Se­na­do desecha le­van­tar las in­ha­bi­li­da­des pa­ra las pró­xi­mas elec­cio­nes

La pro­pues­ta im­pul­sa­da por el ofi­cia­lis­mo y par­te de la opo­si­ción re­que­ría 26 vo­tos y con­si­guió 25 en la Cá­ma­ra Al­ta. Con ello, los al­cal­des que no re­nun­cien an­tes del 21 de no­viem­bre no po­drán com­pe­tir en las le­gis­la­ti­vas de 2021.

La Tercera - - PORTADA - C. Re­yes, I. Ca­ro y P. Ca­te­na

8

“Tie­ne que ha­ber vo­lun­tad política de com­pe­tir (...); lo que vi acá es que hay más bien te­mor”.

CRIS­TIÁN MONCKEBERG MI­NIS­TRO DE LA SEGPRES

“No pa­re­ce razonable que los in­cum­ben­tes par­ti­ci­pen ac­ti­va­men­te de es­ta dis­cu­sión”.

YASNA PROVOSTE SE­NA­DO­RA DC

Des­de el go­bierno cues­tio­na­ron la de­ci­sión y en el ofi­cia­lis­mo hu­bo crí­ti­cas in­ter­nas con­tra aque­llos le­gis­la­do­res que ter­mi­na­ron no res­pal­dan­do la ini­cia­ti­va.

Por un so­lo vo­to, la sa­la del Se­na­do re­cha­zó ayer la pro­pues­ta -con­cor­da­da en una co­mi­sión mix­ta en­tre el ofi­cia­lis­mo y al­gu­nos sec­to­res de la opo­si­ción- que bus­ca­ba le­van­tar las in­ha­bi­li­da­des que pe­san so­bre una se­rie de car­gos de ca­ra al car­ga­do ca­len­da­rio elec­to­ral del pró­xi­mo año.

El in­for­me de la ins­tan­cia no lo­gró al­can­zar el quó­rum de 26 vo­tos ne­ce­sa­rios pa­ra se­guir su tra­mi­ta­ción, es­to lue­go de que so­lo 25 le­gis­la­do­res es­tu­vie­ran por res­pal­dar­lo, 16 se mos­tra­ran en con­tra y una, la se­na­do­ra Yasna Provoste (DC), se abs­tu­vie­ra.

El tex­to ha­bía si­do apro­ba­do el 10 de septiembre pa­sa­do por la co­mi­sión mix­ta, lue­go de que, a tra­vés de la Segpres, el go­bierno hi­cie­ra una pro­pues­ta, la que ter­mi­nó sien­do in­gre­sa­da por Chi­le Va­mos. En ba­se a ese plan­tea­mien­to, el in­for­me que lle­gó a la sa­la con­tem­pla­ba le­van­tar las in­ha­bi­li­da­des a al­cal­des, con­se­je­ros re­gio­na­les, con­ce­ja­les y fu­tu­ros go­ber­na­do­res, con el ob­je­ti­vo de que no tu­vie­ran que re­nun­ciar un año an­tes, co­mo lo exi­ge la Cons­ti­tu­ción, pa­ra po­der pos­tu­lar al Con­gre­so en no­viem­bre de 2021.

Lo mis­mo se pro­po­nía pa­ra el ca­so de los dipu­tados y se­na­do­res ac­tual­men­te en ejer­ci­cio, quie­nes de for­ma iné­di­ta po­drían com­pe­tir en las elec­cio­nes de al­cal­des y go­ber­na­do­res fi­ja­das pa­ra el 11 de abril. En ese sen­ti­do, la pro­pues­ta es­ta­ble­cía que es­tos so­lo ce­sa­rían en el car­go una vez que ins­cri­bie­ran sus can­di­da­tu­ras an­te el Ser­vi­cio Elec­to­ral.

Sin em­bar­go, to­das esas as­pi­ra­cio­nes -las que ya ha­bían si­do ade­lan­ta­das por in­cum­ben­tes de for­ma trans­ver­sal en los dis­tin­tos par­ti­dos po­lí­ti­cos- se vie­ron frus­tra­das, tras el re­cha­zo del tex­to, el que pa­ra con­ver­tir­se en ley re­que­ría de la ra­ti­fi­ca­ción de am­bas cá­ma­ras del Po­der Le­gis­la­ti­vo. Así, es­te no po­drá con­ti­nuar su tra­mi­ta­ción.

