La Tercera

Se­gun­da ola: Fran­cia res­trin­ge ho­ra­rio de ba­res y li­mi­ta reunio­nes so­cia­les

La de­ci­sión no fue bien re­ci­bi­da por la al­cal­día de Pa­rís, que con­si­de­ra las me­di­das res­tric­ti­vas del ocio noc­turno de­ma­sia­do agre­si­vas para un sec­tor en ple­na re­cu­pe­ra­ción.

- Fran­cis­ca For­ni France · Paris · Olympique Lyonnais · Nice · Toulouse · Marseille · Anne Hidalgo · Roland Garros

“Si no to­ma­mos me­di­das rá­pi­da­men­te, co­rre­mos el ries­go de lle­gar a una si­tua­ción crí­ti­ca en al­gu­nas de las re­gio­nes más afec­ta­das en unas se­ma­nas”, ad­vir­tió ayer el mi­nis­tro de Sa­lud fran­cés, Oli­vier Vé­ran, en una rue­da de pren­sa en la que anun­ció nue­vas me­di­das re­la­cio­na­das con la si­tua­ción sa­ni­ta­ria, que se ha “de­te­rio­ra­do” aún más.

La ta­sa de po­si­ti­vi­dad de las prue­bas en Fran­cia ha au­men­ta­do a un 6,1%, se­gún da­tos de Pu­blic Health Fran­ce. El país eu­ro­peo cuen­ta con más de 481 mil ca­sos y su­pera las 31 mil muertes. Ade­más, 951 pa­cien­tes de Co­vid-19 se en­cuen­tran hos­pi­ta­li­za­dos en una uni­dad de cui­da­dos in­ten­si­vos, fren­te a los cer­ca de 7.000 que hu­bo du­ran­te el peak de la cri­sis, a prin­ci­pios de abril.

La ta­sa de re­pro­duc­ción del vi­rus se man­tie­ne por en­ci­ma de 1, mien­tras que la pro­por­ción de pa­cien­tes con co­ro­na­vi­rus en cui­da­dos in­ten­si­vos es del 19% a ni­vel na­cio­nal.

En Pa­rís, la ta­sa de in­ci­den­cia del vi­rus se ha dis­pa­ra­do, y aho­ra al­can­za los 204 ca­sos por ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes.

En la re­gión de Ile-de-Fran­ce, la si­tua­ción es aún más crí­ti­ca. “Hu­bo ca­si mil hos­pi­ta­li­za­cio­nes por co­ro­na­vi­rus en los úl­ti­mos sie­te días, fren­te a 460 la se­ma­na an­te­rior”, ex­pli­có Vé­ran.

Con­si­de­ran­do es­tos an­te­ce­den­tes, se pre­sen­tó un nue­vo ma­pa de la epi­de­mia, con tres zo­nas de aler­ta gra­dua­das en “ro­jo”, “aler­ta me­jo­ra­da” y “aler­ta má­xi­ma”. En esa lí­nea, el go­bierno de­ci­dió que en las zo­nas de ma­yor aler­ta -co­mo Lyon, Ni­za, Tou­lou­se y Pa­rís- los ba­res de­be­rán ce­rrar a más tar­dar a las 22.00 ho­ras. Tam­bién se prohi­bi­rán los gran­des even­tos, las reunio­nes de más de 10 per­so­nas en es­pa­cios pú­bli­cos y la aper­tu­ra de gim­na­sios o es­pa­cios con­fi­na­dos don­de el uso de mas­ca­ri­lla es im­po­si­ble. Los lu­ga­res cul­tu­ra­les co­mo tea­tros, mu­seos y ci­nes cuen­tan con es­tric­tos pro­to­co­los de sa­lud, por lo que no se ve­rán afec­ta­dos por los cie­rres.

En los asi­los de an­cia­nos, el go­bierno pi­dió “me­di­das de pro­tec­ción re­for­za­das”. Es­to in­clu­ye vi­si­tas por tur­nos y con ci­ta pre­via, el com­pro­mi­so de los fa­mi­lia­res de res­pe­tar las nor­mas y cam­pa­ñas de pre­ven­ción.

En Mar­se­lla y Gua­da­lu­pe, cla­si­fi­ca­dos zo­nas de má­xi­ma aler­ta, los res­tau­ran­tes y ba­res es­ta­rán com­ple­ta­men­te ce­rra­dos a par­tir del sá­ba­do.

“No pue­des es­tar ex­tre­ma­da­men­te aten­to en el me­tro, en el au­to­bus, en tu ofi­ci­na, en un ne­go­cio y re­la­jar­te cuan­do te en­cuen­tras en un bar o en ca­sa in­vi­tan­do a ami­gos”, di­jo Vé­ran. “Si ca­da uno de no­so­tros ve un po­co me­nos de per­so­nas al día y pres­ta un po­co más de aten­ción a la dis­tan­cia, ven­ce­re­mos es­te vi­rus”, ex­pli­có.

En cuan­to al te­le­tra­ba­jo, el Mi­nis­te­rio de Sa­ni­dad pi­dió es­pe­cial­men­te que las per­so­nas “más vul­ne­ra­bles” lo uti­li­cen. “Na­tu­ral­men­te, de­pen­de de ca­da em­pre­sa ver có­mo pue­de, en fun­ción de la ac­ti­vi­dad de ca­da una, desa­rro­llar al má­xi­mo el te­le­tra­ba­jo”.

Reac­cio­nes

Se­gún fuen­tes ci­ta­das por AFP, en una reunión en­tre la Agen­cia Re­gio­nal de Sa­lud de Ile-de-Fran­ce, el Ayun­ta­mien­to y la Pre­fec­tu­ra de Po­li­cía de Pa­rís, se con­tem­pló la prohi­bi­ción ven­der al­cohol des­de las 20.00, de to­das las reunio­nes en es­pa­cios pú­bli­cos su­pe­rio­res a 10 per­so­nas, y la re­duc­ción de la ca­pa­ci­dad má­xi­ma para gran­des reunio­nes, de 5.000 a 1.000 per­so­nas. Tam­bién se es­tá con­si­de­ran­do la po­si­bi­li­dad de prohi­bir el arrien­do de sa­lo­nes para fies­tas.

Sin em­bar­go, la al­cal­de­sa, An­ne Hi­dal­go, y su equi­po, to­ma­ron bas­tan­te mal las me­di­das. En par­ti­cu­lar, mo­les­tó la de­ci­sión de ce­rrar los ba­res y res­tau­ran­tes an­tes de las 22.00, con­si­de­ra­da de­ma­sia­do agre­si­va para un sec­tor eco­nó­mi­co en ple­na re­cu­pe­ra­ción. Ade­más, la prohi­bi­ción de gran­des even­tos po­dría sig­ni­fi­car la sus­pen­sión de Ro­land Ga­rros, que aca­ba de co­men­zar, o la eli­mi­na­ción del fes­ti­val Nuit Blan­che 2020, pre­vis­to para el 3 de oc­tu­bre. ●

 ??  ?? El Pre­si­den­te fran­cés, Em­ma­nuel Ma­cron, tras vi­si­tar un Cen­tro de Pro­tec­ción a la Ma­dre y el ni­ño, ayer, en Pa­rís.
El Pre­si­den­te fran­cés, Em­ma­nuel Ma­cron, tras vi­si­tar un Cen­tro de Pro­tec­ción a la Ma­dre y el ni­ño, ayer, en Pa­rís.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile