EDU­CA­CIÓN EN DE­RE­CHOS HU­MA­NOS

La Tercera - - TEMAS DE HOY - To­más Vial So­lar Pro­fe­sor de­re­cho cons­ti­tu­cio­nal y miem­bro Cen­tro DD.HH. UDP

SEÑOR DI­REC­TOR

¿De­be nues­tro sis­te­ma edu­ca­cio­nal en­se­ñar qué son los De­re­chos Hu­ma­nos? Si se es­tá de acuer­do con lo an­te­rior, ¿de­ben en­se­ñar­se tam­bién las gra­ves vio­la­cio­nes a los De­re­chos Hu­ma­nos ocu­rri­das en dic­ta­du­ra? Es­tas son cues­tio­nes de la ma­yor im­por­tan­cia que ha le­van­ta­do la pre­sen­ta­ción del re­cien­te pro­yec­to de ley im­pul­sa­do por la dipu­tada Car­men Hertz con el apo­yo de otros par­la­men­ta­rios.

A lo pri­me­ro, pa­re­cie­re que la res­pues­ta fue­ra ob­via. Si el res­pe­to a los de­re­chos de to­dos es la ba­se del or­den de­mo­crá­ti­co que re­co­no­ce­mos co­mo co­mún, es im­pres­cin­di­ble que esas ba­ses sean par­te del sis­te­ma edu­ca­ti­vo en for­ma muy ex­plí­ci­ta. Na­da hay qui­zás más re­le­van­te que en­se­ñar la for­ma en que de­be­mos com­por­tar­nos unos con otros, y eso hoy día pa­sa, en­tre otros as­pec­tos, por con­si­de­rar a los de­más co­mo su­je­tos de de­re­chos. La fa­lla en ha­cer­lo es lo que ex­pli­ca, en par­te, co­mo en Chi­le y aún más en otros lu­ga­res, exis­te in­to­le­ran­cia, dis­cri­mi­na­ción y abu­so.

La se­gun­da pre­gun­ta de­be tam­bién ser res­pon­di­da po­si­ti­va­men­te. Si exis­te acuer­do-ma­yo­ri­ta­rio al me­nos- de que en Chi­le hu­bo ma­si­vas vio­la­cio­nes eso de­be ser en­se­ña­do y dis­cu­ti­do en for­ma abier­ta y fran­ca en nues­tro sis­te­ma es­co­lar. Exis­ten va­rias ra­zo­nes pa­ra ello. La pri­me­ra es que el va­lor de los De­re­chos Hu­ma­nos se en­tien­de en su real di­men­sión cuan­do se co­no­ce lo que su­ce­de cuan­do no se res­pe­tan. Ex­pe­rien­cia his­tó­ri­ca y va­lo­ra­ción son in­se­pa­ra­bles en es­te ca­so. Y en Chi­le los he­mos va­lo­ra­do jus­ta­men­te por la ex­pe­rien­cia de la dic­ta­du­ra. Se­gun­do, por­que son una par­te de nues­tra his­to­ria re­cien­te sin la cual es im­po­si­ble en­ten­der en su real di­men­sión nues­tras úl­ti­mas dé­ca­das. Una so­cie­dad que no re­fle­xio­na so­bre sus cri­sis -y por cier­to el sis­te­ma es­co­lar es un lu­gar pri­vi­le­gia­do pa­ra ello- no ma­du­ra y no es ca­paz de su­pe­rar­las, apren­der de ellas y de avanzar a un fu­tu­ro me­jor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.