El re­sul­ta­do fue leí­do co­mo una “de­rro­ta” tam­bién pa­ra el Eje­cu­ti­vo, des­de don­de se la ju­ga­ron por ese ca­mino. Tras el re­cha­zo, el mi­nis­tro de la Segpres, Cris­tián Monckeberg, la­men­tó la de­ci­sión e in­di­có que “siem­pre es­tá la po­si­bi­li­dad de po­der in­sis­tir en di­fe­ren­tes ini­cia­ti­vas, pe­ro tie­ne que ha­ber vo­lun­tad política de com­pe­tir, de des­tra­bar pro­tec­cio­nes, y yo lo que he vi acá es que hay más bien te­mor”.

En la an­te­sa­la de la vo­ta­ción, de he­cho, el go­bierno hi­zo di­ver­sas ges­tio­nes pa­ra evi­tar el desen­la­ce ad­ver­so. Así, en el ofi­cia­lis­mo re­co­no­cían ayer que el re­sul­ta­do les ge­ne­ra una com­pli­ca­ción en los desafíos elec­to­ra­les que vie­nen, so­bre to­do pa­ra las mu­ni­ci­pa­les. Ade­más, en ese sec­tor hu­bo cues­tio­na­mien­tos so­bre los vo­tos en con­tra de Juan Cas­tro (RN) y Fe­li­pe Kast (Evó­po­li).

Pos­tu­ras di­ver­sas

Du­ran­te el de­ba­te que­dó de ma­ni­fies­to la di­vi­sión res­pec­to del in­for­me, don­de al­gu­nos -ma­yo­ri­ta­ria­men­te de la opo­si­ción- ar­gu­men­ta­ban que se es­ta­ba re­tro­ce­dien­do en ma­te­ria del lí­mi­te a la re­elec­ción que fue apro­ba­da por el Con­gre­so y que se tra­ta­ba de un nue­vo “tra­je a la me­di­da”, y otros se­ña­la­ban que es­ta ini­cia­ti­va per­mi­tía “abrir la can­cha” pa­ra una ma­yor com­pe­ten­cia.

“Re­sul­ta que al­gu­nos se die­ron cuen­ta de que aquí el jue­go de la si­lla mu­si­cal de pa­sar­se de un car­go a otro po­dría so­lu­cio­nar el pro­ble­ma de que mu­chos que es­tán in­ha­bi­li­ta­dos por la de­ci­sión de es­te mis­mo Con­gre­so”, ad­vir­tió Jor­ge Pi­zarro (DC).

A su vez, Ale­jan­dro Gui­llier (in­de­pen­dien­te) ase­gu­ró que “es­to es lo peor de la política. No es razonable que los in­cum­ben­tes es­tén adap­tan­do las le­yes a sus pro­pios in­tere­ses par­ti­cu­la­res”.

Provoste (DC), cu­yo vo­to fue cla­ve pa­ra que no se lo­gra­ra el quó­rum mí­ni­mo, fun­da­men­tó su po­si­ción fren­te a la ini­cia­ti­va. “Yo mis­ma pre­sen­té un pro­yec­to pa­ra le­van­tar las in­ha­bi­li­da­des a al­cal­des, con­ce­ja­les y con­se­je­ros re­gio­na­les (...). Pe­ro no pa­re­ce razonable que los in­cum­ben­tes par­ti­ci­pen ac­ti­va­men­te de es­ta dis­cu­sión”, sos­tu­vo.

Fran­cis­co Huen­chu­mi­lla (DC), en tan­to, cues­tio­nó que se ha­yan in­clui­do ma­te­rias aje­nas a la idea ma­triz del pro­yec­to ori­gi­nal en la mix­ta, apun­tan­do al mi­nis­tro Monckeberg. “Con qué ca­ra va a ve­nir us­ted a exi­gir­nos ri­gu­ro­si­dad cuan­do es­tá me­tien­do un res­qui­cio. Aquí se es­tán que­bran­tan­do la ley y la Cons­ti­tu­ción. Es inacep­ta­ble”, acu­só.

A su vez, Iván Mo­rei­ra, uno de los po­cos de Chi­le Va­mos que se ma­ni­fes­ta­ron en con­tra del pro­yec­to, ase­gu­ró que es­te era “un re­tro­ce­so que no ayu­da ni pres­ti­gia a la política”. Una opi­nión dis­tin­ta ex­pu­so la pre­si­den­ta de su par­ti­do, Jac­que­li­ne van Rys­sel­berg­he, quien abo­gó por­que sea “la gen­te la que de­ci­da”.

La ini­cia­ti­va le­gal se dis­cu­tió ayer en un in­ten­so de­ba­te en la sa­la del Se­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.