CAE: 60% de los deu­do­res per­te­ne­ce al 20% más ri­co de la po­bla­ción

Es­tu­dio hi­zo se­gui­mien­to a la mo­vi­li­dad so­cial que ex­pe­ri­men­ta­ron alum­nos que in­gre­sa­ron a la edu­ca­ción su­pe­rior con el Cré­di­to con Aval del Es­ta­do. Aná­li­sis apun­ta a que, en pro­me­dio, suel­dos de be­ne­fi­cia­dos du­pli­can los in­gre­sos fa­mi­lia­res de ori­gen. Cr

La Tercera - - NACIONAL - Ma­ría Jo­sé Blan­co

El mo­de­lo de fi­nan­cia­mien­to pa­ra fa­vo­re­cer el ac­ce­so a la edu­ca­ción su­pe­rior es uno de los de­ba­tes que ha cen­tra­do la aten­ción del go­bierno, es­tu­dian­tes y par­la­men­ta­rios en los úl­ti­mos años. La de­man­da por la gra­tui­dad, que des­de ha­ce dos años se ha con­ver­ti­do en un be­ne­fi­cio pa­ra cer­ca de 250 mil alum­nos, ha traí­do con­si­go tam­bién un fuer­te cues­tio­na­mien­to a la vi­gen­cia del Cré­di­to con Aval del Es­ta­do (CAE), mo­de­lo que des­de 2005 ha per­mi­ti­do que más de 800 mil jó­ve­nes cos­teen su for­ma­ción con re­cur­sos ban­ca­rios aso­cia­dos a un res­pal­do es­ta­tal.

Y si bien el Eje­cu­ti­vo ya anun­ció la pre­sen­ta­ción de un pro­yec­to pa­ra re­em­pla­zar es­te ins­tru­men­to por un nue­vo cré­di­to que ex­clu­ya a la ban­ca, hay sec­to­res que va­lo­ran el apor­te del CAE en ma­te­ria de mo­vi­li­dad so­cial.

Ese es el punto que re­sal­ta un es­tu­dio de la fun­da­ción Ac­ción Edu­car, cons­ti­tui­da por ex co­la­bo­ra­do­res del go­bierno de Se­bas­tián Pi­ñe­ra. El aná­li­sis, que abor­da la evo­lu­ción so­cio­eco­nó­mi­ca de los deu­do­res del Cré­di­to con Aval del Es­ta­do que se aco­gie­ron al be­ne­fi­cio de la re­ba­ja de la cuo­ta con un to­pe del 10% del suel­do, des­ta­ca que más del 53% de ellos, en el ca­so de las uni­ver­si­da­des del Con­se­jo de Rec­to­res (Cruch) y el 81% en­tre las Ues pri­va­das, al mo­men­to de re­ci­bir el cré­di­to pre­sen­ta­ban in­gre­sos fa­mi­lia­res co­rres­pon­dien­tes a los pri­me­ros tres quin­ti­les (has­ta $ 203 mil per cá­pi­ta).

“Sin em­bar­go, ac­tual­men­te, con­si­de­ran­do su in­gre­so per­so­nal, más del 60% de los deu­do­res que pos­tu­la­ron a la re­ba­ja de cuo­tas en 2016 per­te­ne­ce­ría al 20% más ri­co de la po­bla­ción”, pre­ci­sa el do­cu­men­to ela­bo­ra­do por el or­ga­nis­mo (ver in­fo­gra­fía).

A mo­do de ejem­plo, el es­tu­dio plan­tea que “un pos­tu­lan­te al CAE de una fa­mi­lia per­te­ne­cien­te al 20% más po­bre, con un in­gre­so pro­me­dio de $ 326.580, lue­go de su pa­so por la edu­ca­ción su­pe­rior tie­ne un in­gre­so in­di­vi­dual pro­me­dio que va des­de $ 506.596 a $ 356.451. Así, por sí so­lo re­ci­be, en pro­me­dio, un suel­do que re­pre­sen­ta en­tre el 155% y 109% del in­gre­so del gru­po fa­mi­liar de ori­gen”. Es de­cir, du­pli­ca el di­ne­ro que ga­na­ba su fa­mi­lia al mo­men­to de en­trar a la uni­ver­si­dad.

