La gue­rra del nue­ve

Co­lo Co­lo su­fre en ata­que. Ri­ve­ro re­ba­ja el tono, pe­ro quie­re par­tir o más suel­do, y Gue­de re­cla­ma aho­ra por Mo­ra­les.

La Tercera - - DEPORTES - Cris­tian Ba­rre­ra M.

El triun­fo de Co­lo Co­lo an­te O’Hig­gins y la gran ac­tua­ción de Jor­ge Val­di­via se vie­ron em­pa­ña­dos por la crisis ge­ne­ra­da por el ca­so de Oc­ta­vio Ri­ve­ro. El de­lan­te­ro uru­gua­yo, que busca su sa­li­da del club pa­ra ir­se a Bel­grano de Cór­do­ba, acu­só a la di­rec­ti­va de cam­biar­le a úl­ti­ma ho­ra las con­di­cio­nes de tras­pa­so. Por lo mis­mo, le di­jo al téc­ni­co Pa­blo Gue­de que no te­nía ca­be­za pa­ra ju­gar an­te los de Ran­ca­gua, se­gún las pa­la­bras del pro­pio adies­tra­dor. Su au­sen­cia se trans­for­mó en un gran pro­ble­ma pa­ra el DT, ya que tam­po­co pu­do con­tar con Iván Mo­ra­les, el go­lea­dor de ma­yor pro­yec­ción que tie­nen los al­bos (18 años), ni con An­drés Vilches y Luis Sa­las, am­bos con mo­les­tias. Es­to, su­ma­do a los pro­ble­mas en un ge­me­lo que su­fría Esteban Pa­re­des, de­bi­li­ta­ron el ata­que albo, más allá de la vic­to­ria pos­te­rior.

La mo­les­tia del cha­rrúa es per­sis­ten­te y, por lo mis­mo, des­de la so­cie­dad anó­ni­ma ase­gu­ran que se re­uni­rán ma­ña­na con el ju­ga­dor y con su re­pre­sen­tan­te pa­ra in­ten­tar bus­car­le una so­lu­ción al con­flic­to. Des­de el en­torno del orien­tal, en tan­to, di­cen que la con­ce­sio­na­ria no los ha ci­ta­do a nin­gu­na jun­ta.

Fe­de­ri­co Pam­pa­rat­to, su agen­te, ex­pli­có ayer en

que Aní­bal Mo­sa, pre­si­den­te de Blan­co y Ne­gro, pri­me­ro pi­dió US$ 1,5 mi­llón por el 50 por cien­to del pa­se, que es pro­pie­dad del cua­dro de Pe­dre­ros (la otra mi­tad le per­te­ne­ce al Van­cou­ver Whi­te­caps de la MLS). Bel­grano ofre­ció esa ci­fra, pe­ro los blan­cos desecha­ron la pro­pues­ta por la for­ma de pa­go, pues que­rían to­do al

El De­por­ti­vo

con­ta­do. Sin em­bar­go, cuan­do el elen­co Pi­ra­ta con­si­guió la to­ta­li­dad del dinero pa­ra pa­gar­lo al con­ta­do, Mo­sa subió el pre­cio re­que­ri­do a US$ 2 mi­llo­nes, echan­do por tie­rra la ne­go­cia­ción.

Ade­más, el ti­mo­nel le pro­me­tió un au­men­to de suel­do al ex O’Hig­gins, pa­ra de­mos­trar­le que se le va­lo­ra y tam­bién pa­ra com­pe­tir con la re­mu­ne­ra­ción que le ofre­cían los ar­gen­ti­nos, se­gún el círcu­lo del uru­gua­yo. Ri­ve­ro quie­re, al me­nos, más pla­ta. “Quie­re ga­nar lo mis­mo que Pa­re­des, lo que es im­po­si­ble. Y eso que acá ya ga­na muy bien, ya que su suel­do bor­dea los trein­ta mil dó­la­res”, advierten en el di­rec­to­rio.

