Joa­quín Pa­la­zue­los,

el me­jor ve­lo­cis­ta de 100 me­tros de la pro­vin­cia

La Tribuna (Los Angeles, Chile) - - Portada - Ni­co­lás Irri­ba­rra. Fo­to­gra­fías :Ma­nuel Dio­ca­res.

Joa­quín Pa­la­zue­los Ma­kaus, atle­ta an­ge­lino en 100 me­tros pla­nos, con 29 años, es­tá des­de el año 2011 prac­ti­can­do es­ta dis­ci­pli­na de ma­ne­ra se­ria y, jun­to a su entrenador, han es­ta­do bus­can­do man­te­ner­se du­ran­te es­tos 5 años en lo más al­to del ni­vel éli­te y, evi­den­te­men­te, tra­tar de en­trar al ex­tran­je­ro con op­cio­nes. “El ni­vel éli­te es muy es­pe­cial en Chi­le, ya que el atle­ta de­be lu­char con mu­chas co­sas, no só­lo en la par­te de­por­ti­va en sí. La ma­yo­ría tra­ba­ja, es­tu­dia, tie­ne otros en­fo­ques, y es un po­co lo que es­tá en bo­ga el día de hoy tras los Jue­gos Olím­pi­cos. Ser eli­te y es­tar en el al­to ren­di­mien­to, es más que co­rrer, o es­tar 3 o 4 ho­ras acá, es un es­ti­lo de vi­da el que es­tá en jue­go”, co­men­tó. Ade­más, aña­dió que “si bien lle­vo 5 años en el al­to ren­di­mien­to en la re­gión y en Chi­le, mi pri­me­ra ca­rre­ra fue ha­ce 13 o 14 años. He pa­sa­do por mu­chas co­sas, le­sio­nes, com­bi­nar tiem­po uni­ver­si­ta­rio, re­la­cio­nes con ami­gos, po­lo­la, me he per­di­do co­mi­das fa­mi­lia­res, Na­vi­dad, Año Nue­vo, y to­do con lo que tie­ne que vi­vir un de­por­tis­ta en ge­ne­ral. Uno a ve­ces lo ve co­mo sa­cri­fi­cio, pe­ro es par­te del tra­ba­jo”. Pa­ra el atle­ta an­ge­lino, com­bi­nar es­tu­dios y de­por­tes es ab­so­lu­ta­men­te po­si­ble, “ya que mis me­jo­res mar­cas las hi­ce ha­ce dos años, y era in­terno de ki­ne­sio­lo­gía, se pue­de de to­das ma­ne­ras. Hay gen­te que se que­ja, y sí, no es un ca­mino fá­cil. Los atle­tas olím­pi­cos sus as­pi­ra­cio­nes son ma­yo­res, por tan­to el en­fo­que al de­por­te tie­ne que ser com­ple­to”. Pa­la­zue­los, al ser con­sul­ta­do so­bre cuá­les han si­do sus me­jo­res lo­gros en es­tos cin­co años, en lo que co­men­zó di­cien­do que “más que lo­gros de­por­ti­vos, yo en reali­dad me sien­to sú­per lleno con lo que he lo­gra­do en el desa­rro­llo cons­tan­te del de­por­te. Es sú­per im­por­tan­te que en­ten­da­mos que las me­da­llas se ga­nan en los en­tre­na­mien­tos, y en los cam­peo­na­tos se pa­san a bus­car. La idea de es­to es siem­pre dis­fru­tar ca­da en­tre­na­mien­to, y si pa­sa en las com­pe­ten­cia, bien, sino, no im­por­ta”. Ha te­ni­do la po­si­bi­li­dad de ser se­lec­cio­na­do na­cio­nal, es­tu­vo en un Ibe­roa­me­ri­cano es­te año, ha sa­li­do cam­peón cua­tro ve­ces con­se­cu­ti­vas del re­le­vo 4 x 100 del Bío Bío, tie­ne los ac tu a l e s re­cords de 100 y 200 me­tros de la pro­vin­cia, con 10.79 y 22.17 res­pec­ti­va­men­te. “Es un efec­to re­bo­te y se­cun­da­rio de lo que ha­ce­mos día a día”, ase­gu­ró. “Uno de re­pen­te se lle­va una fal­sa ima­gen de có­mo es­ta­mos. Uno ve a un Víc­tor Ara­ve­na y pien­sa que es­tá to­do bien, por­que sa­lió 42 en una ma­ra­tón, lo que es ser una bes­tia. Uno ve un Fran­cis­co Mén­dez y cree que el fon­do es­tá es­pec­ta­cu­lar y no es tan así. Uno ve un Joa­quín Pa­la­zue­los, o cual­quier per­so­na, y cree que es­tá bien, pe­ro no. Aquí el con­flic­to de ba­se es que no hay una su­fi­cien­te or­ga­ni­za­ción que ge­ne­re víncu­los en­tre los atle­tas con las aso­cia­cio­nes y fe­de­ra­cio­nes. Eso no exis­te has­ta el día de hoy, y es­to es ne­ta­men­te for­ma­ti­vo. La idea es que los ni­ños des­de el co­mien­zo pue­dan en­tre­gar­le va­lo­res”, ce­rró Joa­quín Pa­la­zue­los, atle­ta de éli­te de Los Án­ge­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.