Pi­den a Ri­car­do La­gos in­ter­ce­der con Car­do­so con­tra Bol­so­na­ro

En en­tre­vis­ta con La Ter­ce­ra, Amo­rim di­ce que un even­tual triun­fo del can­di­da­to del PSL “pue­de po­ner a Bra­sil en un ca­mino mu­cho más com­pli­ca­do, con im­pli­ca­cio­nes pa­ra to­da la re­gión”.

La Tercera - - PORTADA - Fer­nan­do Fuen­tes

26-27

En 2009, el co­lum­nis­ta de la re­vis­ta Fo­reign Po­licy, Da­vid Roth­kopf, lo ca­ta­lo­gó co­mo el me­jor can­ci­ller del mun­do. Pa­ra Cel­so Amo­rim, ex­mi­nis­tro de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res de Ita­mar Fran­co (1993-1995) y de Lu­la (2003-2011), ade­más de ex­mi­nis­tro de De­fen­sa de Dil­ma Rous­seff (2011-2015), el mo­men­to que hoy vi­ve Bra­sil es “gra­ve”. A su jui­cio, el even­tual triun­fo del can­di­da­to ul­tra­de­re­chis­ta Jair Bol­so­na­ro “pue­de po­ner a Bra­sil en un ca­mino mu­cho más com­pli­ca­do y que va a te­ner im­pli­ca­cio­nes pa­ra to­da Amé­ri­ca La­ti­na”. Por eso, en es­ta en­tre­vis­ta con La Ter­ce­ra, Amo­rim for­mu­la un lla­ma­do a los po­lí­ti­cos chi­le­nos a ma­ni­fes­tar­se, “por­que la neu­tra­li­dad es apo­yar por Bol­so­na­ro”, ase­gu­ra.

Tras la pri­me­ra vuel­ta, se reali­zó la reunión eje­cu­ti­va na­cio­nal del PT en Sao Paulo, en la cual us­ted par­ti­ci­pó. ¿Cuál era el áni­mo in­terno una vez co­no­ci­dos los re­sul­ta­dos de Fer­nan­do Had­dad?

Es un áni­mo de lu­cha, por­que exis­te la con­cien­cia que no so­lo se tra­ta de ga­nar una elec­ción pa­ra el PT o la coa­li­ción de la iz­quier­da, sino de pre­ser­var la de­mo­cra- cia en Bra­sil y que eso, na­tu­ral­men­te, in­vo­lu­cra una alian­za más am­plia. Yo no soy la per­so­na en­car­ga­da de ha­cer la es­tra­te­gia, ha­go esa sal­ve­dad, pe­ro de to­das ma­ne­ras creo que hay esa vi­sión, y pien­so que Had­dad sí es­tá bus­can­do eso.

Sin em­bar­go, va­rios par­ti­dos han ex­pre­sa­do su neu­tra­li­dad en la se­gun­da vuel­ta. ¿Es­ta op­ción com­pli­ca mu­cho a Had­dad?

No es­pe­ra­ba al­go dis­tin­to de al­gu­nos de esos par­ti­dos, pe­ro no pue­do de­cir que com­pli­que. Los par­ti­dos bra­si­le­ños es­tán muy frac­cio­na­dos, en­ton­ces, en reali­dad, la po­si­ción ofi­cial del par­ti­do no pue­do de­cir que sea al­go irre­le­van­te, cla­ro que no, pe­ro tam­bién se pue­de tra­ba­jar con sec­to­res de fac­cio­nes. Se­gu­ra­men­te con Ci­ro Go­mes (PDT) no va a ha­ber du­da de que ten­dre­mos que te­ner una alian­za en pro­fun­di­dad con él, que in­clu­ya no so­la­men­te el apo­yo, sino la po­si­bi­li­dad de par­ti­ci­pa­ción in­clu­so de es­pa­cios de po­der o apli­ca­ción de al­gu­nas de sus ideas. En otros par­ti­dos de iz­quier­da cla­ro que no hay pro­ble­mas. Yo creo que hay te­ner in­clu­so a al­gu­nos sec­to­res de cen­tro, por­que es ne­ce­sa­rio com­pren­der lo que pa­sa

en Bra­sil. Lo que Bol­so­na­ro es­tá or­ga­ni­zan­do es al­go que pue­de po­ner a Bra­sil en un ca­mino mu­cho más com­pli­ca­do y que va a te­ner im­pli­ca­cio­nes pa­ra to­da Amé­ri­ca La­ti­na, so­bre to­do Amé­ri­ca del Sur. Por eso el apo­yo de ami­gos chi­le­nos tam­bién es tan im­por­tan­te pa­ra no­so­tros y pa­ra ellos mis­mos, por­que eso va a te­ner una in­fluen­cia gran­de en Amé­ri­ca del Sur con un go­bierno de na­tu­ra­le­za muy cer­ca del fas­cis­mo.

El re­fe­ren­te del PSDB, el ex­pre­si­den­te Fer­nan­do Hen­ri­que Car­do­so afir­mó que “nin­guno de los dos es de mi agra­do, pe­ro Bol­so­na­ro es­tá ex­clui­do”. ¿Qué po­si­bi­li­da­des ve de que el ex­man­da­ta­rio ex­pre­se su apo­yo a Had­dad?

Car­do­so ha si­do un gran lu­cha­dor por la de­mo­cra­ti­za­ción. Fue la pri­me­ra per­so­na a la que fe­li­ci­té cuan­do Lu­la ga­nó las elec­cio­nes, por­que veía en eso la con­so­li­da­ción de la de­mo­cra­cia. Creo que Car­do­so no quie­re de­jar su he­ren­cia, por es­ta neu­tra­li­dad, en ma­nos de un can­di­da­to pro­to­fas­cis­ta co­mo es Bol­so­na­ro. No sé qué va a in­ven­tar. No­so­tros te­ne­mos una re­gión re­la­ti­va­men­te pa­cí­fi­ca. No sé qué ac­ti­tu­des va a to­mar, pe­ro ac­ti­tu­des hos­ti­les pue­den traer más com­pli­ca­cio­nes pa­ra Bra­sil. Y creo que Car­do­so, que es un hom­bre que tie­ne una vi­sión de­mo­crá­ti­ca, no pue­de es­tar con Bol­so­na­ro. Ser neu­tro en es­te mo­men­to es es­tar con Bol­so­na­ro, por­que él en es­te mo­men­to tie­ne 20 mi­llo­nes de vo­tos más.

La pren­sa bra­si­le­ña ase­gu­ra que Had­dad en­fren­ta pre­sio­nes al in­te­rior del PT pa­ra des­mar­car­se de la fi­gu­ra de Lu­la…

No creo que se­pa­rar­se de la fi­gu­ra de Lu­la pue­da traer be­ne­fi­cios. To­dos sa­ben muy bien que de los ca­si 30 mi­llo­nes de vo­tos que ob­tu­vo Had­dad un 90% fue­ron por Lu­la, en­ton­ces no se pue­de per­der eso. Pe­ro tie­ne que aña­dir otras co­sas, en­ton­ces tie­ne que de­di­car­se a esos otros as­pec­tos qui­zá y tie­ne que apa­re­cer, por­que el bra­si­le­ño no vo­ta mu­cho por el par­ti­do, vo­ta por las per­so­nas. En­ton­ces tie­nen que ver a Had­dad y con­fiar en su per­so­na. Es im­por­tan­te que lo ha­ga, pe­ro no creo que de­ba des­mar­car­se de Lu­la ni mu­cho me­nos.

¿Y cree que tal vez es­tá en la ca­be­za de Had­dad ha­cer un mea cul­pa por los erro­res del PT?

Los erro­res co­me­ti­dos por el PT fue­ron mu­cho me­no­res que los co­me­ti­dos por to­dos los de­más par­ti­dos. No voy a de­cir que no hu­bo erro­res, cla­ro que los hu­bo, pe­ro yo no pue­do ima­gi­nar que 15 días an­tes de la elec­ción uno em­pie­ce a ha­cer un mea cul­pa por­que eso es elec­to­ral­men­te im­po­si­ble. Au­to­crí­ti­ca sí se va a ha­cer y se va a con­ti­nuar ha­cien­do. La prue­ba de que los erro­res no fue­ron tan gran­des co­mo los acier­tos es que cuan­do Lu­la sa­lió (de la Pre­si­den­cia) te­nía más del 85% de apro­ba­ción. El odio al PT vie­ne del com­ba­te a la de­sigual­dad que en Bra­sil es muy gra­ve. Bra­sil es qui­zá, en­tre los paí­ses gran­des, el más de­sigual del mun­do. El com­ba­te a la de­sigual­dad sí es lo que crea ese odio al PT, lo otro es un pre­tex­to por­que hay gen­te del PSDB que co­me­tió erro­res, del MDB y no ins­pi­ran odio, pue­den ins­pi­rar des­pre­cio qui­zá. El odio al PT tie­ne que ver con la jus­ti­cia so­cial, con el odio a la igual­dad, el odio a los po­bres.

