Tra­ba­jo en adul­tos ma­yo­res: le­jos del jú­bi­lo

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN - Ca­ro­li­na Mo­ra­ga Do­cen­te de la Es­cue­la de Te­ra­pia Ocu­pa­cio­nal Uni­ver­si­dad Cen­tral

El tra­ba­jo es la ocu­pa­ción prin­ci­pal del ci­clo vi­tal de la adul­tez. La ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va no só­lo im­pli­ca una re­mu­ne­ra­ción, sino un va­lor so­cial, una fuen­te im­por­tan­te de iden­ti­dad. Se po­dría en­ten­der, des­de es­te pun­to de vis­ta, que las per­so­nas ma­yo­res in­ten­ten man­te­ner es­te rol. Sin em­bar­go, la ma­yo­ría de nues­tros adul­tos ma­yo­res bus­ca la for­ma de se­guir ac­ti­vos en el mer­ca­do la­bo­ral por una ra­zón fun­da­men­tal: ne­ce­si­dad eco­nó­mi­ca.

La pre­ca­ria reali­dad de las ju­bi­la­cio­nes en Chi­le, que ha sus­ci­ta­do ma­si­vas mar­chas en con­tra del ac­tual sis­te­ma pre­vi­sio­nal, ha he­cho que es­ta eta­pa de la vi­da se vis­lum­bre con di­fi­cul­tad y preo­cu­pa­ción. Muy le­jos del jú­bi­lo, la ce­le­bra­ción de que ya se apor­tó al país y que es mo­men­to de dis­fru­tar lo que se sem­bró.

Se­gún la úl­ti­ma en­cues­ta CA­SEN, el 56,5% de nues­tra po­bla­ción ma­yor vi­ve con pen­sio­nes con­tri­bu­ti­vas y un 25,8% con Pen­sio­nes Bá­si­cas So­li­da­rias (PBS). De acuer­do a la Fun­da­ción Sol, en las pri­me­ras un 91% de los pen­sio­na­dos de AFP re­ci­ben un mon­to me­nor o igual a $154.304, mien­tras que las PBS co­rres­pon­den a $89.704. Lo an­te­rior im­pli­ca que un 8,5% de nues­tros ma­yo­res se en­cuen­tre en la lí­nea de la po­bre­za en tér­mi­nos de in­gre­so, por­cen­ta­je que au­men­ta a 20% cuan­do se mi­de la po­bre­za en as­pec­tos mul­ti­di­men­sio­na­les.

Por tan­to, no es ex­tra­ño pen­sar que el nú­me­ro de per­so­nas ma­yo­res ac­ti­vas la­bo­ral­men­te va­ya en au­men­to, da­do que el tiem­po que se vi­ve hoy co­mo ju­bi­la­do ha au­men­ta­do. De he­cho, en pro­me­dio vi­vi­mos al me­nos 20 años des­pués de ju­bi­lar, pe­rio­do du­ran­te el cual, con el ac­tual sis­te­ma pre­vi­sio­nal, per­ci­bi­re­mos un mon­to exi­guo in­ca­paz de sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de las per­so­nas ma­yo­res

Sin du­da que se ha­ce ne­ce­sa­rio for­ta­le­cer un sis­te­ma de pro­tec­ción so­cial a fin de au­men­tar los ni­ve­les de in­gre­so de los ju­bi­la­dos y, con ello, in­ci­dir en la dis­mi­nu­ción de la ta­sa de ocu­pa­ción de los ma­yo­res en em­pleos po­co es­truc­tu­ra­dos que im­pli­can si­tua­cio­nes la­bo­ra­les irre­gu­la­res.

Ade­más, com­pren­dien­do que nues­tro país se en­cuen­tra en una tran­si­ción de­mo­grá­fi­ca avan­za­da don­de, se­gún la En­cues­ta Na­cio­nal de De­pen­den­cia en per­so­nas ma­yo­res (2009), 3 de ca­da 4 adul­tos ma­yo­res tie­ne in­de­pen­den­cia fun­cio­nal, es re­le­van­te re­cal­cu­lar la edad de ju­bi­la­ción de nues­tra so­cie­dad.

Con to­do, se de­bie­ra in­cen­ti­var la acep­ta­ción de tra­ba­ja­do­res so­bre 60 años en el mer­ca­do la­bo­ral, me­jo­ran­do sus con­di­cio­nes de em­pleo y po­ten­cian­do las com­pe­ten­cias ya desa­rro­lla­das, en el en­ten­di­do que pue­den trans­for­mar­se en pi­la­res fun­da­men­ta­les del tras­pa­so del sa­ber y ex­pe­rien­cia a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes.

En pro­me­dio vi­vi­mos al me­nos 20 años des­pués de ju­bi­lar, pe­rio­do du­ran­te el cual, con el ac­tual sis­te­ma pre­vi­sio­nal, per­ci­bi­re­mos un mon­to exi­guo in­ca­paz de sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.