Chi­le, al Pre­mun­dial

La se­lec­ción mas­cu­li­na ven­ción 3-0 a Uru­guay y lo­gró el pri­mer ob­je­ti­vo. Hoy de­fi­ne el Gru­po B an­te Ar­gen­ti­na.

La Tercera - - DEPORTES - Car­los Gon­zá­lez Lu­cay

Chi­le en­fren­ta­ba un par­ti­do tras­cen­den­tal en sus pre­ten­sio­nes de cla­si­fi­car a las se­mi­fi­na­les del Sud­ame­ri­cano mas­cu­lino de vóleibol, que se dispu­ta en el CEO de Ñu­ñoa. Lue­go de im­po­ner­se có­mo­da­men­te a Pe­rú, el con­jun­to na­cio­nal se me­día con Uru­guay, un elen­co que en los pa­pe­les apa­re­cía con me­nor ni­vel que los crio­llos.

A pe­sar de es­te an­te­ce­den­te, los cha­rrúas opu­sie­ron una fé­rrea re­sis­ten­cia en el co­mien­zo del en­cuen­tro. Has­ta bien avan­za­do el set tu­vie­ron la ven­ta­ja, pe­ro la Ro­ja su­po man­te­ner la cal­ma y lo­gró con­tro­lar la si­tua­ción. Un Dusan Bonacic im­po­nen­te en la red co­man­dó el ata­que y le dio je­rar­quía ofen­si­va a una es­cua­dra que fue acom­pa­ña­da por un en­tu­sias­ta pú­bli­co, que lle­gó en buen nú­me­ro al re­cin­to ca­pi­ta­lino.

Des­pués de im­po­ner­se por 25-19 en el pri­mer par­cial, el lo­cal se sol­tó de­fi­ni­ti­va­men­te e hi­zo va­ler su pe­so co­lec­ti­vo. Con una gran pre­ci­sión, blo­queó to­dos los ata­ques orien­ta­les y ce­rró con con­tun­den­cia la man­ga, por 25-12.

El buen tra­ba­jo chi­leno se vio re­fle­ja­do en el úl­ti­mo capítulo, don­de man­tu­vie­ron la con­cen­tra­ción. Ahí des­ta­có la la­bor de Dusan Ba­der, con su sa­que, y de To­más Pa­rra­gui­rre, má­xi­mo ano­ta­dor, con 19 pun­tos, quie­nes cau­sa­ron mu­cho da­ño al a esas al­tu­ras mal­tre­cho equi­po uru­gua­yo.

El 25-19 fi­nal pu­so jus­ti­cia al par­ti­do y, lo más im­por­tan­te, hi­zo que Chi­le cla­si­fi­ca­ra a las se­mi­fi­na­les y, de

GRU­PO A

Pa­ra qué lo traen si va a du­rar 10 mi­nu­tos”, “no le re­nue­ven a Pa­re­des si ya no tie­ne ve­lo­ci­dad”, “Val­di­via vie­ne de la li­ga Ara­be, no tie­ne ni­vel pa­ra ju­gar en Chi­le”,“Pi­ni­lla va a en­trar en la quin­ta fe­cha, se va a le­sio­nar an­tes de fir­mar”, “Val­di­via no aguan­ta ni 30 mi­nu­tos”, “Val­dés ya no tie­ne la téc­ni­ca que mos­tró en Ita­lia”... La can­ti­dad de bar­ba­ri­da­des que se re­pi­ten en co­ro so­bre los ju­ga­do­res que tie­nen más de 30 años son una apo­lo­gía a la idio­tez.

Mu­chos en Chi­le cons­tru­yen una reali­dad don­de el pa­so, al Pre­mun­dial de Ar­gen­ti­na, el pri­me­ro de sus ob­je­ti­vos. El si­guien­te se­rá ven­cer es­ta no­che a la to­do­po­de­ro­sa Al­bi­ce­les­te, que ayer su­peró a Pe­rú, pa­ra ver quién se que­da con el Gru­po B. Y, lue­go, por qué no, so­ñar con ir al Mun­dial.b

“Es­toy fe­liz por cum­plir el pri­mer ob­je­ti­vo, pe­ro no nos con­for­ma­mos y que­re­mos ga­nar­le a Ar­gen­ti­na”.

