Con los téc­ni­cos top ba­jo sos­pe­cha

Hoy arran­ca la Pre­mier Lea­gue, cer­ta­men en el que con­vi­ven en­tre­na­do­res de pri­me­ra lí­nea, con la ne­ce­si­dad de re­fren­dar su es­ta­tus mun­dial.

La Tercera - - DEPORTES - Car­los Ta­pia A.

Se aca­bó la pre­tem­po­ra­da. Se ter­mi­na­ron los amis­to­sos. Em­pie­za el fút­bol de ver­dad. Hoy arran­ca la Pre­mier Lea­gue, una de las li­gas más re­le­van­tes del mun­do, una de pro­nós­ti­co re­ser­va­do, que cuen­ta con un aba­ni­co abier­to de can­di­da­tos. La pri­me­ra di­vi­sión in­gle­sa pre­sen­ta una se­rie de fac­to­res por los cua­les ge­ne­ra atrac­ti­vo: estrellas en las can­chas, es­ta­dios re­ple­tos, plan­teos ofen­si­vos, etc.

Pe­ro otra de las si­tua­cio­nes que per­mi­te dar­le un plus es la pre­sen­cia de en­tre­na­do­res top, que tie­nen la obli­ga­ción de ser pro­ta­go­nis­tas y des­ban­car al Chel­sea de An­to­nio Con­te del trono que po­see. Una nue­va chan­ce pa­ra es­tos ac­to­res, es­tra­te­gas de pri­me­ra lí­nea, de ob­te­ner el gran ob­je­ti­vo que tie­nen sus clu­bes y re­fren­dar el es­ta­tus con el que car­gan en la com­pe­ten­cia in­ter­na.

Uno es, sin du­da, Ar­sè­ne Wen­ger. Pe­se a que en la tem­po­ra­da an­te­rior es­tu­vo con­tra las cuer­das, lue­go de una se­rie de ma­los re­sul­ta­dos y las ma­ni­fes­ta­cio­nes de los hin­chas pi­dien­do su sa­li­da, el ga­lo si­gue fir­me en el Ar­se­nal. Por lo me­nos, el fin de la cam­pa­ña an­te­rior y el inicio de és­ta fue con fes­te­jos, ya que ga­nó la Co­pa FA y la Com­mu­nity Shield, res­pec­ti­va­men­te. Pe­ro en la Pre­mier la his­to­ria es dis­tin­ta. No son cam­peo­nes des­de ha­ce 13 años, ex­ce­si­vo tiem­po pa­ra un gran­de.

“El ob­je­ti­vo es muy di­fí­cil de es­ta­ble­cer. Pue­den en­tre­vis­tar a sie­te u ocho téc­ni­cos de la Pre­mier Lea­gue que di­rán que quie­ren ga­nar la li­ga y son muy am­bi­cio­sos, y con ra­zón. Va­mos a cen­trar­nos en no­so­tros, en nues­tra ca­li­dad y en­trar en los par­ti­dos con el de­seo de ga­nar to­dos. La for­ta­le­za de los otros equi­pos es di­fí­cil de pre­de­cir tam­bién, por­que al­gu­nos han si­do muy ac­ti­vos en el mer­ca­do de fi­cha­jes”, afir­mó Wen­ger en la pre­via al de­but de hoy an­te Lei­ces­ter (14.45 de Chi­le).

En el mis­mo ni­vel del fran­cés es­tá Pep Guar­dio­la. En su pri­me­ra tem­po­ra­da con el Man­ches­ter City no ga­nó na­da. Se tu­vo que con­for­mar con la cla­si­fi­ca­ción a la Cham­pions Lea­gue. Pe­ro pa­ra es­te nue­vo ci­clo, la mi­sión fue re­no­var el plan­tel y re­ju­ve­ne­cer­lo, co­sa que con­si­guió. Bo­rró al­gu­nos ves­ti­gios de la era Pe­lle­gri­ni y me­dian­te la abul­ta­da che­que­ra del club ar­mó el equi­po a su gus­to. In­vir­tie­ron, has­ta la fe­cha, 240,5 mi­llo­nes de eu­ros (US$ 283 mi­llo­nes) en re­fuer­zos. De­bu­tan ma­ña­na, fren­te al as­cen­di­do Brigh­ton & Ho­ve.

En el mis­mo gru­po del al­sa­ciano y el ca­ta­lán, tam­bién es­tán Jo­sé Mou­rin­ho y Jür­gen Klopp. El por­tu­gués tie­ne un ma­yor mar­gen, con­si­de­ran­do su éxi­to en la Eu­ro­pa Lea­gue, lo que per­mi­tió que Man­ches­ter Uni­ted vol­vie­ra a la Cham­pions. Pe­ro el pro­ble­ma de los Dia­blos Ro­jos es que lue­go de la sa­li­da de Sir Alex Fer­gu­son las cam­pa­ñas a ni­vel lo­cal no han si­do bue­nas: en las últimas cua­tro li­gas han es­ta­do fue­ra del po­dio. Por el la­do de Klopp, tie­ne la pre­sión de la his­to­ria de los Reds. En la era Pre­mier (des­de 1992), la ins­ti­tu­ción nun­ca han le­van­ta­do la co­pa. La úl­ti­ma con­sa­gra­ción fue en la cam­pa­ña 1989-1990.

Mientras el ar­gen­tino Mau­ri­cio Po­chet­tino pue­de dar el sal­to de­fi­ni­ti­vo con el Tot­ten­ham, otros ilus­tres de la ban­ca quie­ren sor­pren­der, co­mo Ro­nald Koe­man (Ever­ton) y Ra­fa Be­ní­tez (New­castle). Las apues­tas es­tán. Se ini­cia la Pre­mier. ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.