra­ma Du­da­mel Fe­llows­hip, dic­ta­do por el re­co­no­ci­do di­rec­tor ve­ne­zo­lano y ti­tu­lar de la mis­ma agru­pa­ción, Gustavo Du­da­mel.

“Fue­ron dos me­ses muy in­ten­sos y de mu­cho apren­di­za­je, es­tre­né en Los An­ge­les, por cier­to, y cuan­do ter­mi­nó el pe­rio­do me ofre­cie­ron el pues­to de di­rec­tor asis­ten­te de la Fi­lar­mó­ni­ca. Des­de lue­go no lo po­día creer y has­ta me cos­tó con­ven­cer­me de que con es­to se abría un nue­vo ca­mino en mi ca­rre­ra”, di­ce el mú­si­co de 32 años, quien ac­tual­men­te vi­ve en Bos­ton, EEUU.

Su nom­bra­mien­to, da­do a co­no­cer el jue­ves a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do ofi­cial, trae a la me­mo­ria la ha­za­ña de otro chi­leno, Juan Pa­blo Iz­quier­do, quien en 1966 se con­vir­tió en di­rec­tor asis­ten­te del en­ton­ces ti­tu­lar de la Fi­lar­mó­ni­ca de Nue­va York, Leo­nard Bernstein. “Pen­sar en que el maes­tro Iz­quier­do tu­vo tam­bién es­ta mis­ma po­si­bi­li­dad me im­pul­sa a se­guir cre­cien­do y a apor­tar al desa­rro­llo de la mú­si­ca, su di­fu­sión y crea­ción de nue­vas au­dien­cias, tan­to en Chi­le co­mo en el ex­tran­je­ro”, co­men­ta. “La Fi­lar­mó­ni­ca de Los An­ge­les es hoy un re­fe­ren­te mun­dial por su in­te­rés por mi­rar al pre­sen­te y fu­tu­ro de la mú­si­ca clá­si­ca; de ver­la con di­ver­si­dad y dar­le vi­sio­nes fres­cas a los re­per­to­rios uni­ver­sa­les, de in­cluir a to­dos los pú­bli­cos y por es­ta idea, de la que siem­pre he es­ta­do con­ven­ci­do, de que la mú­si­ca no so­lo se con­tem­pla, sino que de­be vi­vir­se ac­ti­va­men­te. La fi­lo­so­fía de es­ta or­ques­ta es pa­ra mí la co­rrec­ta, y real­men­te creo que lle­gué a un lu­gar que me ins­pi­ra mu­cho más aún. En ese sen­ti­do, Du­da­mel ju­gó un rol fun­da­men­tal: él es sím­bo­lo de la re­no­va­ción, de la ju­ven­tud y de la ener­gía que se pue­de trans­mi­tir. Por eso es quien es hoy en la es­ce­na mun­dial”, aña­de.

Des­de sep­tiem­bre pró­xi­mo, cuan­do desem­pe­ñe el car­go du­ran­te el pe­río­do 2017-2018, Bor­to­la­meo­lli pre­pa­ra­rá a la or­ques­ta pa­ra cier­tos pro­gra­mas, en­tre ellos Mass, de Bernstein, y La can­ción de la tie­rra de Mah­ler, que el pró­xi­mo año ten­drá una pues­ta en es­ce­na a car­go de la com­pa­ñía chi­le­na Tea­tro Ci­ne­ma. Tam­bién ha­rá de co­ver con­duc­tor de ca­da di­rec­tor in­vi­ta­do, acom­pa­ña­rá a la or­ques­ta en sus gi­ras por EEUU y Eu­ro­pa, tra­ba­ja­rá en el pro­gra­ma de or­ques­tas ju­ve­ni­les YOLA, y has­ta di­ri­gi­rá una obra de Esa­Pek­ka Sa­lo­nen en la tem­po­ra­da Symp­hony for Youth.

Por si fue­ra po­co, pa­ra agos­to Bor­to­la­meo­lli ya tie­ne agen­da­dos cua­tro con­cier­tos en San­tia­go; uno jun­to a la Sin­fó­ni­ca Na­cio­nal Ju­ve­nil, otro al fren­te de la Sin­fó­ni­ca Es­tu­dian­til Me­tro­po­li­ta­na (OSEM) y dos jun­to a la agru­pa­ción So­lís­ti­co de San­tia­go: “Uno de los dos se­rá en el GAM ese mis­mo mes, y se­rá to­do un hi­to, pues por pri­me­ra vez se pre­sen­ta­rán en Chi­le las dos Sin­fo­nías de cá­ma­ra de Ar­nold Schoen­berg”, cuen­ta. En sep­tiem­bre ade­más de­bu­ta­rá en Es­pa­ña, cuan­do di­ri­ja a la Aca­de­mia San­ta Ce­ci­lia en el Au­di­to­rio de Ma­drid. “La mú­si­ca, así co­mo otras ar­tes es­cé­ni­cas, co­mo el tea­tro y la dan­za, son ma­ni­fes­ta­cio­nes que vi­ven en el mo­men­to en que ocu­rren. Pa­ra no­so­tros los mú­si­cos las par­ti­tu­ras no son más que unas cuan­tas ho­jas con tin­ta e in­di­ca­cio­nes, pe­ro la mú­si­ca es cuan­do sue­na. Esa es la vi­da que siem­pre de­bie­ra te­ner”.b

El di­rec­tor chi­leno Pao­lo Bor­to­la­meo­lli, de 32 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.