Ven­ta­jo­so mo­de­lo chi­leno de edu­ca­ción su­pe­rior

El mo­de­lo ar­gen­tino -con ba­jas ta­sas de egre­so y ti­tu­la­ción- es una mues­tra elo­cuen­te de las de­fi­cien­cias de la gra­tui­dad uni­ver­sal.

La Tercera - - TEMAS DE HOY -

En el mar­co de una vi­si­ta a Bue­nos Ai­res, la Pre­si­den­ta de la Re­pú­bli­ca plan­teó que “la edu­ca­ción su­pe­rior de­bie­ra ser con­ce­bi­da co­mo un de­re­cho so­cial y no co­mo un bien de con­su­mo, tal co­mo su­ce­de en Ar­gen­ti­na”. Di­chas de­cla­ra­cio­nes cau­sa­ron sor­pre­sa, no so­lo por el he­cho de que la man­da­ta­ria vol­vió a in­sis­tir en una idea que si bien for­ma par­te de sus pro­me­sas de cam­pa­ña, no ha si­do po­si­ble ate­rri­zar en una pro­pues­ta via­ble -co­mo es la gra­tui­dad uni­ver­sal-, sino también por­que el sis­te­ma de edu­ca­ción su­pe­rior ar­gen­tino no es un buen re­fe­ren­te en prác­ti­ca­men­te nin­gún ám­bi­to, apa­re­cien­do en des­ven­ta­ja an­te ca­si cual­quier com­pa­ra­ción que se reali­ce con el sis­te­ma chi­leno.

Es co­no­ci­da la in­efi­cien­cia del sis­te­ma de edu­ca­ción su­pe­rior trans­an­dino, en el cual se ob­ser­van in­sa­tis­fac­to­rias ta­sas tan­to en gra­dua­ción co­mo en ti­tu­la­ción. A su vez, y pe­se a ser ma­yo­ri­ta­ria­men­te gra­tui­to, la ta­sa de co­ber­tu­ra es me­nor a la que pre­sen­ta nues­tro país en to­dos los quin­ti­les de in­gre­so. Ello de­mues­tra que gra­tui­dad no es si­nó­ni­mo de in­clu­sión. Asi­mis­mo, los da­tos in­di­can que quie­nes se be­ne­fi­cian de la gra­tui­dad uni­ver­si­ta­ria son ma­yo­ri­ta­ria­men­te los alumnos que pro­vie­nen de fa­mi­lias de al­tos in­gre­sos, apro­ve­chan­do una gra­tui­dad cos­tea­da con los impuestos que pa­gan to­dos los ciu­da­da­nos y que tie­nen di­ver­sos usos al­ter­na­ti­vos más ren­ta­bles, de­mos­tran­do la re­gre­si­vi­dad de di­cha po­lí­ti­ca.

En cuan­to a las com­pa­ra­cio­nes a ni­vel in­ter­na­cio­nal, y te­nien­do en cuen­ta que Ar­gen­ti­na es un país dos ve­ces más gran­de en tér­mi­nos eco­nó­mi­cos y de po­bla­ción que Chi­le, las ins­ti­tu­cio­nes na­cio­na­les des­ta­can por so­bre las tras­an­di­nas. En el re­cien­te ran­king de uni­ver­si­da­des la­ti­noa­me­ri­ca­nas pu­bli­ca­do por Ti­mes Hig­her Edu­ca­tion, Chi­le pre­sen­ta 15 ins­ti­tu­cio­nes –es­ta­ta­les, pri­va­das del Cruch y pri­va­das nuevas- en­tre las 50 me­jo­res ins­ti­tu­cio­nes de La­ti­noa­mé­ri­ca. Di­cha ci­fra sig­ni­fi­ca un au­men­to de 36% de ins­ti­tu­cio­nes res­pec­to de las que fi­gu­ra­ron el año pa­sa­do. En con­tras­te, ese mis­mo ran­king úni­ca­men­te in­cluía una ins­ti­tu­ción ar­gen­ti­na. Po­si­ble­men­te, otras en­ti­da­des tras­an­di­nas me­re­cen apa­re­cer en di­cha me­di­ción, pe­ro ni si­quie­ra en­vían los da­tos re­que­ri­dos pa­ra par­ti­ci­par. Por su par­te, el ran­king Sci­ma­go po­si­cio­na a sie­te uni­ver­si­da­des chi­le­nas y cin­co ar­gen­ti­nas den­tro de las 50 me­jo­res ins­ti­tu­cio­nes de la re­gión. En el ran­king ARWU am­bos paí­ses ubi­can a una ins­ti­tu­ción den­tro de las me­jo­res 500 del mundo, con la Uni­ver­si­dad de Bue­nos Ai­res me­jor ubi­ca­da que la Uni­ver­si­dad de Chi­le.

