Ca­ra­va­na fue ata­ca­da con pie­dras y pa­los al in­ten­tar in­gre­sar a fun­do Los Chen­ques

Se in­ten­ta­ba ha­cer efec­ti­vo pro­nun­cia­mien­to de la Cor­te de Ape­la­cio­nes, que dis­pu­so el des­alo­jo de la co­mu­ni­dad de Cau­ñi­cú.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - CRÓNICA - Mar­cos Sar­mien­to pren­sa@la­tri­bu­na.cl

Co­mo “una em­bos­ca­da” fue ca­li­fi­ca­da por el em­pre­sa­rio y dueño del fun­do Los Chen­ques, Pe­dro Es­que­rré, el ata­que con pie­dras y pa­los a una ca­ra­va­na de vehícu­los de su pro­pie­dad, al in­ten­tar in­gre­sar al ci­ta­do pre­dio, to­ma­do des­de fe­bre­ro de es­te año por 12 fa­mi­lias de la co­mu­ni­dad in­dí­ge­na de Cau­ñi­cú.

Se­gún los an­te­ce­den­tes con­sig­na­dos en el par­te de Ca­ra­bi­ne­ros de la Te­nen­cia de Al­to Bío Bío, un ca­mión Ford car­go, pa­ten­te ZY-2526, re­sul­tó con el pa­ra­bri­sas y vi­drio de cos­ta­do de­re­cho que­bra­dos, co­mo tam­bién una ca­mio­ne­ta Nis­san Na­va­ra, pa­ten­te GZGC-85, la cual ter­mi­nó con el es­pe­jo del la­do de­re­cho ro­to.

El pro­pie­ta­rio del fun­do na­rró así a La Tri­bu­na esos mi­nu­tos de ten­sión, ex­pre­san­do que “eran unos 15 a 20 in­dí­ge­nas que es­ta­ban pre­pa­ra­dos pa­ra re­ci­bir­nos, ya que ha­bían ce­rra­do el ca­mino de ac­ce­so con un trac­tor. Cuan­do los ca­mio­nes lle­ga­ron al lu­gar, les lan­za­ron pie­dras y pa­los in­ti­mi­dan­do a los con­duc­to­res, que se di­ri­gían con ma­te­rial de tra­ba­jo pa­ra la fu­tu­ra cons­truc­ción de mi­ni cen­tra­les”, pre­ci­só.

La me­di­da se eje­cu­tó en el con­tex­to del re­cien­te pro­nun­cia­mien­to de la Cor­te de Ape­la­cio­nes de Con­cep­ción, a la cau­sa 6170 2015, que dis­pu­so que la co­mu­ni­dad de Cau­ñi­cú de­bía re­ti­rar to­do obs­tácu­lo del ca­mino y per­mi­tir el in­gre­so de Es­que­rré.

OR­DEN DE DES­ALO­JO PA­SA­DO

Ca­be des­ta­car, que no es la pri­me­ra vez que los co­mu­ne­ros en to­ma se re­sis­ten al des­alo­jo, ya que el tri­bu­nal de al­za­da se pro­nun­ció ha­ce al­gu­nos me­ses de la mis­ma for­ma, sin que los co­mu­ne­ros die­ran cur­so a la re­so­lu­ción ju­di­cial.

IN­SIS­TEN­CIA DE ES­QUE­RRÉ

En vis­ta al re­cien­te desaca­to, se le con­sul­tó al pro­pie­ta­rio del fun­do la ra­zón que no fue­ra acom­pa­ña­do por la fuer­za pú­bli­ca, an­te lo cual ex­pre­só que “Ca­ra­bi­ne­ros va ac­tuar siem­pre y cuan­do ten­ga la or­den de la jus­ti­cia. Has­ta aho­ra es­te man­da­to ha es­ta­do me­dio di­fu­so. Fue por ello, que ese día de­bie­ron ha­ber­nos acom­pa­ña­do, no obs­tan­te, se ba­ja­ron por­que no es­ta­ba la dis­po­si­ción ex­pre­sa”, ex­pli­có.

A raíz de lo an­te­rior, se le pre­gun­tó qué me­di­das le­ga­les van a adop­tar aho­ra, con­tes­tan­do Es­que­rré que “es­ta­mos pi­dien­do a la Cor­te que Ca­ra­bi­ne­ros nos acom­pa­ñe, en un nú­me­ro más o me­nos con­sis­ten­te, con la fi­na­li­dad de ase­gu­rar el in­gre­so de nues­tros ope­ra­rios al fun­do”, de­ta­lló.

CON­TEX­TO DE LA TO­MA

Va­le men­cio­nar que cuan­do se to­ma­ron las 12 fa­mi­lias el pre­dio en cues­tión, reivin­di­ca­ron de­re­chos an­ces­tra­les so­bre las tie­rras y ma­ni­fes­ta­ron su re­cha­zo a los pro­yec­tos ener­gé­ti­cos que se bus­can ins­ta­lar en la zo­na. Fue así co­mo en esa opor­tu­ni­dad el lon­ko de la co­mu­ni­dad, Mar­ce­lino Queu­pil, ma­ni­fes­tó al

“Cuan­doCua los ca­mio­nes lle­ga­ron al lu­gar, les es la lan­za­ron pie­dras y pa­los in­ti­mi­dan­do a los con­duc­to­res, que se di­ri­gían con ma­te­rial de tra­ba­jo pa­ra la fu­tu­ra cons­truc­ción de mi­ni cen­tra­les”. Pe­dro Es­que­rré, em­pre­sa­rio y dueño del fun­do Los Chen­ques.Chen es.

res­pec­to: “nues­tra de­ter­mi­na­ción es de­fi­ni­ti­va e irre­vo­ca­ble, ya que jun­to con re­cu­pe­rar nues­tro te­rri­to­rio, tam­bién bus­ca­mos man­te­ner in­tac­ta la na­tu­ra­le­za que exis­te en el lu­gar, pues­to que se pre­ten­de cons­truir una cen­tral de pa­so”, ar­gu­men­tó.

RE­COR­DE­MOS QUE EL FUN­DO se en­cuen­tra to­ma­do des­de fe­bre­ro por do­ce fa­mi­lias ma­pu­ches.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.