Wi­fi pa­ra to­dos: hay que pen­sar en gran­de

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - REDACCIÓN -

El go­bierno, por me­dio de es­te pro­yec­to, es­tá ha­cien­do lo su­yo. Des­de aho­ra la Pla­za de Ar­mas, la fe­ria de Ri­car­do Vi­cu­ña, la la­gu­na Es­me­ral­da y la Pla­za Pin­to ten­drán co­ne­xión gra­tui­ta e ili­mi­ta­da, con lo cual se fa­vo­re­ce­rá el turismo, la en­tre­ten­ción y el ac­ce­so a la in­for­ma­ción co­mo nun­ca an­tes. Lo mis­mo ocu­rri­rá en las co­mu­nas de Mul­chén y Na­ci­mien­to.

El vier­nes re­cién pa­sa­do lle­gó a la ciu­dad de Los Ángeles el mi­nis­tro de Trans­por­tes y Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes pa­ra ini­ciar la mar­cha de cua­tro pun­tos wi­fi pa­ra la ciu­dad de Los Ángeles. La me­di­da se su­ma a más de 112 pun­tos dis­pues­tos en la Re­gión del Bio­bío con una in­ver­sión que su­pera los 600 mi­llo­nes de pe­sos.

Es por ello que so­bre el te­ma no es di­fí­cil dar­se cuen­ta de que el mun­do de hoy cam­bió com­ple­ta­men­te su for­ma de vi­da. La tec­no­lo­gía, y por so­bre to­do el in­ter­net, son una he­rra­mien­ta fun­da­men­tal pa­ra el desa­rro­llo y la in­for­ma­ción.

En la ac­tua­li­dad, prác­ti­ca­men­te to­das las em­pre­sas, por pe­que­ñas que sean, tie­nen un pá­gi­na web o una red so­cial. De es­ta ma­ne­ra, pa­ra que el cre­ci­mien­to y la pro­duc­ti­vi­dad de es­te nue­vo tiem­po sean exi­to­sos, la red se trans­for­ma en un ele­men­to po­ten­cial pa­ra cap­tar clien­tes. Es­ta es la ra­zón por la cual el im­pul­so pa­ra que to­dos pue­dan te­ner dis­po­ni­ble una co­ne­xión es de su­ma re­le­van­cia y no se de­be clau­di­car.

El go­bierno, por me­dio de es­te pro­yec­to, es­tá ha­cien­do lo su­yo. Des­de aho­ra la Pla­za de Ar­mas, la fe­ria de Ri­car­do Vi­cu­ña, la la­gu­na Es­me­ral­da y la Pla­za Pin­to ten­drán co­ne­xión gra­tui­ta e ili­mi­ta­da, con lo cual se fa­vo­re­ce­rá el turismo, la en­tre­ten­ción y el ac­ce­so a la in­for­ma­ción co­mo nun­ca an­tes. Lo mis­mo ocu­rri­rá en las co­mu­nas de Mul­chén y Na­ci­mien­to.

Pe­ro pe­se a es­te es­fuer­zo gu­ber­na­men­tal, no es su­fi­cien­te y aho­ra to­ca que el sec­tor pri­va­do ha­ga lo su­yo. Cla­ra­men­te a quie­nes más les in­tere­sa ven­der sus di­ver­sos pro­duc­tos es a los co­mer­cian­tes o em­pre­sa­rios y es por ello que en­tre to­dos de­be­rían su­mar­se con el ob­je­ti­vo de ge­ne­rar más y me­jo­res opor­tu­ni­da­des de ac­ce­so a in­ter­net en la co­mu­ni­dad.

Ima­gí­ne­se po­der in­gre­sar a una ga­le­ría y po­der co­no­cer por me­dio de al­gu­na apli­ca­ción mó­vil las tien­das y pro­duc­tos que tie­nen en ofer­ta. Sin du­da al­gu­na que se­ría una gran he­rra­mien­ta pu­bli­ci­ta­ria y de ven­tas.

Fi­nal­men­te, hay que ha­cer hin­ca­pié en el mun­do rural, ese sec­tor de la po­bla­ción que po­cas ve­ces co­no­ce del pro­gre­so de las gran­des ciu­da­des. Ha­ce unos me­ses, en el sec­tor rural de Qui­lle­co, ca­yó una son­da de Goo­gle que su­pues­ta­men­te era par­te de un pro­yec­to que bus­ca lle­var in­ter­net a las zo­nas ais­la­das. Nun­ca hu­bo ma­yo­res ex­pli­ca­cio­nes acer­ca de es­te tra­ba­jo que se rea­li­za­ba en la Pro­vin­cia de Bio­bío y me­nos ele­men­tos que per­mi­tan con­cre­tar que el in­ter­net lle­ga­rá a es­tas zo­nas de for­ma gra­tui­ta.

Es por ello que ade­más de fo­men­tar el uso de in­ter­net en la ciu­dad, tam­bién es ne­ce­sa­rio ge­ne­rar los es­fuer­zos pa­ra que to­dos los sec­to­res de la po­bla­ción pue­dan lo­grar su­mar­se a los avan­ces y el desa­rro­llo que ofre­cen las tec­no­lo­gías. Es cla­ve pa­ra la edu­ca­ción y por so­bre to­do pa­ra las co­mu­ni­ca­cio­nes en­tre per­so­nas, fa­mi­lias e ins­ti­tu­cio­nes.

Cer­ca del 60% de los ho­ga­res ru­ra­les no tie­nen ac­ce­so a in­ter­net, por lo tan­to, hay una lar­ga ta­rea que rea­li­zar, pe­ro no só­lo pue­de de­pen­der del go­bierno, sino de las mu­ni­ci­pa­li­da­des y las ins­ti­tu­cio­nes pri­va­das, so­bre to­do las gran­des em­pre­sas que desa­rro­llan pro­yec­tos ener­gé­ti­cos, fo­res­ta­les u otros en di­chos te­rri­to­rios. Se­ría un gran apor­te en ma­te­ria de víncu­los con la co­mu­ni­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.