Jorge Na­va­rre­te

La Tercera - - PORTADA -

SE ECHA DE ME­NOS UN DIS­CUR­SO MÁS CON­TUN­DEN­TE DE LOS CAN­DI­DA­TOS. POR ELLO DE­BEN VALORARSE ES­FUER­ZOS DE INS­TI­TU­CIO­NES QUE HAN SUPLIDO ES­TE DÉ­FI­CIT.

Pe­se a lo mu­cho que se ade­lan­tó la ca­rre­ra pre­si­den­cial, es­ta no ha si­do una cam­pa­ña don­de abun­den las pro­pues­ta pro­gra­má­ti­cas o las ideas pa­ra el Chi­le de los pró­xi­mos años. Se tra­ta de una cues­tión la­men­ta­ble, más to­da­vía cuan­do un as­pec­to cen­tral han si­do las di­fe­ren­cias de diag­nós­ti­co y el cues­tio­na­mien­to a las re­for­mas im­ple­men­ta­das en los úl­ti­mos años. El pri­me­ro que se cons­ti­tu­yó en una ex­cep­ción a es­te ya usual ras­go de nuestros pro­ce­sos elec­to­ra­les fue Ri­car­do La­gos, quien sis­te­ma­ti­zó la ma­yor par­te de sus ideas, y las de sus co­la­bo­ra­do­res, en un do­cu­men­to que se ti­tu­ló “Pien­sa en Chi­le, pro­pues­tas pa­ra con­ver­sar”. Y aun­que mu­cho de lo ahí con­te­ni­do ha si­do des­pués in­cor­po­ra­do y reite­ra­do por otros can­di­da­tos, en ge­ne­ral se echa de me­nos un dis­cur­so más con­tun­den­te y cohe­ren­te por los as­pi­ran­tes que per­ma­ne­cen en ca­rre­ra, y muy es­pe­cial­men­te por aque­llos dos que más po­si­bi­li­da­des tie­nen de pa­sar a la se­gun­da vuel­ta elec­to­ral: me re­fie­ro a Pi­ñe­ra y a Gui­llier. De he­cho, su es­pe­cí­fi­ca pos­tu­ra so­bre te­mas tan sig­ni­fi­ca­ti­vos co­mo el cam­bio al sis­te­ma de pen­sio­nes, la sa­lud pú­bli­ca y pri­va­da, o la mo­der­ni­za­ción del Es­ta­do, no pa­re­cen avan­zar mu­cho más allá de las re­cri­mi­na­cio­nes, las con­sig­nas o am­bi­guos ti­tu­la­res.

Es en ese con­tex­to que creo de­ben valorarse los es­fuer­zos de dis­tin­tas ins­ti­tu­cio­nes aca­dé­mi­cas, po­lí­ti­cas y so­cia­les –su­ma­do al apor­te in­di­vi­dual de va­rios lí­de­res de opi­nión- que en par­te han suplido es­te dé­fi­cit, po­nien­do so­bre la me­sa ideas no­ve­do­sas y otras no tan­to, las que pe­se a su re­cu­rren­cia si­guen sien­do ur­gen­tes.

Y aun­que la re­co­men­da­ción ven­ga de cer­ca, es el ca­so, por ejem­plo, de Es­pa­cio Pú­bli­co, una ins­ti­tu­ción que aca­ba de pu­bli­car el do­cu­men­to “Ha­cia el Chi­le que que­re­mos”, don­de se sis­te­ma­ti­za el tra­ba­jo de un am­plio gru­po de miem­bros y co­la­bo­ra­do­res que han ve­ni­do tra­ba­jan­do ha­ce me­ses con el pro­pó­si­to de ha­cer un apor­te al de­ba­te po­lí­ti­co y so­cial del país. En par­ti­cu­lar, se desa­rro­llan 13 pro­pues­tas en áreas co­mo sa­lud, pro­bi­dad, di­ver­si­dad e in­clu­sión, pro­tec­ción de con­su­mi­do­res, ciu­dad y trans­por­te, y or­de­na­mien­to te­rri­to­rial y pro­bi­dad. Hay plan­tea­mien­tos no­ve­do­sos, co­mo un sub­si­dio a la de­man­da en los es­tra­tos más ba­jos pa­ra dis­mi­nuir la eva­sión en el trans­por­te pú­bli­co. Otros que son la con­ti­nui­dad del tra­ba­jo que en la Co­mi­sión En­gel hi­cie­ron va­rios de sus di­rec­to­res, co­mo es el es­ta­ble­ci­mien­to de un fi­dei­co­mi­so di­ver­si­fi­ca­do y pú­bli­co pa­ra con­tar con una me­jor he­rra­mien­ta fren­te a los con­flic­tos de in­tere­ses. Y tam­bién se in­sis­te en otras pro­pues­tas que, pe­se a ser re­pe­ti­das, no han po­di­do (o que­ri­do) ma­te­ria­li­zar­se, co­mo ocu­rre con la tan ma­no­sea­da de­ro­ga­ción de la Ley Re­ser­va­da del Co­bre.

Es de es­pe­rar que es­tos es­fuer­zos se re­pi­tan y mul­ti­pli­quen; y, más im­por­tan­te to­da­vía, que sean re­gis­tra­dos por los can­di­da­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.