INEFABLES PAR­QUÍ­ME­TROS

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - OPINIÓN - Car­los Ca­rras­co Del Pino Vi­ce­pre­si­den­te de “Co­de­pa­la”

Se­ñor Di­rec­tor: De más es­tá de­cir que, son mu­chí­si­mos los an­ge­li­nos que, muy a dis­gus­to por los co­bros usu­ra­rios de los “inefables par­quí­me­tros”, to­man el te­ma en reunio­nes de dis­tin­to ti­po, siem­pre con mu­cho ma­les­tar. Es­to he­mos po­di­do com­pro­bar­lo, ade­más, in­nu­me­ra­bles ve­ces, cuan­do con hu­mil­dad, al­gu­nos de los “par­qui­ne­ros”, in­co­mo­di­dad otros y muy mo­les­tos otros tan­tos, nos han di­cho: “So­mos los más odia­dos de Los Án­ge­les”.

Y re­la­tan al­gu­nas si­tua­cio­nes en las que no se les ha tra­ta­do co­mo co­rres­pon­de. La­men­ta­ble, pe­ro es una tri­se reali­dad y, pa­ra re­don­dear el te­ma, te­ne­mos un “desafío” pa­ra to­dos aque­llos que su­pe­raron el 6to bá­si­co con no­ta acep­ta­ble en ma­te­má­ti­cas: Si dia­ria­men­te la ECM ob­tie­ne so­bre cin­co mi­llo­nes de pe­sos, de lu­nes a sá­ba­do y, es­ta­mos ad por­tas de cum­plir sie­te años con es­ta pe­sa­di­lla, al di­ne­ro que co­bra, ac­tual­men­te, aun­que só­lo fue­ran seis años, es­tán muy su­pe­ra­dos los diez mil mi­llo­nes de pe­sos, ($10.000.000.000) y, ¿Qué ha­ce la di­cho­sa ECM, ade­más de reír­se de los an­ge­li­nos y su “pa­si­vi­dad an­ces­tral”, co­mo es­cri­bie­ra nues­tro ex se­na­dor Ma­rio Ríos?

No obs­tan­te, es bueno que se­pan los su­fri­dos pa­ga­do­res de par­quí­me­tros que, ha­ce al­gu­nos me­ses, nues­tra que­ri­da au­to­ri­dad nos di­jo a “Co­de­pa­la”, (Co­mi­té de de­fen­sa pa­tri­mo­nial de Los Án­ge­les, cu­ya di­rec­ti­va in­te­gra­mos): “Le de­be­mos mil dos­cien­tos mi­llo­nes ($ 1.200.000.000) a la Em­pre­sa”. Y en nues­tras men­tes que, su­pe­raron el 6º Bá­si­co, tiem­po ha, se arre­mo­li­na­ban in­te­rro­gan­tes co­mo: ¿de qué, por qué, pa­ra qué? Sin em­bar­go, pre­fe­ri­mos ca­llar an­te la au­to­ri­dad que, co­mo es lo usual, es­tá gua­re­ci­da por sus ad la­te­res, se­cre­ta­rias, pe­rio­dis­tas y pi­ca­pe­dre­ros. Y, con el res­pe­to y ca­ri­ño por nues­tra ciu­dad y sus ha­bi­tan­tes, les pre­gun­ta­mos: ¿Sa­bían, que­ri­dos an­ge­li­nos, que es­ta mi­se­ra­ble em­pre­sa, des­pués de al­gu­nos me­ses en los que na­die le pa­gó, en Ari­ca, tu­vo que mar­char­se con la co­la en­tre las pier­nas? Los bue­nos ejem­plos de­be­mos imi­tar­los. ¿No les pa­re­ce? Con to­do ca­ri­ño

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.