En su ca­li­dad de ex­can­ci­ller, ¿có­mo ve los re­cien­tes co­men­ta­rios de la re­vis­ta bri­tá­ni­ca The Eco­no­mist, que ca­li­fi­có a Bol­so­na­ro co­mo “una ame­na­za pa­ra Bra­sil y Amé­ri­ca La­ti­na”?

Te­ne­mos que evi­tar que ven­ga una ola fas­cis­ta en nues­tra re­gión, es un pro­ble­ma muy se­rio. Ya tu­ve con­ver­sa­cio­nes, in­clu­so, con gen­te im­por­tan­te co­mo el Pre­si­den­te (Ri­car­do) La­gos y otra gen­te que ve eso co­mo un gran pe­li­gro. Por eso es­te no es un mo­men­to de neu­tra­li­dad. Por eso yo sé que Fer­nan­do Hen­ri­que Car­do­so lee los dia­rios chi­le­nos por Twit­ter, ha­go un lla­ma­do a Fer­nan­do Hen­ri­que pa­ra que no sea neu­tral, no se pue­de ser neu­tral fren­te al fas­cis­mo.

Y so­bre el lla­ma­do que us­ted ha­ce a los po­lí­ti­cos en Chi­le…

Que el Pre­si­den­te La­gos pue­da ha­blar con el Pre­si­den­te Car­do­so. Yo ha­go es­to pú­bli­ca­men­te por­que el mo­men­to es muy gra­ve, por eso es­toy uti­li­zan­do su me­dio pa­ra ha­cer un lla­ma­do pa­ra que gen­te co­mo La­gos, que es muy res­pe­ta­do por Car­do­so, pue­da ha­cer­le un lla­ma­do. No tie­ne que ha­blar bien de Had­dad, pe­ro sí que lla­me a vo­tar con­tra el fas­cis­mo, por­que la neu­tra­li­dad es apo­yar a Bol­so­na­ro.

Por úl­ti­mo, ¿qué le pa­re­cie­ron las de­cla­ra­cio­nes rea­li­za­das por el Pre­si­den­te Se­bas­tián Pi­ñe­ra en Eu­ro­pa, en que elo­gió el plan eco­nó­mi­co de Bol­so­na­ro?

De­je­mos a Pi­ñe­ra de la­do, lo que pien­sa del pro­gra­ma eco­nó­mi­co es una co­sa. El pro­gra­ma eco­nó­mi­co de Hitler no sé si era bueno o ma­lo, pe­ro el pro­gra­ma po­lí­ti­co era muy ma­lo.b

NEU­TRA­LI­DAD DE CAR­DO­SO

“Fer­nan­do Hen­ri­que Car­do­so, que es un hom­bre que tie­ne una vi­sión de­mo­crá­ti­ca, no pue­de es­tar con Bol­so­na­ro”.

PE­LI­GRO CON BOL­SO­NA­RO

“Lo que Bol­so­na­ro es­tá or­ga­ni­zan­do es al­go que pue­de po­ner a Bra­sil en un ca­mino mu­cho más com­pli­ca­do”.

HAD­DAD Y LU­LA

“No creo que se­pa­rar­se de la fi­gu­ra de Lu­la pue­da traer be­ne­fi­cios. No creo que de­ba des­mar­car­se de Lu­la ni mu­cho me­nos”.

ANTIPETISMO

“El odio al PT vie­ne del com­ba­te a la de­sigual­dad que en Bra­sil es muy gra­ve. Tie­ne que ver con el odio a los po­bres”.

► Cel­so Amo­rim par­ti­ci­pa en una vi­gi­lia fren­te a la cár­cel don­de es­tá pre­so Lu­la, en Cu­ri­ti­ba, en ju­lio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.