DUSAN BONACIC SE­LEC­CIO­NA­DO CHI­LENO

fut­bo­lis­ta que su­pera las tres dé­ca­das es un pro­duc­to in­ser­vi­ble. Se es­ta­ble­ce, an­tes de que se pon­gan la ca­mi­se­ta, que se­rán in­ca­pa­ces de so­bre­vi­vir en una li­ga tan com­pe­ti­ti­va. Ig­no­ran­cia ab­so­lu­ta. Se­gún el jui­cio de va­rios, en nues­tro gran cam­peo­na­to no po­drían ju­gar los que no son apo­lí­nios, o sea, los que es­tán fue­ra del gru­po pri­vi­le­gia­do que va en­tre 20 y 29 años.

An­tes de leer la pró­xi­ma lí­nea res­pon­da lo si­guien­te en su men­te: ¿quié­nes fue­ron los más des­ta­ca­dos de la úl­ti­ma fe­cha del tor­neo? ¿Li­sa­ños; to? És­tos son mis ele­gi­dos y sin nin­gu­na do­ble in­ten­ción voy a re­sal­tar la edad de ca­da uno: Ro­ber­to Gutiérrez,34 años; Val­di­via, 33 años; Ca­lan­dria, 36 años; Lo­ren­zet­ti,32 años; Pau­lo Gar­cés, 33 años; Dro­guett, 35 años; Jaime Val­dés, 36 años y Beau­se­jour, 33 años. Si tie­ne otro, sú­me­lo. To­dos su­pe­ran la edad que pa­ra al­gu­nos es­tá más ape­ga­da al re­ti­ro que al de­por­te de al­to ren­di­mien­to.

Su­me a es­tos otros que son o se­rán fi­gu­ras: Pi­ni­lla, 33 Pa­re­des, 37 años; Johnny,36 años; Ja­ra, 31 años; Orión, 36 años.

Bas­ta de la cor­ta­pi­sa irra­zo­na­ble. Es­tos mis­mos de­por­tis­tas se en­car­ga­ron de dar­le un ca­che­ta­zo a las fan­ta­sías odio­sa­men­te crea­das. Val­di­via jue­ga 90 mi­nu­tos. Val­dés ma­ne­ja el me­dio a su gus­to. Beau­se­jour es el me­jor pun­te­ro iz­quier­do. Pa­re­des es el me­jor de­fi­ni­dor del país. Orión ha te­ni­do cin­co ta­pa­das claves. Ja­ra ha­ce ra­to que re­to­mó su me­jor ni­vel.

Si ma­ña­na Piz­zi en­tre­ga­ra la nó­mi­na, ¿us­ted se sor­pren­de­ría con el lla­ma­do de Val­dés,Val­di­via o Pa­re­des?. Yo no.

Es­tas lí­neas no son una de­fen­sa a que el fút­bol se jue­gue mi­ran­do u ol­vi­dan­do el car­net de iden­ti­dad. Es un lla­ma­do a eva­luar so­bre su­ce­sos con­cre­tos, ren­di­mien­tos reales. Va­rios no da­ban un pe­so por Val­di­via y hoy se ven obli­ga­dos a aplau­dir­lo; al­gu­nos apos­ta­ron a que el Ma­go no ju­ga­ría 90 mi­nu­tos y hoy co­rre has­ta la úl­ti­ma pe­lo­ta. Más res­pe­to con aque­llos fut­bo­lis­tas que tra­ta­ron de vie­ji­tos. Hay otros que de­bie­ran pen­sar en el asi­lo.

Pe­rio­dis­ta

► Los chi­le­nos ce­le­bran lue­go de ob­te­ner un pun­to. FRA­SE Y RES­PUES­TA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.