In­for­me DC su­gie­re ba­jar can­di­da­tos con­de­na­dos por to­do ti­po de tri­bu­na­les

Es­cri­to del abo­ga­do Pa­tri­cio Za­pa­ta con­si­de­ra no so­lo sen­ten­cias pe­na­les, sino que ci­vi­les, de fa­mi­lia y la­bo­ra­les. Tex­to men­cio­na ca­sos de vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar, aco­so se­xual, trá­fi­co de dro­gas, co­lu­sión y cohe­cho, en­tre otros.

La Tercera - - POLÍTICA - Ni­co­lás Guz­mán

Ayer, al­re­de­dor de las 14.00, la can­di­da­ta y ti­mo­nel DC, Ca­ro­li­na Goic, re­ci­bió el in­for­me que re­dac­tó el abo­ga­do Pa­tri­cio Za­pa­ta -mi­li­tan­te del par­ti­do-, tex­to que fi­ja una serie de “cri­te­rios ob­je­ti­vos” pa­ra la de­fi­ni­ción de la plan­ti­lla par­la­men­ta­ria de la co­lec­ti­vi­dad.

La de­ci­sión de Goic de en­car­gar ese do­cu­men­to sur­gió lue­go que anun­cia­ra que ba­ja­ría la can­di­da­tu­ra del dipu­tado Ri­car­do Rin­cón, pe­ro ter­mi­nó pro­vo­can­do una serie de cues­tio­na­mien­tos de par­la­men­ta­rios del par­ti­do, quie­nes acu­sa­ron que es­to man­tie­ne en “vi­lo” las pos­tu­la­cio­nes al Con­gre­so y de con­se­je­ros re­gio­na­les, ins­ta­lan­do una in­cer­ti­dum­bre que -se­gún di­je­ron- le pro­vo­ca da­ño a la DC.

“Es­to es có­mo no­so­tros da­mos una se­ñal de que que­re­mos ha­cer las co­sas bien y que pre­sen­ta­mos a los me­jo­res co­mo nues­tros can­di­da­tos”, se de­fen­dió Goic ayer.

El in­for­me -ti­tu­la­do “Las can­dia­tu­ras del PDC: la ley, la de­mo­cra­cia in­ter­na y la éti­ca”- ser­vi­rá de fil­tro pa­ra la plan­ti­lla par­la­men­ta­ria de la DC. Y en él se plan­tean tres cri­te­rios. Es­to, sin men­cio­nar nom­bres es­pe­cí­fi­cos.

Uno de los cri­te­rios es man­te­ner lo que ri­ge en la Cons­ti­tu­ción, don­de se se­ña­la que cual­quie­ra que es ciu­da­dano y que no cuen­ta con una con­de­na por de­li­tos que im­pli­quen una pe­na efec­ti­va, po­drá ser can­di­da­to al Con­gre­so. Asi­mis­mo, se su­gie­re re­for­zar un pa­rá­me­tro au­to­im­pues­to por la DC, en el sen­ti­do de que aque­llas car­tas par­la­men­ta­rias que ha­yan si­do con­de­na­das por de­li­tos con­tra la pro­bi­dad, no es­tén po­si­bi­li­ta­dos pa­ra pre­sen­tar una can­di­da­tu­ra. En es­ta lí­nea, se man­ten­dría el ac­tual ré­gi­men de que aque­llos mi­li­tan­tes que sean for­ma­li­za­dos se les sus­pen­de­rá su mi­li­tan­cia, mien­tras que quie­nes sean con­de­na­dos se les ex­pul­sa­rá de la DC.

No obs­tan­te, el pun­to que ma­yor én­fa­sis se in­di­ca en el in­for­me tie­ne re­la­ción con un nue­vo cri­te­rio a con­si­de­rar: que no se aco­te el im­pe­di­men­to a pre­sen­tar­se co­mo can­di­da­to ex­clu­si­va­men­te a quie­nes ten­gan una con­de­na en el ám­bi­to pe­nal.