Por la tar­de, el ju­ga­dor in­ten­tó cal­mar el am­bien­te con una nue­va de­cla­ra­ción en las redes sociales, pro­duc­to de las crí­ti­cas que re­ci­bió de los hin­chas. “La­men­to lo que ha su­ce­di­do las úl­ti­mas ho­ras, creo que no fue­ron las for­mas ade­cua­das de tra­tar el pro­ble­ma. Hoy me en­fo­co co­mo siem­pre, en un 100% en Co­lo Co­lo, un gi­gan­te de La­ti­noa­mé­ri­ca por his­to­ria y su gen­te. El fu­tu­ro ya se ve­rá. Arri­ba Co­lo Co­lo”, pu­bli­có.

El lío de Ri­ve­ro no es el úni­co. Se­gún sos­tie­nen en Ma­cul, el en­tre­na­dor del Ca­ci­que de­ci­dió ba­jar a Mo­ra­les a la sub 19, tras de­tec­tar un ba­jón en el ren­di­mien­to del fut­bo­lis­ta en el pri­mer equi­po lue­go de su pro­me­te­dor ini­cio de tem­po­ra­da 2016-2017. Por eso, el ju­ga­dor es­ta­ba ha­ce po­co en­tre­nan­do ba­jo las ór­de­nes del es­pa­ñol Ma­nuel Cres­po en las in­fe­rio­res.

Aho­ra bien, re­sul­ta que cuan­do re­qui­rió de sus ser­vi­cios pa­ra el co­te­jo an­te el con­jun­to ran­ca­güino, no pu­do con­vo­car­lo por­que el oriun­do de Li­na­res se­rá par­te de la gi­ra que la se­lec­ción chi­le­na Sub 20 rea­li­za­rá en Ja­pón pa­ra la dispu­ta de la SBS In­ter­na­tio­nal Cup 2017. Ano­che, el gru­po de fut­bo­lis­tas em­pren­día su via­je a Asia, don­de, ade­más de los lo­ca­les, tam­bién par­ti­ci­pa­rán Re­pú­bli­ca Che­ca y la se­lec­ción lo­cal de Shi­zuo­ka.

A Gue­de no le hi­zo mu­cha gra­cia es­ta si­tua­ción y lo de­jó cla­ro en la con­fe­ren­cia de pren­sa pos­te­rior al par­ti­do con los Ce­les­tes, en la que tam­bién se le con­sul­tó por ha­ber ba­ja­do a Mo­ra­les a las se­ries me­no­res. Le sir­vió pa­ra des­viar ha­cia allí el fo­co Ri­ve­ros.

“¿Qué me pue­den de­cir? ¿Que lo ba­jé? ¿Y? Yo ha­go lo que quie­ro en ese sen­ti­do. Si lo ba­jé es pa­ra que es­té bien, ¿no? Pa­ra mí es peor no ha­ber con­ta­do con Iván Mo­ra­les que con Oc­ta­vio Ri­ve­ro, por­que es un ju­ga­dor for­ma­do en el club”, sos­tu­vo con un de­jo de mo­les­tia an­te los cues­tio­na­mien­tos. Y pro­si­guió. “Es un ju­ga­dor de Co­lo Co­lo y se lo lle­van pa­ra dispu­tar un tor­neo en Ja­pón que es pre­pa­ra­to­rio pa­ra 2019, eso me pa­re­ce peor que no con­tar con Ri­ve­ro”.

El adies­tra­dor cri­ti­có es­pe­cí­fi­ca­men­te a la Sub 20, no in­clu­yen­do a la adul­ta y a la Sub 17. Ya a prin­ci­pios de año afir­mó que Mo­ra­les ha­bía lle­ga­do con so­bre­pe­so del Su­da­me­ri­cano de la ca­te­go­ría dispu­tado en Ecua­dor. “No se pue­de ha­blar, es de­ter­mi­nan­te, no se pue­de de­cir na­da. Só­lo hay que aguan­tar­se. Con los ju­ga­do­res de se­lec­ción Sub 20 no se pue­de de­cir na­da; al con­tra­rio que con la Sub 17 y la adul­ta, con las que te­ne­mos una ex­ce­len­te re­la­ción”, di­jo.

Pa­ra col­mo, Vilches si­gue con mo­les­tias fí­si­cas y Sa­las su­frió una frac­tu­ra na­sal, se­gún Gue­de, en la úl­ti­ma prác­ti­ca. Líos de 9.b

► Iván Mo­ra­les co­rre por el ba­lón en un par­ti­do an­te An­to­fa­gas­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.