LAS IN­CÓG­NI­TAS DE CON­VER­GEN­CIA PRO­GRE­SIS­TA . IN­TE­RRO­GAN­TES EN PLAN ECO­NÓ­MI­CO DE BOL­SO­NA­RO .

Aún no es cla­ro si es un pa­so ha­cia una nue­va alian­za so­cial­de­mó­cra­ta, o en cam­bio bus­ca re­cons­truir a la Nue­va Ma­yo­ría.

La Tercera - - PORTADA -

5

Los par­ti­dos So­cia­lis­ta, PPD y Ra­di­cal sor­pren­die­ron al anun­ciar la con­for­ma­ción de Con­ver­gen­cia Pro­gre­sis­ta, ins­tan­cia com­pues­ta por las tres co­lec­ti­vi­da­des, y que no cuen­ta con la pre­sen­cia ni de la De­mo­cra­cia Cris­tia­na co­mo tam­po­co del Par­ti­do Co­mu­nis­ta. El sen­ti­do de es­te nue­vo blo­que ha si­do al­go con­fu­so, pues sus or­ga­ni­za­do­res no han lo­gra­do trans­mi­tir con cla­ri­dad cuál es su ver­da­de­ra na­tu­ra­le­za. Des­de el PS se ha en­fa­ti­za­do que no se tra­ta de una “alian­za po­lí­ti­ca”, sino de una ins­tan­cia de “coor­di­na­ción” que per­mi­ta ar­ti­cu­lar me­jor las fuer­zas de cen­troiz­quier­da hoy dis­per­sas y sin un nor­te cla­ro. Es­tas di­ver­gen­cias in­clu­so se han he­cho sen­tir pú­bli­ca­men­te, pues al­gu­nos di­ri­gen­tes del PS han se­ña­la­do que se “en­te­ra­ron por la pren­sa” del sur­gi­mien­to de Con­ver­gen­cia Pro­gre­sis­ta, en tan­to que al­gu­nos di­ri­gen­tes ra­di­ca­les han ex­pre­sa­do apren­sio­nes si­mi­la­res.

Pe­se a es­tas di­fi­cul­ta­des, el sur­gi­mien­to de es­te nue­vo po­lo po­dría lle­gar a re­pre­sen­tar un he­cho po­lí­ti­co re­le­van­te, pues cons­ti­tu­ye el es­fuer­zo de ma­yor en­ver­ga­du­ra des­de la de­ba­cle elec­to­ral pa­ra re­cons­ti­tuir puen­tes en­tre los an­ti­guos alia­dos de la Nue­va Ma­yo­ría. Sin em­bar­go, no es cla­ro ha­cia qué ti­po de con­ver­gen­cia pre­ten­de apun­tar es­te re­fe­ren­te, si a rear­ti­cu­lar una alian­za de ca­rác­ter más so­cial­de­mó­cra­ta -que de al­gún mo­do se ase­me­je al mo­de­lo de la an­ti­gua Con­cer­ta­ción, ca­paz de vol­ver a brin­dar un gra­do de go­ber­na­bi­li­dad que am­plios sec­to­res ven con nos­tal­gia- o en cam­bio pro­fun­di­zar un blo­que más pa­re­ci­do a la Nue­va Ma­yo­ría, no ne­ce­sa­ria­men­te con la DC, pe­ro am­plian­do el ar­co in­clu­so has­ta el Fren­te Am­plio.

La au­sen­cia del Par­ti­do Co­mu­nis­ta pro­ba­ble­men­te dé la im­pre­sión de que la in­ten­ción es mi­grar ha­cia vi­sio­nes po­lí­ti­cas más mo­de­ra­das, lo que cier­ta­men­te se­ría una bue­na no­ti­cia pa­ra el país. Pe­ro las de­cla­ra­cio­nes de va­rios di­ri­gen­tes so­cia­lis­tas, en cuan­to a que el nue­vo blo­que no pue­de par­tir con ex­clu­sio­nes de nin­gún ti­po, de­jan abier­ta la po­si­bi­li­dad de que se ter­mi­ne pac­tan­do con las fuer­zas más ex­tre­mas, in­sis­tien­do así en la no­ción de “iz­quier­di­zar” una alian­za po­lí­ti­ca, es­tra­te­gia que lle­vó a la de­ba­cle elec­to­ral a la Nue­va Ma­yo­ría y que ha po­la­ri­za­do ne­ga­ti­va­men­te al país.

Pa­ra la De­mo­cra­cia Cris­tia­na es­te nue­vo po­lo se­rá un in­tere­san­te desafío, por­que per­mi­ti­rá ca­li­brar me­jor qué fuer­zas in­ter­nas son las que ter­mi­na­rán pri­man­do. La ac­tual di­rec­ti­va ha in­ten­ta­do bus­car un ma­yor per­fi­la­mien­to del par­ti­do, re­mar­can­do su dis­con­for­mi­dad con la idea de vol­ver a con­for­mar una alian­za en la que los tér­mi­nos sean im­pues­tos por las mi­ra­das más ra­di­ca­les, co­mo las del PC. Sin em­bar­go, otros sec­to­res del par­ti­do fa­vo­re­cen alian­zas o pac­tos elec­to­ra­les con las fuer­zas co­mu­nis­tas, una ten­sión que pro­ba­ble­men­te no po­drá ex­ten­der­se in­de­fi­ni­da­men­te.

La ac­ti­tud de blo­queo al go­bierno en que ha caí­do par­te im­por­tan­te de la opo­si­ción crea un in­con­ve­nien­te cua­dro que im­pi­de dis­cu­tir con se­re­ni­dad aque­llas re­for­mas in­dis­pen­sa­bles que el país re­quie­re y que fue­ron ex­pre­sa­das con cla­ri­dad por el elec­to­ra­do. Una nue­va alian­za en que con­flu­yan las fuer­zas mo­de­ra­das de cen­troiz­quier­da, que se ale­jen del le­ga­do de la Nue­va Ma­yo­ría, se­ría un pa­so bien­ve­ni­do, pe­ro por aho­ra in­cier­to de que ocu­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.