Fies­tas Pa­trias: có­mo fes­te­jar sin pa­sar ma­los ra­tos

Dar­se un buen gus­to pue­de traer des­afor­tu­na­das con­se­cuen­cias si no se ha­ce con mo­de­ra­ción. Pa­ra evi­tar no­ches ale­gres y ma­ña­nas tris­tes, le en­tre­ga­mos aquí al­gu­nos sim­ples consejos que va­le la pe­na se­guir.

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - CRÓNICA -

Se tra­ta de una de las ce­le­bra­cio­nes más es­pe­ra­das por los chi­le­nos. Las Fies­tas Pa­trias, son sin du­da – jun­to con la Na­vi­dad y el Año Nue­vo- una de las fe­chas que se mar­can con an­te­la­ción en el ca­len­da­rio, y cu­ya lle­ga­da se es­pe­ra con an­sias.

Un in­gre­dien­te fun­da­men­tal que acom­pa­ña es­ta épo­ca es la co­mi­da tí­pi­ca, y su pre­pa­ra­ción y pos­te­rior de­gus­ta­ción co­bran un sen­ti­do muy es­pe­cial. “Pa­re­ce im­po­si­ble re­sis­tir­se a pro­bar una ri­ca em­pa­na­da, un asa­do, un an­ti­cu­cho o un va­so de chi­cha. No es­tá mal ha­cer­lo, pe­ro hay que apli­car un cri­te­rio de mo­de­ra­ción que im­pi­da que una lin­da ce­le­bra- ción cul­mi­ne en una ma­la ex­pe­rien­cia”, ex­pli­ca el doc­tor Car­los Gar­cés, gas­tro­en­te­ró­lo­go de Clí­ni­ca Bi­cen­te­na­rio.

Dis­fru­tar, Pe­ro sin ex­ce­sos

Se­gún el es­pe­cia­lis­ta, “po­de­mos dis­fru­tar de to­das es­tas pre­pa­ra­cio­nes, pe­ro de for­ma frac­cio­na­da, rea­li­zan­do com­bi­na­cio­nes mo­de­ra­das, res­pe­tan­do los ho­ra­rios de co­mi­da, evi­tan­do la sa­cie­dad, dis­mi­nu­yen­do el con­su­mo de al­cohol, no con­su­mien­do ali­men­tos cru­dos –co­mo ma­ris­cos- y po­nien­do aten­ción al lu­gar don­de se pre­pa­ran los ali­men­tos y don­de pos­te­rior- men­te se con­su­men”, acon­se­ja. En es­te sen­ti­do, re­cal­ca que es de vi­tal im­por­tan­cia que los lu­ga­res de ex­pen­dio de co­mi­da cum­plan con to­dos los re­qui­si­tos sa­ni­ta­rios exi­gi­dos por la au­to­ri­dad.

Pro­ble­mas más co­mu­nes

Las en­fer­me­da­des más co­mu­nes du­ran­te es­te pe­rio­do de fies­tas son las in­to­xi­ca­cio­nes por ali­men­tos, de­bi­do a la ma­la ma­ni­pu­la­ción o por en­con­trar­se en mal es­ta­do. Pe­ro tam­bién es co­mún que se ma­ni­fies­ten sín­to­mas di­ges­ti­vos pro­duc­to de la so­bre­car­ga de ali­men­tos y el ex­ce­so en el con­su­mo de al­cohol. “Los sín­to­mas más fre­cuen­tes du­ran­te es­te pe­río­do de fies­tas son el do­lor ab­do­mi­nal, la dia­rrea, las náu­seas, el vó­mi­to, la aci­dez, la des­hi­dra­ta­ción, la dis­ten­sión ab­do­mi­nal y el me­teo­ris­mo”, se­ña­la el gas­tro­en­te­ró­lo­go de Clí­ni­ca Bi­cen­te­na­rio.

De acuer­do a la ex­pe­rien­cia clí­ni­ca, la re­cu­pe­ra­ción de es­tas mo­les­tias ocu­rre en­tre las 24 y 48 ho­ras si­guien­tes, tiem­po en el que adi­cio­nal­men­te –y ca­so a ca­so- se pue­den to­mar al­gu­nas me­di­das pa­ra ayu­dar a dis­mi­nuir la sin­to­ma­to­lo­gía. “Pue­de ayu­dar to­mar abun­dan­te agua, sue­ros de rehi­dra­ta­ción, y evi­tar el con­su­mo de ali­men­tos ri­cos en fi­bra, ver­du­ras, fru­tas y lác­teos. Pe­ro si pre­sen­tan sín­to­mas co­mo una fie­bre al­ta que no ce­de con me­di­das bá­si­cas o pa­ra­ce­ta­mol, o un do­lor ab­do­mi­nal per­sis­ten­te que au­men­ta con la in­ges­ta de ali­men­tos, vo­mi­to ex­ce­si­vo y san­gre en las de­po­si­cio­nes se de­be con­sul­tar a un es­pe­cia­lis­ta”, fi­na­li­za el doc­tor Car­los Gar­cés.

LOS SÍN­TO­MAS MÁS FRE­CUEN­TES du­ran­te es­te pe­río­do de fies­tas son el do­lor ab­do­mi­nal, la dia­rrea, las náu­seas, la aci­dez y la des­hi­dra­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.