De­nun­cian a al­cal­de de San­ta Bár­ba­ra co­mo cóm­pli­ce de apro­pia­ción in­de­bi­da de te­rreno

Exis­te una ac­ción le­gal pre­sen­ta­da en los tri­bu­na­les, en don­de la prin­ci­pal alu­di­da es su es­po­sa.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - CRÓNICA - Mar­cos Sar­mien­to pren­sa@la­tri­bu­na.cl

Una gra­ve acu­sa­ción tie­ne en te­la de jui­cio al je­fe comunal de San­ta Bár­ba­ra, Daniel Sa­la­man­ca, quien es sin­di­ca­do en una que­re­lla cri­mi­nal pre­sen­ta­da an­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co y tri­bu­na­les co­mo cóm­pli­ce de una apro­pia­ción in­de­bi­da de te­rreno.

Se tra­ta del 50% de un pre­dio de 23 me­tros de lar­go por 30 de an­cho, ubi­ca­do en ca­lle Las Heras 390 de la co­mu­na pre­cor­di­lle­ra­na, que se­gún la do­cu­men­ta­ción pre­sen­ta­da an­te Dia­rio La Tribuna, ha­bría si­do he­re­da­do a Cris­tian An­gu­lo Be­na­vi­des y otros 7 her­ma­nos más, e ins­cri­to pos­te­rior­men­te por es­tos mis­mos en el Con­ser­va­dor de Bie­nes Raí­ces de la co­mu­na, con fe­cha 13 de ju­lio del 2015.

Pe­se a ello, y por si­tua­cio­nes que son ma­te­ria de in­ves­ti­ga­ción, el bien raíz ha­bría si­do ven­di­do ile­gal­men­te a la es­po­sa del je­fe comunal, María Li­dia Al­bor­noz, - apa­ren­te­men­te­por las tías de los he­re­de­ros, quie­nes tam­bién son impu­tadas en la de­nun­cia.

En es­ta ope­ra­ción – su­pues­ta­men­te- frau­du­len­ta son im­pli­ca­dos tam­bién los no­ta­rios, Ale­jan­dro Abu­ter y Juan Ara­ne­da, por los car­gos de es­ta­fa.

La es­po­sa y vo­ce­ra de uno de los he­re­de­ros, San­dra Gon­zá­lez, ex­pli­có es­te úl­ti­mo pun­to, sos­te­nien­do que “los no­ta­rios, no sé si fue pre­ci­sa­men­te don Ale­jan­dro Abu­ter o Juan Ara­ne­da, te­ma que de­be­rá de­ter­mi­nar la in­ves­ti­ga­ción, quien reali­zó la ven­ta ilí­ci­ta a la es­po­sa del je­fe comunal”, sos­tu­vo.

RES­PON­SA­BI­LI­DAD PUN­TUAL DEL JE­FE COMUNAL

Con­sul­ta­da so­bre la res­pon­sa­bi­li­dad pun­tual del je­fe comunal san­ta­bar­ba­rino, la vo­ce­ra de la fa­mi­lia sos­tu­vo que “él te­nía co­no­ci­mien­to de es­ta es­cri­tu­ra, es­pe­cí­fi­ca­men­te, que era le­gal­men­te de no­so­tros. In­clu­so no­so­tros le pa­sa­mos una fo­to­co­pia pa­ra que es­tu­vie­ra en co­no­ci­mien­to. Has­ta mi sue­gra ha­bló con él. Pe­se a ello, él hi­zo ca­so omi­so de es­to, en­tró al te­rreno y ce­rró la puer­ta. Pos­te­rior­men­te, edi­fi­có su vi­vien­da en el si­tio, tras echar aba­jo la cons­truc­ción que he­re­da­mos de mi sue­gro”, acu­só.

RES­PUES­TA DE AL­CAL­DE

En vis­ta a los an­te­ce­den­tes y pa­ra otor­gar el le­gí­ti­mo de­re­cho a ré­pli­ca, Dia­rio La Tribuna se con­tac­tó con el je­fe comunal san­ta­bar­ba­rino, quien des­es­ti­mó la acu­sa­ción y alu­dió a una en­fer­me­dad psi­quiá­tri­ca de la de­nun­cian­te. “Ha­ce bas­tan­te tiem­po es­ta se­ño­ra es­tá ha­cien­do es­te ti­po de de­nun­cias. (…) No­so­tros con­si­de­ra­mos que ella tie­ne un pro­ble­ma de sa­lud men­tal, ya que te­ne­mos de­bi­da­men­te le­ga­li­za­da nues­tra pro­pie­dad. En vis­ta a ello, es­to res­pon­de – ex­clu­si­va­men­te- a que la mujer no se en­cuen­tra den­tro de sus ca­ba­les”, pun­tua­li­zó.

Con­sul­ta­do so­bre el ob­je­ti­vo que per­si­gue la de­nun­cian­te al dar a co­no­cer el he­cho, la má­xi­ma au­to- ri­dad de la co­mu­na pre­cor­di­lle­ra­na alu­dió fi­nes po­lí­ti­cos. “No­so­tros te­ne­mos to­do le­gal, por ello la­men­ta­mos que es­to su­ce­da pre­ci­sa­men­te en pe­rio­do elec­to­ral. Sin em­bar­go, no sé quién o quie­nes es­tán or­ques­tan­do es­ta si­tua­ción”, pun­tua­li­zó.

So­bre adop­tar me­di­das le­ga­les en con­tra de la acu­san­te, Sa­la­man­ca an­ti­ci­pó una con­tra­de­man­da. “No­so­tros tam­bién es­ta­mos ha­cien­do una acu­sa­ción for­mal des­de el pun­to de vis­ta le­gal. (…) Es­te va a ha­cer un nue­vo an­te­ce­den­te, si al­guien de no­so­tros re­sul­ta per­ju­di­ca­do”, sen­ten­ció.

JE­FE COMUNAL ALU­DIÓ a una en­fer­me­dad men­tal de la de­nun­cian­te y acu­só una ma­nio­bra de des­pres­ti­gio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.