Creen que de­be exis­tir ma­yor diá­lo­go en­tre hi­dro­eléc­tri­cas y la co­mu­ni­dad

Es­ta me­di­da que pre­ten­de la au­to­ri­dad de­be­ría sig­ni­fi­car un gran be­ne­fi­cio pa­ra las co­mu­nas de la pro­vin­cia y sus ha­bi­tan­tes.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - CRÓNICA -

No es des­co­no­ci­do que la Pro­vin­cia de Bio­bío es una de las zo­nas que aporta uno de los ma­yo­res por­cen­ta­jes de ener­gía del país, cuen­ta con gran­des hi­dro­eléc­tri­cas y sus zo­nas es­tán des­ti­na­das a di­ver­sos pro­yec­tos de ge­ne­ra­ción eléc­tri­ca.

Si bien es­to de­bie­se ser un gran be­ne­fi­cio pa­ra las lo­ca­li­da­des de la pro­vin­cia y sus ha­bi­tan­tes, exis­ten fac­to­res en los que las co­mu­ni­da­des se ven afec­ta­das, ade­más de los di­chos del al­cal­de de San­ta Bár­ba­ra, Da­niel Sa­la­man­ca, quien ex­pli­có que, a su pa­re­cer, hay un co­lap­so de la Cuen­ca del Bio­bío en cuan­to a las cen­tra­les hi­dro­eléc­tri­cas que hay en la zo­na.

En esa lí­nea, el mi­nis­tro de Ener­gía, Má­xi­mo Pa­che­co, ex­pli­có que “Bio­bío, con la cuen­ca, es una re­gión que tie­ne un enor­me po­ten­cial hi­dro­eléc­tri­co. La hi­dro­elec­tri­ci­dad es una fuen­te lim­pia de ener­gía eléc­tri­ca, ba­ra­ta, y el país tie­ne le­yes y re­gu­la­cio­nes am­bien­ta­les muy cla­ras, por lo tan­to, yo creo que no­so­tros co­mo país te­ne­mos que te­ner cla­ri­dad, y tam­bién en con­cien­cia, de que te­ne­mos un sis­te­ma que tie­ne ga­ran­tías a tra­vés de las le­yes de me­dioam­bien­te y de las re­gu­la­cio­nes de se­gu­ri­dad co­mo país”.

En re­la­ción con lo que ex­pu­so el al­cal­de de San­ta Bár­ba­ra, el mins­tro sos­tu­vo que “yo en­tien­do el pun­to del que ha­bla el al­cal­de, por­que de he­cho yo lo he tra­ta­do con él, y es bá­si­ca­men­te de qué ma­ne­ra po­de­mos es­tar bien pre­pa­ra­dos pa­ra ca­sos de emer­gen­cia, y siem­pre exis­ten las emer­gen­cias en las subidas de los ríos, des­hie­los pre­ma­tu­ros; pue­de ha­ber si­tua­cio­nes co­mo esas que nos obli­gan a te­ner sis­te­mas de se­gu­ri­dad pa­ra las emer­gen­cias”.

Aña­dió que “en eso he­mos es­ta­do tra­ba­jan­do con él, ac­to­res de la cuen­ca y nues­tra se­re­mi de Ener­gía, Ca­ro­la Ve­ne­gas, pa­ra jus­ta­men­te ga­ran­ti­zar que en el ca­so de exis­tir una emer­gen­cia, van a ha­ber bue­nos sis­te­mas de in­for­ma­ción que ayu­den a ad­mi­nis­trar esa emer­gen­cia, pe­ro en lo fun­da­men­tal me pa­re­ce que es im­por­tan­te des­ta­car que el he­cho de que exis­ta es­te po­ten­cial hi­dro­eléc­tri­co es una gran ven­ta­ja de la re­gión, es un gran be­ne­fi­cio”.

Por úl­ti­mo, se­ña­ló que “el mun­do mo­derno de hoy ne­ce­si­ta mu­cha ener­gía, y los paí­ses que tie­nen fuen­tes lim­pias y ba­ra­tas de ener­gía, tie­nen una ven­ta­ja muy no­ta­ble, y yo creo que ese es el ca­so jus­ta­men­te de la re­gión, don­de su iden­ti­dad y po­ten­cial ener­gé­ti­co trans­for­man es­to en una gran ven­ta­ja pa­ra el desa­rro­llo de la re­gión”.

RE­LA­CIÓN CON LAS CO­MU­NI­DA­DES

Res­pec­to a la re­la­ción y co­mu­ni­ca­ción que las em­pre­sas tie­nen con las co­mu­ni­da­des, el mi­nis­tro de Ener­gía en­fa­ti­zó que “es­to es muy im­por­tan­te, por­que en el pa­sa­do pro­ba­ble­men­te bas­ta­ba pa­ra cons­truir una cen­tral que exis­tie­ra un buen tra­ba­jo de in­ge­nie­ría, que se tra­ba­ja­ra bien, una bue­na for­mu­la­ción de pro­yec­tos des­de el pun­to de vis­ta in­ge­nie­ril, y des­pués se plan­tea la im­por­tan­cia de que los pro­yec­tos ten­gan un pleno res­pe­to por la le­yes am­bien­ta­les y eso lo quie­re co­no­cer bien cuá­les son las nor­mas y la nor­ma­ti­va que hay en re­la­ción al me­dioam­bien­te”.

Asi­mis­mo, Pa­che­co ex­pli­có que se­gún su pa­re­cer, ac­tual­men­te, pa­ra desa­rro­llar pro­yec­tos de ener­gía, no es su­fi­cien­te con te­ner bue­na in­ge­nie­ría y con te­ner un buen ren­di­mien­to de las nor­mas am­bien­ta­les.

