Go­bierno cu­bano sus­pen­de en­tre­ga de nuevas licencias pa­ra sec­to­res de “cuen­ta­pro­pis­tas”

Ase­gu­ran que for­ma par­te de una re­vi­sión. Los res­tau­ran­tes apa­re­cen en­tre los afec­ta­dos.

La Tercera - - MUNDO - Pe­dro Sch­war­ze

Co­mo par­te de un “pro­ce­so sis­te­má­ti­co de re­vi­sión y per­fec­cio­na­mien­to, en­ca­mi­na­do a co­rre­gir de­fi­cien­cias” en el aún in­ci­pien­te sec­tor pri­va­do, el go­bierno cu­bano anun­ció la sus­pen­sión de licencias pa­ra una vein­te­na de actividades de “tra­ba­jo por cuen­ta pro­pia”, en­tre ellas los res­tau­ran­tes o el arrien­do de pie­zas pa­ra tu­ris­tas.

La in­for­ma­ción fue da­da a co­no­cer por el dia­rio Gran­ma, el ór­gano del Par­ti­do Co­mu­nis­ta de Cu­ba, que ex­pli­có que se to­mó esa de­ci­sión de­bi­do a que se han de­tec­ta­do ca­sos en los que “se uti­li­zan ma­te­rias pri­mas, ma­te­ria­les y equi­pos de pro­ce­den­cia ilí­ci­ta, per­sis­te el in­cum­pli­mien­to de obli­ga­cio­nes tri­bu­ta­rias y se sub­de­cla­ran in­gre­sos”.

Pre­ci­sa­men­te pa­ra ase­gu­rar­se de que los lla­ma­dos “cuen­ta­pro­pis­tas” cum­plen las exi­gen­cias y pa­gan to­dos los impuestos, el go­bierno les va a exi­gir gra­dual­men­te la aper­tu­ra de cuen­tas ban­ca­rias, es­pe­cial­men­te en­tre las tres actividades pri­va­das que más in­gre­sos lo­gran: los ba­res y res­tau­ran­tes (las pa­la­da­res), el arrien­do de viviendas y el trans­por­te de pa­sa­je­ros.

Otro gru­po de au­to­ri­za­cio­nes, co­mo por ejem­plo la que se otor­ga­ba a ven­de­do­res am­bu­lan­tes de pro­duc­tos agrí­co­las, se­rán sus­pen­di­das de ma­ne­ra de­fi­ni­ti­va, pe­ro quie­nes ya cuen­ten con esos per­mi­sos po­drán se­guir ope­ran­do sin con­tra­tiem­pos.

So­lo en oc­tu­bre las au­to­ri­da­des sus­pen­die­ron la en­tre­ga de licencias pa­ra los res­tau­ran­tes pri­va­dos, tras ad­ver­tir de al­gu­nas irre­gu­la­ri­da­des, pe­ro po­co des­pués el te­ma se nor­ma­li­zó. Fue en 2010 cuan­do el go­bierno de Raúl Cas­tro, co­mo par­te de sus re­for­mas eco­nó­mi­cas -o pro­ce­so de nor­ma­li­za­ción- y pa­ra re­du­cir el apa­ra­to es­ta­tal, que am­plió el tra­ba­jo au­tó­no­mo y au­to­ri­zó más de 200 pro­fe­sio­nes u ofi­cios pa­ra desa­rro­llar co­mo cuen­ta­pro­pis­ta.

Se­gún Gran­ma, has­ta fi­nes de ju­nio, en Cu­ba ha­bía 567.982 per­so­nas que tra­ba­ja­ban en for­ma par­ti­cu­lar, lo que re­pre­sen­ta el 12% del to­tal de la fuer­za la­bo­ral que es­tá tra­ba­jan­do. El dia­rio, que ci­ta al Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo y Se­gu­ri­dad So­cial, sos­tie­ne que el 32% de esos cuen­ta­pro­pis­tas son jó­ve­nes, el 33% son mu­je­res y el 11%, ju­bi­la­dos.

Pe­se a es­ta sus­pen­sión en la en­tre­ga de licencias pa­ra el sec­tor pri­va­do, el dia­rio des­ta­có que “re­sul­ta in­cues­tio­na­ble la va­li­dez de di­cha for­ma de ges­tión co­mo op­ción de em­pleo. No so­lo ha fa­ci­li- ta­do el pro­ce­so de reor­de­na­mien­to la­bo­ral, también ha lo­gra­do in­cre­men­tar la ofer­ta de bie­nes y ser­vi­cios con ni­ve­les de ca­li­dad acep­ta­bles, así co­mo ali­ge­rar gra­dual­men­te la car­ga del Es­ta­do pa­ra per­mi­tir­le con­cen­trar­se en actividades tras­cen­den­ta­les pa­ra el de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co cu­bano”.

“Las de­ci­sio­nes no cons­ti­tu­yen un re­tro­ce­so en el de­sa­rro­llo de la ac­ti­vi­dad, sino que con ellas se pre­ten­de con­so­li­dar la or­ga­ni­za­ción y el con­trol del tra­ba­jo por cuen­ta pro­pia, de ma­ne­ra que es­te con­ti­núe avan­zan­do de ma­ne­ra or­de­na­da y efi­cien­te”, ase­gu­ró Ma­ría Ele­na Fei­tó, vi­ce­mi­nis­tra de Tra­ba­jo, ci­ta­da por Gran­ma.b

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.