Pas­cual se des­mar­ca de ofen­si­va co­mu­nis­ta contra mi­nis­tra del TC

Dipu­tados PC bus­ca­ban in­ha­bi­li­tar a Ma­ri­sol Pe­ña de la re­vi­sión del proyecto so­bre abor­to.

La Tercera - - POLÍTICA - P. Valenzuela

In­co­mo­di­dad ge­ne­ró en la opo­si­ción el re­que­ri­mien­to que bus­ca pre­sen­tar la ban­ca­da del PC an­te el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal pa­ra in­ha­bi­li­tar a la mi­nis­tra Ma­ri­sol Pe­ña en la re­vi­sión del proyecto que des­pe­na­li­za el abor­to en tres cau­sa­les. Fue el se­na­dor Her­nán La­rraín (UDI) quien du­ran­te el de­ba­te en la co­mi­sión mix­ta em­pla­zó a la mi­nis­tra de la Mu­jer, Clau­dia Pas­cual (PC), por la ofen­si­va im­pul­sa­da por dipu­tados de su par­ti­do. “No me ex­tra­ña que el Par­ti­do Co­mu­nis­ta bus­que cual­quier sub­ter­fu­gio pa­ra lo­grar su ob­je­ti­vo”, se­ña­ló La­rraín. “De la ban­ca­da co­mu­nis­ta se es­pe­ra to­do. Ya he­mos vis­to aquí, en el ca­so de la mi­nis­tra Pas­cual, re­pre­sen­tan­te del PC, a quien yo em­pla­cé pa­ra que se pro­nun­cia­ra so­bre las in­quie­tu­des de la Cor­te Su­pre­ma y ella no fue ca­paz de con­tes­tar, no fue ca­paz de ha­blar. Esa es una fal­ta de res­pe­to más aun cuan­do al­gu­nos par­la­men­ta­rios ha­bla­ban, ella tui­tea­ba, es­cri­bía co­rreos elec­tró­ni­cos, es­ta­ba en otra. Pa­re­cie­ra que don­de la úni­ca par­te que le in­tere­sa ha­blar es en la pren­sa”, agre­gó.

A la sa­li­da, la secretaria de Es­ta­do ase­gu­ró –es­pe­cí­fi­ca­men­te con­sul­ta­da so­bre la pro­pues­ta de los co­mu­nis­tas– que lo plan­tea­do por los par­la­men­ta­rios “no es par­te de nues­tra po­si­ción co­mo go­bierno”. La solicitud de los le­gis­la­do­res apun­ta­ba al pro­nun­cia­mien­to pre­vio que Pe­ña hi­zo so­bre la ma­te­ria du­ran­te la dis­cu­sión que en 2008 ter­mi­nó por de­cla­rar in­cons­ti­tu­cio­nal la dis­tri­bu­ción de la de­no­mi­na­da “píl­do­ra del día des­pués”. Es­to, se­gún la in­ter­pre­ta­ción de la ban­ca­da, en vir­tud del ar­tícu­lo 22 de la Ley Or­gá­ni­ca que re­gu­la al TC, en el que se es­ta­ble­ce co­mo cau­sal de im­pli­can­cia “el he­cho de ha­ber emi­ti­do opi­nión con pu­bli­ci­dad o dic­ta­men so­bre el asun­to con­cre­to ac­tual­men­te so­me­ti­do a conocimiento del tri­bu­nal”.

“Es­to im­pli­ca que la mi­nis­tra Pe­ña tie­ne una opi­nión for­ma­da en el sen­ti­do de que, a su jui­cio, la in­te­rrup­ción del em­ba­ra­zo es in­cons­ti­tu­cio­nal; ade­más, la po­si­ción de ma­yo­ría, que sus­cri­be la mi­nis­tra, es que ‘la pro­tec­ción cons­ti­tu­cio­nal de la per­so­na se ini­cia des­de el mo­men­to mis­mo de la concepción’, as­pec­to cen­tral en el de­ba­te ac­tual”, se lee en el tex­to del PC pu­bli­ca­do por La Ter­ce­ra. Des­de RN, el se­na­dor Fran­cis­co Chahuán cues­tio­nó el sen­ti­do de la ar­gu­men­ta­ción del re­que­ri­mien­to im­pul­sa­do por el PC. El le­gis­la­dor sub­ra­yó que el tex­to de ma­yo­ría sus­cri­to por Pe­ña en 2008, en que se de­cla­ra­ba que la vi­da se ini­cia en el mo­men­to de la concepción, “fue una opi­nión. Si fue­se así, nin­gún tri­bu­nal po­dría emi­tir opi­nión res­pec­to de al­gu­na ma­te­ria, por eso ha­go el lla­ma­do de aten­ción al go­bierno, a que de­je al TC ope­rar co­mo co­rres­pon­de”.

En esa lí­nea, agre­gó que “una im­pug­na­ción a un ministro del TC res­pec­to de que ha­ya pro­nun­cia­do opi­nión res­pec­to de otro re­que­ri­mien­to no di­ce re­la­ción con es­ta ma­te­ria; es un re­que­ri­mien­to to­tal­men­te dis­tin­to”. ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.