Es de­cir, se pro­po­ne con­tem­plar co­mo im­pe­di­men­to pa­ra pos­tu­lar a quie­nes tam­bién ha­yan si­do con­de­na­dos por cual­quier ti­po de tri­bu­nal: de fa­mi­lia, ci­vil y la­bo­ral. “Un es­tán­dar éti­co con­sis­ten­te con de­ci­sio­nes pre­vias del par­ti­do (...) es aquel se­gún el cual el PDC se abs­ten­drá de in­cluir en sus lis­tas de can­di­da­tos a per­so­nas que hu­bie­ren si­do con­de­na­das por cual­quier Tri­bu­nal de la Re­pú­bli­ca, por con­duc­tas gra­ve­men­te aten­ta­to­rias al nú­cleo central de va­lo­res exi­gi­ble en un ser­vi­dor pú­bli­co de­mo­cra­ta­cris­tiano”, se lee en el es­cri­to. Y se agre­ga: “No so­lo re­sul­ta ‘con­de­na­da’ la per­so­na a quien se le apli­ca una san­ción pri­va­ti­va de li­ber­tad en se­de pe­nal. Tam­bién es con­de­na­da la per­so­na a quien un tri­bu­nal ci­vil, la­bo­ral o de fa­mi­lia, lue­go de aco­ger la de­man­da o de­nun­cia, or­de­na cum­plir una obli­ga­ción, in­dem­ni­zar los per­jui­cios, pa­gar una mul­ta o rea­li­zar al­gu­na otra con­duc­ta re­pa­ra­to­ria o cau­te­lar”.

En el in­for­me, ade­más, se plan­tean los asun­tos re­la­cio­na­dos con esas con­de­nas que de­be­rían con­si­de­rar­se: “Con­de­nas dic­ta­das por un tri­bu­nal de la Re­pú­bli­ca por maltrato in­fan­til, vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar, aco­so se­xual, trá­fi­co de dro­gas o es­tu­pe­fa- cien­tes, mal­ver­sa­ción de re­cur­sos pú­bli­cos, cohe­cho, pre­va­ri­ca­ción, prác­ti­cas an­ti­sin­di­ca­les, co­lu­sión y, en ge­ne­ral, vio­la­ción de los de­re­chos hu­ma­nos”.

En pa­ra­le­lo, se re­fie­re a la si­tua­ción en la que un “ca­ma­ra­da” ha­ya si­do ab­suel­to o so­bre­seí­do en una cau­sa. “Tie­nen de­re­cho a es­pe­rar que la so­cie­dad ac­túe en con­se­cuen­cia y los tra­te co­mo inocen­tes”, di­ce uno de los pá­rra­fos.

El in­for­me fue dis­cu­ti­do en el con­se­jo na­cio­nal de la DC. Quie­nes asis­tie­ron al en­cuen­tro -al que no lle­gó la ex mi­nis­tra Xi­me­na Rin­cón- ex­pli­ca­ron que la di­rec­ti­va lla­mó a “no de­ses­pe­rar” y que se­rá ma­ña­na o el jue­ves cuan­do se co­mien­cen a con­fir­mar las can­di­da­tu­ras ya apro­ba­das en la jun­ta na­cio­nal de ha­ce dos se­ma­nas.

Sin em­bar­go, en sec­to­res de la DC di­cen que el te­ma central aho­ra se­rán las de­cla­ra­cio­nes que ha emi­ti­do Goic en los úl­ti­mos días, lue­go de que ra­ti­fi­ca­ra su can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial e ins­ta­la­ra la idea de un “es­tán­dar éti­co” co­mo re­la­to de su nue­va fa­se de cam­pa­ña.

En es­te sen­ti­do, re­cuer­dan que la aban­de­ra­da ha tra­ta­do de mar­car una di­fe­ren­cia con el can­di­da­to de Chi­le Va­mos, Se­bas­tián Pi­ñe­ra, in­sis­tien­do en la ne­ce­si­dad de es­ta­ble­cer un lí­mi­te éti­co, más allá de lo me­ra­men­te le­gal. “Pa­ra Se­bas­tián Pi­ñe­ra el lí­mi­te es­tá en lo le­gal. Pa­ra mí, es­tá mas allá de lo le­gal, es­tá en lo éti­co”, di­jo Goic el fin de se­ma­na. Así, en el par­ti­do es­tán ex­pec­tan­tes por la de­ci­sión que to­ma­rá an­te ca­sos co­mo el de la ex di­rec­to­ra del Se­na­me Mar­ce­la La­bra­ña, cues­tio­na­da por su rol en la muer­te de la me­nor Lissette Vi­lla; o del je­fe de ban­ca­da, Ro­ber­to León, in­ves­ti­ga­do en el ca­so SQM, aun­que no ha si­do for­ma­li­za­do.b

► El con­se­jo na­cio­nal de la De­mo­cra­cia Cris­tia­na rea­li­za­do ayer en la se­de del par­ti­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.