Una fi­nal de fútbol con 15 mil per­so­nas en el es­ta­dio

El Ba­yern Mu­nich ven­ció 2 a 1 al Se­vi­lla en la Su­per­co­pa, en Hun­gría, con pú­bli­co en las gra­de­rías.

La Tercera - - PORTADA - Car­los Ta­pia

24

BA­YERN MÚ­NICH 2 SE­VI­LLA 1

La Su­per­co­pa de Eu­ro­pa es del Ba­yern Mú­nich. En el en­cuen­tro en­tre el ga­na­dor de la Cham­pions y el de la Eu­ro­pa Lea­gue, se im­pu­sie­ron los ale­ma­nes al Se­vi­lla por 2-1 en el Pus­kas Are­na de Bu­da­pest, que tu­vo co­mo gran no­ve­dad la pre­sen­cia de nue­vo de pú­bli­co en las tri­bu­nas, el pri­mer pa­so pa­ra el re­torno de los es­pec­ta­do­res a las gra­das en tiem­pos de pan­de­mia. Es el pri­mer par­ti­do en tor­neos con­ti­nen­ta­les de clu­bes con gen­te des­pués de seis me­ses.

Unas 15 mil per­so­nas asis­tie­ron al es­ta­dio, con­si­de­ran­do la ca­pa­ci­dad to­tal de 68 mil que tie­ne el re­cin­to. Am­bos clu­bes re­ci­bie­ron 3.000 en­tra­das ca­da uno pa­ra sus fa­ná­ti­cos. No obstante, ni ale­ma­nes ni es­pa­ño­les ocu­pa­ron to­dos los tic­kets dis­po­ni­bles. El Ba­yern ocu­pó 1.300 en­tra­das (mu­chos de los cua­les fue­ron hin­chas hún­ga­ros), mien­tras que el Se­vi­lla me­nos de 500. En Eu­ro­pa exis­te in­quie­tud por la se­gun­da ola de con­ta­gios por co­ro­na­vi­rus.

Los hin­chas que via­ja­ron a Hun­gría de­bie­ron pre­sen­tar un test de Co­vid-19 ne­ga­ti­vo pa­ra po­der en­trar a un país que tie­ne las fronteras ce­rra­das. De he­cho, Ale­ma­nia de­cla­ró re­cien­te­men­te a Hun­gría co­mo “zo­na de ries­go”.

En cuan­to a lo fut­bo­lís­ti­co, el cho­que fue atrac­ti­vo por la pro­pues­ta de am­bos. El Se­vi­lla, que vio par­tir a Re­gui­lón y Ba­ne­ga, arran­có bien, tan­to así que abrió la cuen­ta con un pe­nal. Ra­ki­tic se in­ter­nó en el área y fue de­rri­ba­do por Ala­ba. El en­car­ga­do de lan­zar fue Ocam­pos, quien con­cre­tó con cla­se, en­ga­ñan­do a Neuer. La des­ven­ta­ja le sir­vió de des­per­ta­dor al Ba­yern, que des­pués de eso fue el do­mi­na­dor del jue­go y lo dio vuel­ta con jus­ti­cia. Go­retz­ka em­pa­tó en los 34’.

El com­ple­men­to man­tu­vo la tó­ni­ca, con un Ba­yern ata­can­do y el Se­vi­lla res­pon­dien­do. En los 51’, Le­wan­dows­ki con­vir­tió lue­go de una ju­ga­da de baby fútbol con Mü­ller. Pe­ro el fes­te­jo fue abor­ta­do brus­ca­men­te por­que el gol se anu­ló por una po­si­ción de ade­lan­to mi­li­mé­tri­ca del 9 po­la­co.

El tiem­po pa­sa­ba y la pre­sión bá­va­ra no da­ba re­sul­ta­do. El Se­vi­lla aguan­ta­ba y ca­si da el gol­pe al fi­nal, cuan­do En-Nesy­ri tu­vo en sus pies la vic­to­ria en un tre­men­do con­tra­gol­pe, pe­ro su re­ma­te fue des­via­do por Neuer.

Con la igual­dad, la de­fi­ni­ción se es­ti­ró has­ta el alar­gue. Y en ese pe­rio­do el hé­roe fue el me­nos es­pe­ra­do: Ja­vi Mar­tí­nez. El po­li­fun­cio­nal vas­co in­gre­só y en una de sus pri­me­ras ac­cio­nes anotó el 2-1 pa­ra el Ba­yern en el mi­nu­to 104, con un ca­be­za­zo tras un re­bo­te de Bono.

No so­lo se tra­ta de un gol es­pe­cial, sino que ade­más fue un par­ti­do es­pe­cial por­que el es­pa­ñol es­tá cerca de re­tor­nar al Ath­le­tic.

Es la cuar­ta co­ro­na del Ba­yern en 2020. Pue­de su­mar una más, por­que el 30 de septiembre tie­ne la Su­per­co­pa ale­ma­na an­te el Dort­mund. Con 23 triun­fos se­gui­dos, es el club de las li­gas gran­des con la ma­yor ra­cha de vic­to­rias ofi­cia­les. Pa­só al Real Ma­drid de An­ce­lot­ti. ●

► Ja­vi Mar­tí­nez ce­le­bra su gol de­ci­si­vo con las gra­das po­bla­das de nue­vo a su es­pal­da.

► El plan­tel bá­va­ro fes­te­ja con el tro­feo de la Su­per­co­pa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.