Cam­bio cli­má­ti­co

La Tercera - - TEMAS DE HOY - Bjorrn Lom­borg Di­rec­tor del Co­pen­ha­gen Con­sen­sus Cen­ter

Así es co­mo se ve el cam­bio cli­má­ti­co”, de­cla­ró rá­pi­da­men­te la CNN so­bre el de­vas­ta­dor hu­ra­cán Har­vey. Po­co des­pués, los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y los po­lí­ti­cos de­cían exac­ta­men­te lo mis­mo so­bre los hu­ra­ca­nes Ir­ma y Ma­ría. Es pe­li­gro­so pre­ci­pi­tar­se y re­la­cio­nar los de­sas­tres con el cam­bio cli­má­ti­co por­que nos orien­ta ha­cia po­lí­ti­cas que ten­drán po­co o nin­gún efec­to en la re­duc­ción de la de­vas­ta­ción fu­tu­ra.

La cien­cia es cla­ra pe­ro tam­bién ma­ti­za: el cam­bio cli­má­ti­co em­peo­ra­rá al­gu­nos fe­nó­me­nos me­teo­ro­ló­gi­cos ex­tre­mos y me­jo­ra­rá otros.

Un ex­ce­len­te análisis rea­li­za­do por cien­tí­fi­cos de la re­vis­ta Weat­her, Cli­ma­te and So­ciety de la Uni­ver­si­dad de Man­ches­ter ci­ta el tra­ba­jo del IPCC, el Gru­po In­ter­gu­ber­na­men­tal de Ex­per­tos so­bre el Cam­bio Cli­má­ti­co de las Na­cio­nes Uni­das, y en­cuen­tra que “no to­dos los even­tos cli­má­ti­cos ex­tre­mos cam­bia­rán e in­clu­so al­gu­nos, si es que ocu­rren, se­rán de­tec­ta­bles”.

En cuan­to a los hu­ra­ca­nes: an­tes de Har­vey, Es­ta­dos Uni­dos aca­ba­ba de ter­mi­nar una au­sen­cia ré­cord de 12 años de fuer­tes hu­ra­ca­nes. Los hu­ra­ca­nes no es­tán gol­pean­do más a los Es­ta­dos Uni­dos.

En los úl­ti­mos 140 años, los hu­ra­ca­nes que to­can tie­rra han dis­mi­nui­do de 7.5 por dé­ca­da a 5 por dé­ca­da. Una dis­mi­nu­ción que tam­bién se da en los hu­ra­ca­nes más fe­ro­ces de ca­te­go­ría 4 y 5. Las tor­men­tas es­tán cau­san­do más da­ños, pe­ro se ha do­cu­men­ta­do des­de ha­ce mu­cho tiem­po que es­to se ex­pli­ca com­ple­ta­men­te por el he­cho de que más per­so­nas con más re­cur­sos viven más cer­ca de las cos­tas don­de los hu­ra­ca­nes azo­tan. Ajus­ta­do a la po­bla­ción y la ri­que­za, los da­ños cau­sa­dos por hu­ra­ca­nes de 1900 a 2016 dis­mi­nu­ye­ron.

Mi­ran­do ha­cia el fu­tu­ro, es pro­ba­ble que los hu­ra­ca­nes se vuel­van más fuer­tes ha­cia fi­na­les de si­glo. Tam­bién es pro­ba­ble que se vuel­van me­nos fre­cuen­tes, y las so­cie­da­des se­rán de­fi­ni­ti­va­men­te más ro­bus­tas.

Es­to de­mues­tra que el ca­len­ta­mien­to glo­bal es un pro­ble­ma, pe­ro tam­bién nos de­mues­tra que in­clu­so te­nien­do en cuen­ta es­to, los da­ños dis­mi­nui­rán.

El pro­ble­ma de cul­par al cam­bio cli­má­ti­co por el cli­ma ex­tre­mo es que es­to nos di­ce que la res­pues­ta de­be­ría es­tar re­la­cio­na­da con el ca­len­ta­mien­to glo­bal: re­duc­cio­nes de car­bono. Y es­ta es una for­ma te­rri­ble de ayu­dar. Las in­ves­ti­ga­cio­nes mues­tran que Kio­to, el pri­mer gran acuer­do mun­dial pa­ra re­du­cir las emi­sio­nes de car­bono y con­tro­lar las tem­pe­ra­tu­ras (y, co­mo con­se­cuen­cia, ayu­dar a pre­ve­nir los hu­ra­ca­nes), no lo­gró na­da. El Tra­ta­do de Pa­rís so­bre el Cli­ma es­tá en ca­mino de cos­tar­le al mun­do en­tre 1 y 2 bi­llo­nes de dó­la­res anua­les pa­ra el res­to del si­glo.

El ór­gano de las Na­cio­nes Uni­das res­pon­sa­ble del tra­ta­do es­ti­ma que los re­cor­tes pro­me­ti­dos has­ta 2030 al­can­za­rán el uno por cien­to de lo que se ne­ce­si­ta­ría pa­ra man­te­ner los au­men­tos de tem­pe­ra­tu­ra por de­ba­jo de 2°C.

Lo que es­to sugiere es que gas­tar 1-2% del PBI en po­lí­ti­cas cli­má­ti­cas po­dría, en el me­jor de los ca­sos, ayu­dar a evi­tar mu­cho, mu­cho me­nos del 0,01% del PBI per­di­do por hu­ra­ca­nes. Es una in­ver­sión ex­tre­ma­da­men­te mala.

Cul­par al ca­len­ta­mien­to glo­bal por los da­ños cau­sa­dos por los hu­ra­ca­nes no so­lo sig­ni­fi­ca que gas­ta­mos el di­ne­ro de ma­ne­ra de­fi­cien­te, sino tam­bién que per­de­mos de vis­ta las po­lí­ti­cas que ha­rían una verdadera di­fe­ren­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.