La Tercera

La pe­sa­di­lla de Ta­bi­lo

Des­de el hos­pi­tal de Pa­rís don­de con­va­le­ce tras ser ope­ra­do de ur­gen­cia por una pe­ri­to­ni­tis, el chi­leno se desaho­ga y car­ga con­tra la or­ga­ni­za­ción de Ro­land Ga­rros.

- Car­los Gon­zá­lez Lu­cay Sports · Chile · Roland Garros · Paris · Canada

“Es­tu­ve en ries­go de mo­rir, eso es cla­ro. Si no es­tá mi en­tre­na­dor acá, creo que no es­ta­ría con­tan­do la his­to­ria”.

ALE­JAN­DRO TA­BI­LO TENISTA CHI­LENO “El Ale me pre­gun­tó dos ve­ces si se iba a mo­rir o no”.

GUI­LLER­MO GÓ­MEZ EN­TRE­NA­DOR DE TA­BI­LO

La tem­po­ra­da 2020 acu­mu­la­ba so­lo bue­nas no­ti­cias para Ale­jan­dro Ta­bi­lo (24), nú­me­ro dos de Chi­le y 156 del mun­do. Pe­ro su año se in­te­rrum­pió abrup­ta­men­te por cul­pa de una pe­ri­to­ni­tis que pu­so su vi­da en se­rio pe­li­gro. Y en vez de ha­ber estado ju­gan­do ayer las cla­si­fi­ca­cio­nes de Ro­land Ga­rros, lu­cha por re­cu­pe­rar­se des­de una ha­bi­ta­ción de un hos­pi­tal en Pa­rís.

Su estado de sa­lud to­da­vía es de­li­ca­do y ha­ce gran­des es­fuer­zos para co­mu­ni­car­se. “Han si­do días di­fí­ci­les, de mu­cho do­lor, pe­ro a la vez es­toy muy agra­de­ci­do de to­dos los men­sa­jes re­ci­bi­dos”, ex­pre­sa a La Ter­ce­ra el tenista na­ci­do en Ca­na­dá, quien por pri­me­ra vez acep­ta re­fe­rir­se en de­ta­lle a lo su­ce­di­do.

“Has­ta el día de hoy es­toy con mie­do y asus­ta­do. Cla­ro que sen­tí el ries­go, no sa­bía qué te­nía y sen­tía mu­cho do­lor”, se­ña­la. “El Ale me pre­gun­tó dos ve­ces si se iba a mo­rir o no”, afir­ma con bas­tan­te tris­te­za su en­tre­na­dor, Gui­ller­mo Gó­mez, hoy su prin­ci­pal com­pa­ñía.

Los pro­ble­mas co­men­za­ron en la tar­de del sá­ba­do, cuan­do Ta­bi­lo sin­tió una mo­les­tia es­to­ma­cal que le im­pi­dió co­mer. El DT so­li­ci­tó la aten­ción del mé­di­co del tor­neo. Sin em­bar­go, la res­pues­ta fue ne­ga­ti­va, ya que so­lo es­ta­ba dis­po­ni­ble a par­tir de la ma­ña­na del do­min­go. Tam­bién se que­jó con el su­per­vi­sor, pe­ro ni si­quie­ra hu­bo con­tes­ta­ción. La si­tua­ción fue tor­nán­do­se más com­pli­ca­da y fi­nal­men­te una am­bu­lan­cia, sin ca­mi­lla, tras­la­dó al tenista ha­cia el hos­pi­tal. Ahí, per­ma­ne­cie­ron por más de 16 ho­ras sin un diag­nós­ti­co cla­ro. In­clu­so, una en­fer­me­ra qui­so sa­car­los de la ha­bi­ta­ción para que la ocu­pa­ra otro pa­cien­te, a lo que el téc­ni­co y su pu­pi­lo se ne­ga­ron. Diez­mi­nu­tos des­pués el de­por­tis­ta es­ta­ba en el pa­be­llón, lis­to para ser in­ter­ve­ni­do de ur­gen­cia de una pe­ri­to­ni­tis.

Gó­mez y Ta­bi­lo hi­cie­ron lle­gar un re­cla­mo a Guy For­get,

di­rec­tor de Ro­land Ga­rros. “Es­to no pue­de que­dar así. Sin­ce­ra­men­te, es­tas co­sas no pue­den pa­sar. He­mos estado so­los, me sor­pren­de un tor­neo así no ten­ga ca­pa­ci­da­des para en­fren­tar una si­tua­ción lí­mi­te y pres­tar al­gún ti­po de ayu­da”, afir­ma el en­tre­na­dor.

“Sien­to que me de­ja­ron bo­ta­do”, aña­de el ju­ga­dor; “es­tu­ve en ries­go de mo­rir, eso es cla­ro. Por suer­te, es­ta­ba mi en­tre­na­dor acá. Si no, creo que no es­ta­ría con­tan­do la his­to­ria”.

Re­cién en la tar­de de ayer, las au­to­ri­da­des del tor­neo se pu­sie­ron en con­tac­to para dis­cul­par­se. La evo­lu­ción de Ta­bi­lo es in­cier­ta, pues se han ido alar­gan­do los pla­zos. “En un prin­ci­pio eran tres días, pe­ro ayer el doc­tor nos di­jo que por lo me­nos dos días más es­ta­rá en el hos­pi­tal. No sa­be­mos cuán­to tiem­po ten­drá que es­tar en el ho­tel. Ni cuán­do va a po­der via­jar en avión a Ca­na­dá”, pre­ci­sa el DT. El mé­di­co Se­bas­tián So­to los ha ase­so­ra­do a la dis­tan­cia para so­bre los pla­zos y los do­lo­res”.

El sue­ño pa­ri­sino de Ta­bi­lo de­be es­pe­rar un año más: “Ha si­do com­ple­jo, pe­ro es­toy se­gu­ro de que vol­ve­ré me­jor. Tra­ba­ja­ré du­ro para re­gre­sar 2021 por mis ob­je­ti­vos”. ●

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile