La ru­ta del di­ne­ro mar­ca los ne­xos de Trump con los po­de­ro­sos ru­sos

Esos víncu­los del aho­ra Pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos con la eli­te ru­sa co­men­za­ron a fi­nes de los 80. En 1987 ne­go­ció cons­truir un ho­tel de lu­jo en Mos­cú. En 2008 Do­nald Trump re­co­no­ció que el di­ne­ro “fluía des­de Mos­cú”. Un per­so­na­je que to­ma im­por­tan­cia e

La Tercera - - MUNDO - Cris­ti­na Ci­fuen­tes

“Los ru­sos com­po­nen una mues­tra muy des­pro­por­cio­na­da de to­dos nuestros ac­ti­vos. Ve­mos mu­cho di­ne­ro que flu­ye des­de Ru­sia”. Así des­cri­bió en una en­tre­vis­ta con un dia­rio ru­so en 2008 el en­ton­ces mag­na­te Do­nald Trump sus víncu­los co­mer­cia­les en Ru­sia. Su de­cla­ra­ción sue­na fuer­te aho­ra, en mo­men­tos en que tan­to el FBI co­mo el Con­gre­so y el fis­cal es­pe­cial, Ro­bert Mue­ller, in­ves­ti­gan la in­ter­ven­ción de Mos­cú en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de 2016 y si exis­tió co­lu­sión en­tre cer­ca­nos del man­da­ta­rio y los ru­sos.

En ese sen­ti­do, el pro­fe­sor de po­lí­ti­ca de la Uni­ver­si­dad de To­ron­to, Se­va Gu­nitsky, que cre­ció en Ru­sia y ha es­tu­dia­do la re­la­ción de Trump con Ru­sia por más de una dé­ca­da, sos­tie­ne que si bien las mo­ti­va­cio­nes po­lí­ti­cas son im­por­tan­tes es ne­ce­sa­rio “se­guir la hue­lla del di­ne­ro” de es­te víncu­lo. “Las raí­ces de la re­la­ción en­tre Trump y Ru­sia no son a tra­vés de (el Pre­si­den­te ru­so, Vla­di­mir) Pu­tin y no co­mien­zan con la elec­ción de 2016, sino que con las re­la­cio­nes fi­nan­cie­ras que Trump ha desa­rro­lla­do con per­so­nas adi­ne­ra­das de la eli­te ru­sa du­ran­te años. Se re­mon­ta a la dé­ca­da de 1980. Cen­trar es­to en el Krem­lin pue­de no ser la me­jor ma­ne­ra pa­ra ha­cer­lo”, se­ña­la en con­ver­sa­ción con

La Ter­ce­ra.

“No to­do tie­ne que ver con el di­ne­ro, tam­bién di­men­sio­nes po­lí­ti­cas ob­vias, es­pe­cial­men­te en el úl­ti­mo año o ha­ce dos, cuan­do las am­bi­cio­nes po­lí­ti­cas de Trump se vol­vie­ron se­rias y pa­re­cía que él po­dría te­ner una opor­tu­ni­dad. No quie­ro de­cir que Pu­tin es un es­pec­ta­dor inocen­te, que es­tá mi­ran­do có­mo se desa­rro­lla es­to. Creo que es ob­vio que hay una par­ti­ci­pa­ción po­lí­ti­ca de la in­te­li­gen­cia ru­sa a tra­vés po­si­ble­men­te del es­cán­da­lo del hac­keo”, ad­vier­te.

Se­gún la re­vis­ta The Atlan­tic, las re­fe­ren­cias de Trump res­pec­to de Ru­sia da­tan des­de 1987 y lo ex­pli­ca el pro­pio man­da­ta­rio en su li­bro The Art of the Deal (El Ar­te del Acuer­do) en el que es­cri­bió que es­ta­ba en con­ver­sa­cio­nes con el em­ba­ja­dor so­vié­ti­co Yu­ri Du­bi­nin “pa­ra cons­truir un gran ho­tel de lu­jo al fren­te del Krem­lin en so­cie­dad con el go­bierno so­vié­ti­co”. Pa­ra ello in­ten­tó fir­mar un acuer­do cuan­do vi­si­tó Mos­cú, aun­que es­to no fue exi­to­so, se­gún se­ña­ló The Was­hing­ton Post.

