De­li­tos de abi­gea­to: un cuen­to de nun­ca aca­bar

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

No só­lo lle­ga al ale­ro de días más cá­li­dos y lar­gos. Sep­tiem­bre vie­ne acom­pa­ña­do de la ce­le­bra­ción de las Fies­tas Pa­trias.

Por ello, el au­men­to en el con­su­mo de car­ne en cual­quie­ra de sus for­ma­tos es al­go que tam­bién acom­pa­ña a es­te mes; em­pa­na­das y asa­dos son pla­tos in­fal­ta­bles en la me­sa de los chi­le­nos si se tra­ta de ce­le­brar en gran­de.

Es­te mis­mo es­ce­na­rio, que trae con­si­go ale­gría y dis­fru­te en­tre ami­gos, co­le­gas y la fa­mi­lia, vie­ne de la mano de un de­li­to que -co­mo es tra­di­cio­na­lau­men­ta du­ran­te es­ta fe­cha y que pa­re­cie­ra ser par­te de la fes­ti­vi­dad na­cio­nal.

Los cua­tre­ros ven una opor­tu­ni­dad de in­cre­men­tar sus bi­lle­te­ras du­ran­te es­tas fe­chas y el agui­nal­do die­ci­ocheno pa­ra ellos po­dría qui­zás ser com­pa­ra­ble al de cual­quier ciu­da­dano que se desem­pe­ña, a dia­rio, en un tra­ba­jo es­ta­ble y for­mal.

El abi­gea­to es un de­li­to que con­sis­te en el ro­bo y/o hur­to de ani­ma­les y que afec­ta, en su ma­yo­ría, a pe­que­ños cam­pe­si­nos o gran­des agri­cul­to­res que vi­ven en sec­to­res ru­ra­les de una de­ter­mi­na­da fran­ja te­rri­to­rial.

Es muy co­mún que es­tos ani­ma­les, pos­te­rior­men­te, sean fae­na­dos pa­ra lue­go ven­der­los en el co­mer­cio ile­gal o en aque­llos lu­ga­res que no es­tán es­ta­ble­ci­dos sa­ni­ta­ria y le­gal­men­te.

Mien­tras exis­tan per­so­nas que ad­quie­ran es­te ti­po de in­su­mos de for­ma ile­gal, con­ti­nua­rán exis­tien­do de­lin­cuen­tes de­di­ca­dos a co­me­ter es­te de­li­to.

Es un te­ma de­li­ca­do si se con­si­de­ra que al com­prar es­te ali­men­to en lu­ga­res que no es­tán de­bi­da­men­te es­ta­ble­ci­dos, la car­ne pue­de traer con­si­go en­fer­me­da­des que afec­ta­rán a más de al­gu­na per­so­na que la ha­ya con­su­mi­do.

Asi­mis­mo, afec­ta la eco­no­mía de aque­llas per­so­nas que vi­ven de la ga­na­de­ría, a quie­nes con sa­cri­fi­cio y es­me­ro lo­gran com­prar sus ani­ma­les pa­ra po­der te­ner una vi­da sus­ten­ta­ble en el tiem­po y po­der brin­dar­le es­ta­bi­li­dad a sus más cer­ca­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.