Aná­li­sis

El di­rec­tor y fun­da­dor de Ac­ción Edu­car, Raúl Fi­gue­roa, ma­ni­fies­ta que es­to des­mi­ti­fi­ca gran par­te de las crí­ti­cas ha­cia el sis­te­ma de cré­di­tos sub­si­dia­rios. “Co­mo me­ca­nis­mo de ayu­da pa­ra ac­ce­der a la edu­ca­ción su­pe­rior, un sis­te­ma de cré­di­to sub­si­dia­do por el Es­ta­do es me­jor al­ter­na­ti­va que la que pro­po­ne el go­bierno. Se tien­de a de­cir que so­lo con gra­tui­dad se so­lu­cio­nan los pro­ble­mas de ac­ce­so a la edu­ca­ción su­pe­rior, y lo que de­mos­tra­mos es que in­clu­so a tra­vés de un cré­di­to, quie­nes es­tu­dian con CAE, una vez que egre­san tie­nen una con­di­ción de re­mu­ne­ra­ción mu­cho más fa­vo­ra­ble que la que te­nían cuan­do in­gre­sa­ron.

Agre­ga que, “por tan­to, el sis­te­ma de cré­di­to cons­ti­tu­ye un po­si­ti­vo me­ca­nis­mo de mo­vi­li­dad so­cial”.

Se­gún Fi­gue­roa, las co­rrec­cio­nes apli­ca­das al CAE en 2012 y que per­mi­tie­ron re­ba­jar la ta­sa de in­te­rés de un 6% a un 2% y ha­cer la cuo­ta men­sual con­tin­gen­te al in­gre­so, con un to­pe de un 10%, lo­gra­ron una con­si­de­ra­ble me­jo­ra en las con­di­cio­nes pa­ra los deu­do­res.

Jus­ta­men­te, quie­nes se aco­gie­ron a es­te úl­ti­mo be­ne­fi­cio fue­ron el gru­po ob­je­ti­vo del es­tu­dio en cues­tión.

Pos­tu­ras

El aná­li­sis pre­ci­sa que de los 189.687 egre­sa­dos aco­gi­dos al Cré­di­to con Aval del Es­ta­do que es­ta­ban al día en sus pa­gos (re­qui­si­to pa­ra op­tar al cam­bio), so­lo el 17% (32.715) so­li­ci­tó la re­ba­ja de sus cuo­tas.

Pa­ra Ac­ción Edu­car, es­te da­to per­mi­te con­cluir que pa­ra el 83% res­tan­te de los deu­do­res el cos­to del CAE re­pre­sen­ta me­nos del 10% de sus in­gre­sos.

“El mon­to que tie­nen que pa­gar los jó­ve­nes es bas­tan­te lle­va­de­ro. La cuo­ta re­pre­sen­ta en pro­me­dio en­tre 3% a 6% del in­gre­so de quie­nes pa­gan el CAE. La idea de un so­bre­en­deu­da­mien­to des­me­di­do no tie­ne sus­ten­to en la evi­den­cia”.

La de­ca­na de la Fa­cul­tad de Edu­ca­ción de la Uni­ver­si­dad Cen­tral, Pi­lar Cal­de­rón, aña­de que “el aná­li­sis no ha­ce más que de­mos­trar que la edu­ca­ción su­pe­rior me­jo­ra la con­di­ción eco­nó­mi­ca. No me atre­ve­ría a de­cir que el CAE, por el he­cho de ser una vía pa­ra lo­grar el ac­ce­so a es­ta, ge­ne­re una des­mi­ti­fi­ca­ción to­tal o va­lo­ri­ce el cré­di­to sub­si­dia­do, por­que en el fondo es en­deu­da­mien­to y no sé si va­le la pe­na de­cir que aque­llo es be­ne­fi­cio­so”.

El dipu­tado Gior­gio Jack­son (Re­vo­lu­ción De­mo­crá­ti­ca) se su­ma a la crí­ti­ca y plan­tea que “la mues­tra co­rres­pon­de so­lo a un 17% del to­tal de los en­deu­da­dos. Sin em­bar­go, exis­te una gran can­ti­dad de alum­nos que no pue­de si­quie­ra pos­tu­lar al be­ne­fi­cio por­que no tie­ne una si­tua­ción al día en sus deu­das”.

El par­la­men­ta­rio con­clu­ye que “ese so­lo he­cho ilus­tra que hay un sis­te­ma edu­ca­cio­nal cu­yo mé­to­do de fi­nan­cia­mien­to no cum­ple, ni da los re­sul­ta­dos que pro­me­tió”. ● In­gre­so por quin­ti­les per cá­pi­ta

MO­VI­LI­DAD SO­CIAL Re­ba­jó las cuo­tas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.