En un ar­tícu­lo el dia­rio The New York Ti­mes se afir­ma que en 1996, cuan­do el en­ton­ces em­pre­sa­rio en­fren­ta­ba pro­ble­mas eco­nó­mi­cos al punto que ya se ha­bía de­cla­ra­do en quie­bra en dos oca­sio­nes, in­ten­tó reha­cer sus con­tac­tos con los ru­sos. In­clu­so se­ña­ló que nun­ca ha­bía es­ta­do “tan im­pre­sio­na­do con el po­ten­cial de una ciu­dad co­mo Mos­cú”. “Cuan­do Trump tu­vo pro­ble­mas, mu­chos ban­cos se ne­ga­ron a pres­tar­le di­ne­ro de for­ma di­rec­ta. Una ex­cep­ción fue el Deuts­che Bank. Ha­ce po­co se re­ve­ló que ese ban­co es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do por el fis­cal es­pe­cial Ro­bert Mue­ller. Más allá de eso ha­bían oli­gar­cas que que­rían ha­cer ne­go­cios con Trump, así que él en­tre­gó un vehícu­lo via­ble pa­ra sus in­ver­sio­nes”, ex­pli­ca Gu­nitsky.

Un punto álgido de es­tos la­zos ocu­rrió el 9 de ju­nio de 2016 cuan­do, se­gún re­ve­ló The New York Ti­mes, Do­nald Trump Jr.; el yerno de Trump, Ja­red Kush­ner, y el en­ton­ces je­fe de la cam­pa­ña de Trump, Paul Ma­na­fort, se reunie­ron -en ple­na ca­rre­ra pre­si­den­cial- con una abo­ga­da que te­nía la­zos con el Krem­lin, por­que ella le ha­bía ofre­ci­do “do­cu­men­tos ofi­cia­les” que se­rían per­ju­di­cia­les pa­ra la can­di­da­ta de­mó­cra­ta, Hi­llary Clin­ton.

Do­nald Jr. di­jo que él ha­bía acor­da­do re­unir­se con la abo­ga­da Natalia Ve­sel­nits­ka­ya, por­que un “co­no­ci­do aso­cia­do con el cer­ta­men” de Miss Uni­ver­so se lo ha­bía pe­di­do. Se tra­ta­ba del pu­bli­cis­ta bri­tá­ni­co Ro­bert Golds­to­ne, a quien Trump ha­bía co­no­ci­do du­ran­te el con­cur­so Miss Uni­ver­so rea­li­za­do en no­viem­bre de 2013 y que es­cri­bía en nom­bre de un ami­go en co­mún, el can­tan­te pop ru­so Emin Aga­la­rov, a quien tam­bién el Pre­si­den­te co­no­ció con mo­ti­vo de ese even­to. Emin es hi­jo de Aras Aga­la­rov, un co­no­ci­do em­pre­sa­rio ru­so del sec­tor in­mo­bi­lia­rio.

Por otro la­do, se­gún el si­tio Vox, Ve­sel­nits­ka­ya es abo­ga­da del hol­ding Pre­ve­zon, que tie­ne víncu­los con las eli­tes ru­sas que han si­do acu­sa­das de la­var mi­llo­nes de dó­la­res me­dian­te ne­go­cios in­mo­bi­lia­rios en Nue­va York. La com­pa­ñía fue par­te de una tra­ma de frau­de fis­cal que des­en­mas­ca­ró el abo­ga­do ru­so Ser­gei Mag­nitsky en 2008. Es más. La fis­ca­lía neo­tor­qui­na es­ta­ba pre­pa­ran­do un ca­so con­tra la em­pre­sa. Pe­ro el fis­cal a car­go del ca­so, Preet Bha­ra­ra, fue des­pe­di­do por Trump a co­mien­zos de mar­zo y en ma­yo pa­sa­do se lle­gó a un acuer­do por US$ 6 mi­llo­nes.

“La co­lu­sión pro­ba­ble­men­te no sea la pa­la­bra co­rrec­ta. Las per­so­nas con di­ne­ro tra­tan de desa­rro­llar re­la­cio­nes con per­so­nas que pien­san que los van a po­der ayu­dar. Creo que el fo­co de la in­ves­ti­ga­ción de Mue­ller es­tá pre­ci­sa­men­te en es­to”, con­clu­yó Gu­nitsky. ●

► Do­nald Trump, acom­pa­ña­do de su yerno Ja­red Kush­ner (cen­tro) y Do­nald Trump Ju­nior tras un de­ba­te pre­si­den­cial, en oc­tu­bre de 2016, en Las Vegas.

NATALIA VE­SEL­NITS­KA­YA Se­gún The New York Ti­mes, la abo­ga­da ru­sa se reunió en ju­nio con Trump Jr. y Kush­ner.

ARAS

AGA­LA­ROV

El mag­na­te ru­so de bie­nes raí­ces in­ten­tó aso­ciar­se con Do­nald Trump en un pro­yec­to ho­te­le­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.