“No bas­ta con mi­rar cuán­to se ofrece, sino có­mo se fi­nan­cia”

Afir­ma que el al­za en la co­ti­za­ción de­be­ría te­ner co­mo des­tino la cuen­ta in­di­vi­dual de los tra­ba­ja­do­res.

La Tercera - - TEMAS DE HOY - N. Du­ran­te

Des­de la can­di­da­tu­ra de Se­bas­tián Pi­ñe­ra fue­ron crí­ti­cos del anun­cio del go­bierno. Au­gus­to Igle­sias, coor­di­na­dor de pen­sio­nes del co­man­do del ex man­da­ta­rio, in­di­có que el au­men­to de las co­ti­za­cio­nes es un im­pues­to al tra­ba­jo y re­cha­za el fac­tor so­li­da­rio, por­que los sa­la­rios más ba­jos fi­nan­cia­rán las pen­sio­nes más al­tas.

¿Qué opi­nión tie­ne de los pro­yec­tos que anun­ció el go­bierno?

Na­da sor­pren­den­te res­pec­to de lo que se co­no­cía y man­te­ne­mos las mis­mas crí­ti­cas de fon­do que ha­bía­mos he­cho. Me pa­re­ce inade­cua­do que se fi­nan­cien me­jo­ras a las pen­sio­nes ac­tua­les con un im­pues­to al tra­ba­jo, por­que es re­gre­si­vo, ya que son los tra­ba­ja­do­res que tie­nen con­tra­to, in­clu­yen­do a los de ba­ja ren­ta, los que ter­mi­nan pa­gan­do por au­men­to de pen­sio­nes que pue­den lle­gar a pen­sio­na­dos de mu­cha ma­yor ren­ta.

¿No com­par­te el fo­co so­li­da­rio que qui­so dar­le el go­bierno?

Es­ta­mos con­ven­ci­dos de que el sis­te­ma de­be te­ner un ele­men­to de so­li­da­ri­dad, pe­ro la en­ten­de­mos co­mo la ayu­da que dan los que más tie­nen a los que me­nos tie­nen. No en­ten­de­mos la so­li­da­ri­dad co­mo una trans­fe­ren­cia de los tra­ba­ja­do­res ha­cia los pen­sio­na­dos, cuan­do va de tra­ba­ja­do­res po­bres a pen­sio­na­dos ri­cos.

¿Qué le pa­re­ce el au­men­to de 5% las co­ti­za­cio­nes?

La pro­pues­ta del Pre­si­den­te Pi­ñe­ra con­si­de­ra un au­men­to de 4% en la ta­sa de co­ti­za­ción con car­go al em­plea­dor. Cree­mos, por lo tan­to, que sí es ne­ce­sa­rio au­men­tar las co­ti­za­cio­nes pa­ra me­jo­rar las pen­sio­nes, pe­ro de­ben ser de pro­pie­dad del tra­ba­ja­dor a su cuen­ta in­di­vi­dual.

Pe­ro si ese 4% es con car­go al em­plea­dor, tam­bién se­ría un im­pues­to...

Des­de el pun­to de vis­ta del tra­ba­ja­dor, eso es aho­rro, por­que va a su cuen­ta in­di­vi­dual.

¿Y pa­ra el em­plea­dor?

Lo que hay que te­ner cui­da­do es que el au­men­to de co­ti­za­cio­nes sea gra­dual, de tal ma­ne­ra de dar­les a los em­plea­do­res, y es­pe­cial­men­te a las py­mes, tiem­po pa­ra ir aco­mo­dan­do eso en su es­truc­tu­ra de cos­tos. Si se ha­ce brus­co, pue­de te­ner un efec­to en el em­pleo. Y en el anun­cio de la Pre­si­den­ta Ba­che­let en­ten­dí que va a ha­ber un au­men­to de un pun­to el pri­mer año, y eso pue­de te­ner efec­tos negativos so­bre el em­pleo for­mal.

El go­bierno se­ña­la que las pen­sio­nes ac­tua­les au­men­ta­rán 20%...

No bas­ta con mi­rar cuán­to se ofrece, sino có­mo se fi­nan­cia lo que se ofrece. Y el cues­tio­na­mien­to que ha­go es al me­ca­nis­mo de fi­nan­cia­mien­to, por­que se es­tá ofre­cien­do au­men­tar la pen­sión en 20% a pen­sio­na­dos cu­ya pen­sión va a terminar sien­do ma­yor que el sa­la­rio que quie­nes van a te­ner que pa­gar por ese in­cre­men­to.

¿Có­mo ven la crea­ción de un Con­se­jo de Aho­rro Co­lec­ti­vo?

Los es­fuer­zos tie­nen que es­tar hoy en me­jo­rar las pen­sio­nes, en au­men­tar el aho­rro y sin efec­tos negativos so­bre el mer­ca­do del tra­ba­jo. La dis­cu­sión res­pec­to a quién ad­mi­nis­tra el aho­rro es de se­gun­do or­den. Di­cho eso, se ha ha­bla­do bas­tan­te de los ries­gos que tie­ne un ad­mi­nis­tra­dor es­ta­tal y los cos­tos. Pre­fe­ri­ría mil ve­ces que lo que se va a gas­tar se des­ti­ne a me­jo­rar las pen­sio­nes. ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.