“Yo creo que hoy en la so­cie­dad mo­der­na es muy im­por­tan­te que las em­pre­sas ha­gan una muy buen ges­tión so­cial de sus pro­yec­tos, que la co­mu­na que aco­ge es­tos pro­yec­tos vea que en es­te pro­yec­to hay una opor­tu­ni­dad de desa­rro­llo lo­cal, que es­tos pro­yec­tos son bue­nos pa­ra el bie­nes­tar de la so­cie­dad y lo­ca­li­dad que los aco­ge, que es­te ve­cino nue­vo que lle­ga, que es es­ta cen­tral, trae al­go va­lio­so pa­ra la co­mu­na, y eso es lo que he­mos lla­ma­do una bue­na ges­tión so­cial”, ex­pli­có Má­xi­mo Pa­che­co.

Agre­gó que co­mo mi­nis­te­rio han lla­ma­do a las em­pre­sas a que exis­ta una aso­cia­ción en­tre el pro­yec­to y el desa­rro­llo lo­cal. Es­to no se pue­de ha­cer sen­ci­lla­men­te por­que son bue­nos pa­ra el país o por­que son bue­nos pa­ra el res­to de los chi­le­nos; es­tos pro­yec­tos tam­bién de­ben ha­cer­se por­que son bue­nos pa­ra las co­mu­nas don­de es­to se desa­rro­lla, di­jo.

“Yo creo que ese es un gran desafío que te­ne­mos co­mo país, por­que es al­go que tal vez lo he­mos he­cho en el pa­sa­do. De una ma­ne­ra di­fe­ren­te, pe­ro de aquí en ade­lan­te, no ten­go nin­gu­na du­da de que te­ne­mos que re­for­zar es­ta idea de que los pro­yec­tos ne­ce­si­tan lle­gar de ma­ne­ra tem­pra­na a las lo­ca­li­da­des, ex­pli­car los pro­yec­tos a las co­mu­ni­da­des, dis­cu­tir­los, me­jo­rar­los, por­que mu­chas co­mu­ni­da­des plan­tean ideas que son va­lio­sas y me­jo­ran el pro­yec­to, y ade­más de ayu­dar a ma­tar el fan­tas­ma”, sen­ten­ció.

DIÁ­LO­GO Y PAR­TI­CI­PA­CIÓN

Mu­chas ve­ces ca­da uno de es­tos pro­yec­tos tam­bién traen “fan­tas­mas” y co­sas que se re­pi­ten, que no son ne­ce­sa­ria­men­te cier­tas, pe­ro que las em­pre­sas tie­nen que acla­rar­las y dis­cu­tir­las, por lo que es­to obli­ga a ha­cer una ges­tión mu­cho más abier­ta y trans­pa­ren­te con las co­mu­ni­da­des, y el Mi­nis­te­rio de Ener­gía tie­ne una di­vi­sión de diá­lo­go y par­ti­ci­pa­ción so­cial. “No­so­tros que­re­mos ser ga­ran­tes de que ese pro­ce­so de diá­lo­go y par­ti­ci­pa­ción exis­ta”, ase­gu­ró la au­to­ri­dad mi­nis­te­rial.

Agre­gó que el Es­ta­do re­pre­sen­ta el bien co­mún, y por lo tan­to, “no­so­tros co­mo Es­ta­do te­ne­mos la obli­ga­ción de ga­ran­ti­zar que exis­ta ese diá­lo­go, pa­ra que efec­ti­va­men­te la em­pre­sa ex­pli­que el pro­yec­to de bue­na ma­ne­ra a las co­mu­ni­da­des, y que es­tas vean que es­tos pro­yec­tos son opor­tu­ni­da­des de pro­gre­so y desa­rro­llo pa­ra la lo­ca­li­dad”.

Es­tos son te­mas que hay que es­tar­los tra­ba­jan­do per­ma­nen­te­men­te, no es al­go que uno ha­ce y que­da he­cho, es­to hay que es­tar ha­cién­do­lo siem­pre, di­jo.

“Yo en­tien­do que ob­via­men­te hay mu­cha ne­ce­si­dad de diá­lo­go, y por lo tan­to en es­ta la­bor nun­ca va­mos a te­ner una so­lu­ción de­fi­ni­ti­va; es­te es un pro­ce­so que tie­ne que es­tar ocu­rrien­do per­ma­nen­te­men­te, don­de las em­pre­sas ne­ce­si­tan dis­cu­tir es­tos te­mas con las co­mu­ni­da­des, y ha­cer­lo de bue­na ma­ne­ra, y ha­cer­lo de bue­na fe”.

Fi­nal­men­te, Pa­che­co acen­tuó que “aho­ra, las co­mu­ni­da­des tam­bién ne­ce­si­tan ha­cer es­ta con­ver­sa­ción sin pre­jui­cios, y ha­cer­lo de ma­ne­ra de­mo­crá­ti­ca y es­cu­chan­do las di­ver­sas ra­zo­nes y ar­gu­men­tos o la in­for­ma­ción que se les pro­por­cio­na, por­que yo creo que esa es la ba­se del diá­lo­go, que efec­ti­va­men­te uno es­cu­che al otro, y es­to son dos par­tes, en­ton­ces el Es­ta­do co­mo ter­ce­ra par­te tie­ne la obli­ga­ción de ga­ran­ti­zar que es­te diá­lo­go se pro­duz­ca y que efec­ti­va­men­te se ha­ga de bue­na fe y con ple­na in­for­ma­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.