A la luz de es­tas ci­fras, cues­ta en­ten­der por qué se in­sis­te en co­lo­car al sis­te­ma ar­gen­tino co­mo un re­fe­ren­te. Tran­si­tar ha­cia un mo­de­lo co­mo el tras­an­dino se­ría un re­tro­ce­so en ca­li­dad, efi­cien­cia y fo­ca­li­za­ción del gas­to pú­bli­co. A es­tas al­tu­ras del man­da­to, y en me­dio de la reforma a la edu­ca­ción su­pe­rior que se tra­mi­ta en el Con­gre­so, se es­pe­ra­ría no se­guir in­sis­tien­do en políticas re­gre­si­vas y de mar­ca­do ses­go ideo­ló­gi­co, pri­vi­le­gian­do una mi­ra­da más téc­ni­ca. Ello re­sul­ta indispensable an­te la orien­ta­ción que ha to­ma­do di­cha reforma, la cual le­jos de per­fec­cio­nar y po­ten­ciar nues­tro ac­tual sis­te­ma, ame­na­za con so­ca­var­lo, al pri­vi­le­giar un mo­de­lo fuer­te­men­te es­ta­tis­ta.

Crí­ti­ca eva­lua­ción al pri­mer año de Pe­dro Pa­blo Kuczynski

Los de­trac­to­res de PPK -quien también hi­zo una fuer­te au­to­crí­ti­ca- eva­lúan su pri­mer año en la je­fa­tu­ra de Es­ta­do de Pe­rú co­mo un go­bierno más tec­no­crá­ti­co que político, cu­ya ges­tión es­tu­vo mar­ca­da por el es­tan­ca­mien­to eco­nó­mi­co y pug­nas con la opo­si­ción que afec­ta­ron ne­ga­ti­va­men­te la ima­gen pre­si­den­cial.

Ges­tión. Pe­rú | 31.07.17

Sin un ver­da­de­ro pro­pó­si­to de en­mien­da de su ga­bi­ne­te, y de él mis­mo, el mea cul­pa pre­si­den­cial ter­mi­na­rá con­vir­tién­do­se en un sa­lu­do a la ban­de­ra. Más allá del go­bierno, PPK ten­drá que me­jo­rar su por­te de es­ta­dis­ta, tan­to en el ám­bi­to de las ini­cia­ti­vas co­mo de la fir­me­za pa­ra en­fren­tar pro­ble­mas gra­ves co­mo los con­flic­tos so­cia­les y los re­cla­mos sa­la­ria­les.

El Co­mer­cio. Pe­rú | 29.07.2017

Pe­ro ha­bi­da cuen­ta de que el pri­mer año de go­bierno no cum­plió con las ex­pec­ta­ti­vas que des­per­tó el men­sa­je inau­gu­ral de su ad­mi­nis­tra­ción, eran más los nue­vos pa­sos que los ya co­no­ci­dos los que se es­pe­ra­ban del Pre­si­den­te Kuczynski en es­ta oca­sión.

Dia­rio Co­rreo. Pe­rú | 30.07.2017

Pro­mo­ver el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co en los si­guien­tes me­ses es el de­sa­fío que tie­ne la ges­tión de PPK, pues de lo con­tra­rio sus pro­me­sas de cam­pa­ña cae­rán en sa­co ro­to y ello pue­de des­en­ca­de­nar una vio­len­cia so­cial peor a la que en es­tos mo­men­tos pro­mue­ven sec­to­res co­mo Edu­ca­ción y Sa­lud.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.